Alerta Cedear: el nivel de pesimismo en Wall Street es el más alto en 30 años

Según un relevamiento de la American Association of Individual Investors (AAII), el porcentaje de inversores alcistas en el mercado es el más bajo desde 1992. Sin embargo, advierten que esto puede ser una oportunidad.

El mercado castiga consensos permanentemente. Cuando están todos optimistas, es más probable que el mercado comience a caer. Del mismo modo, cuando están todos muy pesimistas, las chances de ver un rebote se acrecientan. Esto último es lo que está ocurriendo en la actualidad.

Hoy, el consenso de los inversores, según datos del mercado, muestra que el  nivel de pesimismo en Wall Street es el más alto desde 1992.

La disparada en las tasas aumenta la volatilidad en el mercado de acciones

Abuchdid, de IEB: "El acuerdo con el FMI nos salvó del abismo pero quedó viejo en pocos días"

sin alcistas en wall street

Una de las corrientes de inversión en el mercado surge de la escuela de análisis de lo que se conoce como "contrary opinión". Es decir, de opinión contraria. 

Los analistas buscan mercados o sectores dentro de los cuales el consenso está claramente inclinado hacia un sesgo, ya sea saturado de inversores con expectativas alcistas o bajistas.

De esta manera, cuando el mercado está muy negativo se elevan las chances de ver un piso mientras que cuando están todos optimistas, los riesgos de techo son mayores.

Según un relevamiento de la American Association of Individual Investors (AAII), el porcentaje de inversores alcistas en el mercado es el más bajo desde 1992.

Paulino Seoane, head de Investment Ideas de Balanz, resalta que estos son indicadores del tipo "contrarian". Se da cuando la mayoría de los inversores no profesionales están en un extremo, el mercado reacciona para el lado opuesto.

"Creemos que las malas noticias están descontadas en los mercados. Queda ver esta temporada de balances que reflejarán el impacto de la guerra en muchas compañías. El resto del año dependerá de la pericia de la Reserva Federal (Fed) para bajar la inflación sin aumentar mucho el riesgo a una recesión", sostuvo.

Diego Martínez Burzaco, head de estrategia de Inviu, también considera que gran parte de las malas noticias ya están incluidas en los precios.

"La continuidad de la guerra entre Rusia y Ucrania, sumado a una Fed más hawkish a causa de una mayor inflación en EE.UU. (y como la misma va a deteriorar el margen de las compañías y en sus ganancias) ya están en los precios. Hacia adelante, la clave pasará por la magnitud y velocidad de ajuste", analizó.

En ese sentido, el especialista de Inviu considera que es probable que entre marzo y abril hayamos visto el pico inflacionario en Estados Unidos, y que en los meses siguientes comenzaría a descender.

"Estamos en condiciones de ver una Fed que no sería tan agresiva en la segunda parte del año, en donde comienza a descender la inflación. Si ese es el escenario base, quizá el pesimismo sobre las acciones está sobre dimensionado. Aun así, creo que hay que tener selectividad y paciencia. Los balances nos van a dar una guía pero el mercado está muy sensible y veremos volatilidad. Hay que estar atento, con algo de cash para aprovechar oportunidades", resaltó Martínez Burzaco.

El pesimismo en el mercado coincide también con el porcentaje de optimistas en términos económicos revelado por el Global Fund Manager Survey de Bank of America (Bofa).

En concreto, el porcentaje de inversores que esperan una economía más robusta hacia adelante se ubica en mínimos históricos, incluso más abajo que momentos de grandes crisis como la del Covid, la de la crisis subprime o de la burbuja puntocom.

Julio Calcagnino, analista de mercados de TSA Bursátil del Grupo Transatlántica, explicó que cuando los datos de sentimiento de mercado se analizan en profundidad, se observa que el sentimiento inversor correlaciona de manera negativa (alta confianza indica menores retornos) con el mercado.

"El indicador de sentimiento suele tener un poder de predicción robusto en entornos de expansión económica y baja volatilidad, pero no en entornos de alta volatilidad y recesión. Y hoy, si bien no estamos en recesión, sí vemos ciertas dudas sobre el rumbo económico futuro", advirtió.

¿Oportunidad de compra?

El grado de efectividad a la hora de invertir en el mercado cuando el consenso es muy negativo es significativamente alto.

Según un estudio elaborado por los analistas de la consultora internacional LPL Research, si un inversor hubiese comprado el S&P500 en momentos en el que el índice de sentimiento alcista del AAII se ubicaba debajo del 20%, hubiese obtenido un retorno promedio del 6,7% en los tres meses posteriores.

El porcentaje de las veces en el que el mercado evidenció retornos positivos a los tres meses luego de que el índice de sentimiento se sature debajo del 20% es del 93%.

Si se toman los 6 meses posteriores a los que el índice de sentimiento se ubicó debajo del 20%, la ganancia hubiese sido del 12,6% en promedio y con una efectividad del 96,8%.

Finalmente, si se toma un año posterior, la ganancia suele ser del 19,8% con una efectividad del 96,8%.

Por lo tanto, si hay una gran cantidad de bajistas, resta preguntarse si estamos de frente a una oportunidad de compra en acciones.

Daiana Olivera, estratega de Cohen, se muestra selectiva a la hora de buscar posicionarse en acciones.

"No creo que sea el momento de entrada para todos los sectores, más que nada por el contexto actual. La suba de tasas que se viene especialmente por la mayor inflación en EE.UU., va a afectar a varios sectores, como por ejemplo el tecnológico y de comunicaciones", advirtió.

En ese sentido, recomienda tener una estrategia más defensiva. "Me gusta Coca-Cola y Walmart, son apuestas que buscan invertir en acciones con baja volatilidad. También me gusta el sector financiero que se puede ver beneficiado por la suba de tasas. Creo que la suba de tasas del próximo mes y de los meses siguientes puede afectar el escenario de acciones, mientras que esos dos sectores pueden verse beneficiados", dijo.

Una de las causas por las cuales el mercado se tornó tan negativo es por los riesgos recesivos en EE.UU. ante la suba de tasas de la Fed. En ese contexto, la selectividad en las acciones resulta clave dado tales riesgos.

Desde el fondo global de inversiones Schroders afirmaron que la estanflación tiende a favorecer a las empresas defensivas cuyos productos y servicios son esenciales para la vida cotidiana de las personas. Esto significa que los precios de sus acciones tienden a resistir mejor cuando la economía se ralentiza.

"Tanto si la inflación es alta como si no, la gente sigue necesitando comprar alimentos, pagar sus facturas de electricidad y el alquiler. Sin embargo, es posible que prefieran aplazar la compra de artículos ´cíclicos´, como un coche nuevo o un celular, hasta que los precios sean más bajos", afirmaron.

Los sectores defensivos en Wall Street tienen una beta de mercado inferior a 1, lo que significa que se comportan mejor cuando el índice cae. Los sectores cíclicos, en cambio, tienen una beta de mercado superior a 1, lo que implica que se comportan peor cuando el índice cae.

Según el estudio de los analistas de Schroders los sectores más rentables han sido normalmente los defensivos, como los servicios públicos (+16%), los productos básicos de consumo (14,2%) y los bienes inmuebles (11,8%).

Por el contrario, los sectores cíclicos, como el de las tecnologías de la información (-6,7%), el industrial (-3,3%) y el financiero (-0,5%) han sido algunos de los que han obtenido peores resultados.

Sin embargo, a diferencia de sus homólogos cíclicos, los valores energéticos (+8,4%) han tendido a obtener mejores resultados en entornos de estanflación.

"Esto tiene sentido ya que los ingresos de los valores energéticos están naturalmente ligados a los precios de la energía, un componente clave de los índices de inflación. Por definición, deberían obtener buenos resultados cuando la inflación aumenta", comentaron.

Tags relacionados

Noticias del día

Compartí tus comentarios

Formá parte de El Cronista Member y sumate al debate en nuestros comentarios