Brecha financiera

Mujeres ya no lloran: facturan e invierten con bajo riesgo en FCI

Según un informe de Ualá, 56,7% de las consultadas se define como "conservadora". El 29% dice que invierte para resguardarse de la inflación.

"Las mujeres ya no lloran, las mujeres facturan", cantó Shakira. El guante lo recogió Ualá, que se preguntó: ¿pero invierten? Con ese espíritu, la fintech realizó un estudio sobre qué instrumentos financieros son los preferidos por las mujeres y qué diferencias hay con los hombres a la hora de invertir. Según el relevamiento, las mujeres se inclinan más por activos seguros, que les permita ahorrar y resguardar su capital.

El 56,7% de las consultadas reconocer tener un perfil de inversión "conservador", mientras que en los hombres ese número se reduce a 39%. En el otro extremo, apenas 0,5% se define como "arriesgada". En tanto, un 43% dice ser moderada. Mientras que la inversora conservadora busca opciones seguras y conocidas a fin de no arriesgar su capital, la moderada asume una pequeña dosis de riesgos "controlados".

Si bien hay una relativa paridad de género en la apertura de cuentas comitentes en Ualá, los montos invertidos por hombres son superiores a los de las mujeres. La menor capacidad financiera a resistir escenarios adversos y la tolerancia al riesgo son explicaciones de esa brecha.

"Hay claras diferencias en la forma en que mujeres y hombres toman sus decisiones de inversión, en cuanto a objetivos, riesgos y prioridades económicas. Las mujeres mayoritariamente tienen un perfil de inversión de bajo riesgo, conservador o a lo sumo moderado. Priorizan la seguridad, resguardan el capital ante contextos adversos y aceptan un menor rendimiento a fin de no tomar considerables riesgos", señala el informe.

En relación a los motivos para invertir, el 29% de las mujeres consultadas sostuvo que el objetivo fue proteger su capital de la pérdida de poder adquisitivo que produce la inflación, mientras que otro 29% afirmó que la motivación partió del deseo de aprender cómo invertir iniciándose con montos reducidos. A su vez, el 25% lo hizo para ahorrar y preservar el valor adquisitivo de su dinero, el 15% para obtener una renta adicional al ingreso familiar y sólo el 2% con el objetivo de dolarizarse.

FCI, el instrumento preferido

También hay un contraste en cuanto a los instrumentos de inversión. Las respuestas de las mujeres consultadas revelan su preferencia por Fondos Comunes de Inversión (ocho de cada diez utilizaron sólo ese instrumento), depósitos a plazo fijo o dólar. En cambio, pocas optan por Obligaciones Negociables o criptomonedas.

En el FCI de Ualá, el 57% de los inversores son hombres, mientras que el 43% son mujeres. Esta disparidad se amplía significativamente en el caso del dólar MEP, donde el 74% de los inversores son hombres y apenas 26% son mujeres; y en Cedear, con un 76% de varones versus el 24% de mujeres.

"Desde Ualá apostamos a que cada vez más mujeres sean protagonistas de su vida financiera. Convencidos de que las que tienen conocimientos financieros poseen mayores posibilidades de mejorar su calidad de vida, queremos que hablar de plata no sea un tabú. Con este informe buscamos aportar datos concretos para seguir dándole visibilidad", señalan desde la tecnológica.

Temas relacionados
Más noticias de mujeres

Las más leídas de Finanzas y Mercados

Destacadas de hoy

Cotizaciones

Noticias de tu interés

Compartí tus comentarios

¿Querés dejar tu opinión? Registrate para comentar este artículo.