Convocaron a agentes

La CNV pidió al mercado 'aflojar' con el dólar contado con liquidación

Para evitar mayores restricciones, el organismo regulador del mercado les sugirió a los Alycs que dosifiquen el volumen negociado cuando interviene el Banco Central

El presidente de la Comisión Nacional de Valores, Adrián Cosentino, citó a varias sociedades de Bolsa y les pidió que vayan "regulando" el volumen negociado en el contado con liquidación (CCL), luego de que el lunes la operatoria tocara un récord de negociación en el año.

"Por afuera hagan lo que quieran, pero cuando interviene el Banco Central, córranse", fue, palabras más, palabras menos, el consejo del regulador, que mañana reiterará la acción con otros agentes (Alycs), de acuerdo con la versión de los agentes.

Desde el organismo, indicaron que "todo el tiempo hay reuniones con los agentes, del mismo modo que con las cámaras y los mercados, de modo que éstas forman parte de la rutina de nuestra vinculación con la industria hay una agenda con ellos".

La primera tanda de agentes que fue citada a reunión fue servida con agua y café. "¿Si estuvo el CCL sobre la la mesa? Sí, efectivamente estamos en la CNV muy activos y preocupados", dijeron en el organismo.

"Por eso se generaron dos reuniones (hoy y mañana) para "alinear". "La evaluación de la reunión de nuestra parte es buena", señalaron en la CNV, donde relativizaron que los "pedidos" mencionados por los agentes hayan sido planteados de ese modo.

Sin embargo, las Alycs afirman que Cosentino dejó entrever que si el Gobierno no lograba controlar al CCL podían venir más restricciones, y que por eso les convendría no avanzar por el sendero que transitó el mercado en los últimos días.

Si bien no se habló de la palabra ´parking´, en la City circuló un run run de que podrían llegar a extender a mayor cantidad de días el tiempo de espera entre la concertación y liquidación de la operación con bonos, como fue antes.

Cosentino siempre da a entender que él está del lado de los agentes bursátiles y que no es partidario de poner más restricciones, pero que si el volumen del liqui sigue fuerte, el Ministerio de Economía va a terminar imponiendo más trabas.

¿Qué hará el mercado? No hay un consenso, pero muchos se sienten entre la espada y la pared. No quieren que la CNV se enoje con ellos y los inspeccionen, pero a la vez no le pueden decir que no a un cliente de una operación que es legal.

Caerá en forma notable el volumen operado en CCL, y que las operaciones habrá que partirlas en varios días

"¿Cómo freno a mi cliente de hacer contado con liquidación?", le preguntaron los brokers en la reunión. "Tratá de sugerírselo", fue la respuesta oficial, que pidió no operar con AL30, que es el bono ‘subsidiado' donde interviene el BCRA.

En todo caso, que operen a través del bono GD, que al ser el bono donde no está el Central, las operaciones serán más caras.

En caída libre

En las mesas coinciden que a partir de esta nueva orden, caerá en forma notable el volumen operado en CCL, y que las operaciones habrá que partirlas en varios días, para pasar desapercibido y que no se noten, pero no podrán cerrar el tipo de cambio final.

Los bonos que más tiene en cartera el BCRA es el AL30. Por lo tanto, el pedido de la CNV a los Alycs fue que evitaran usar mucho ese bono para expatriar los dólares de sus clientes. De hecho, hoy el regulador debió intervenir con u$s 12 millones para impedir que se vaya a $ 170. 

Por lo tanto, en el mercado comenzaron a hablar de un eventual desdoblamiento cambiario en el conti liqui, ya que si se hace con otros bonos o acciones que tienen su ADR en Nueva York será mucho más caro, pues el AL30 está subsidiado por el Central.

El precio del CCL vendría a ser para el minorista y el de CCL plus el libre, por eso siempre es más caro, pero la idea es que los medios no lo sepan, que nadie diga el precio del plus

De hecho, el cierre de hoy para el CCL fue de $ 165, pero algunas sociedades de bolsa llaman CCL plus a poder girar sin límites, pero a $ 166. Esta brecha, estiman en el mercado, podría ampliarse con el correr de los días. 

Los límites que puso el regulador en enero, y que le valió al país descender de mercado emergente a standalone por MSCI, es de 100.000 nominales por cuit por semana, el equivalente a u$s 42.000.

El precio del CCL vendría a ser para el minorista y el de CCL plus el libre, por eso siempre es más caro, pero la idea es que los medios no lo sepan, que nadie diga el precio del plus. 

La estrategia que persigue el Gobierno es bajar el precio del contado con liquidación por una cantidad de días considerables hasta lograr que cambie la inercia para el otro lado y salgan a vender dólares para pagar sueldos. 

Porque cuando creyeron que iban a resguardarse al dolarizarse vieron que perdieron plata. "Pero esa ola no se cuánto le puede durar", se preguntan los mesadineristas.

Tags relacionados
Noticias del día

Compartí tus comentarios