Ranking crediticio

Al fondo de la tabla: para las calificadoras, Argentina es el país más riesgoso de la región

Moody's elevó el rating crediticio de Paraguay y lo dejó a un paso de grado de inversión. La Argentina, en cambio, mantiene calificaciones que reflejan niveles de riesgo de default. Y está última en la región.

La calificadora Moody's mejoró las perspectivas respecto de la deuda de Paraguay y la dejó a un paso de trepar al nivel "grado de inversión". Esto deja cada vez más aislada a la Argentina, que ocupa el peor lugar a nivel regional en cuanto a sus calificaciones crediticias de corto y largo plazo.

La mayoría de los países de la región muestran un perfil crediticio sustancialmente mejor que el de la Argentina. Nuestro país está último en el ranking de  calificaciones crediticias, que reflejan el alto grado de vulnerabilidad que presentan los bonos soberanos del país.

El riesgo país se asomó a los 3000 puntos pero el rebote de bonos frenó la escalada

Mapa del mercado: las inversiones en dólares más seguras y las más riesgosas

Paraguay, entre los mejores

La calificadora Moody's Investors Service ("Moody's") afirmó las calificaciones de emisor de Ba1 a largo plazo y las calificaciones de bonos senior no garantizados del Gobierno de Paraguay y cambió la perspectiva de estable a positiva.

Es decir, dejó a la deuda paraguaya a un paso de ser considerada grado de inversión, la mejor calificación crediticia que otorga la firma. 

Los analistas de la calificadora basaron su decisión en el "historial de crecimiento sólido y una política fiscal prudente" del país, que "respaldan el impulso crediticio positivo". En ese sentido, marcaron que "las métricas fiscales y de deuda se comparan favorablemente con las de los soberanos con calificación Baa".

Además, esperan que las reformas estructurales y fiscales apoyen la fortaleza institucional y la gobernabilidad.

Ranking crediticio

Las tres calificadoras de riesgo más importante del mundo son Moody's, Standard & Poors y Fitch. Lo que hacen estas compañías es evaluar el riesgo crediticio que tienen los emisores de deuda global, tanto soberanos como corporativos.

Para determinar el riesgo crediticio, elaboraron un ranking que juzga las chances de ver un eventual default en la deuda. 

En ese sentido, el ranking se divide en dos grandes segmentos. Los que son grado de inversión, es decir, los más seguros para invertir y con menos probabilidad de default, y los bonos "basura" o high yield.

En cada segmento hay sub segmentos y sub categorías. La mejor calificación crediticia es la AAA, y en donde el riesgo de default evaluado por las calificadoras es el más bajo posible.

El límite para ser considerado "investment grade" es tener una calificación Baa3 de Moody's o BBB- de Fitch y Standard & Poors.

Desde allí hacia abajo, el bono es considerado de alto rendimiento, que refleja que las chances de ver un evento crediticio son mayores.

Allí también hay sub segmentos. Dentro de esa categoría, los bonos con calificación Ba1 de Moody's o BB+ de Standard & Poors y Fitch tienen menos probabilidad de default. En esos segmentos se lo conoce como grado de inversión especulativa y altamente especulativa.

En cambio, los rankings de Caa1 a Caa3 de Moody's y CCC+ CCC- a de Standard & Poors y Fitch dejan a los bonos en un segmento de riesgo sustancial. 

Los rankings de Ca de Moody's y CC y C de Standard & Poors y Fitch son bonos de riesgo extremo de default.

Argentina, al fondo de la tabla

A nivel regional, la Argentina está última dentro de este ranking de las calificadoras de crédito. 

La calificación crediticia de corto plazo de S&P y Fitch es C. Es decir, extremadamente especulativa. Por su parte, la calificación crediticia de largo plazo de ambas calificadoras ubican al riesgo crediticio argentino en riesgo sustancial de default.

Además, la calificación crediticia de largo plazo de Argentina de Moody's es Ca, es decir, extremadamente especulativa.

El segundo peor puesto de la región, detrás de la Argentina, se lo lleva Brasil. La calificación crediticia de corto plazo de Brasil es B, tanto para Fitch como para S&P. Esto significa que las calificadoras lo ven como altamente especulativa.

En el largo plazo, la deuda de Brasil es considerada BB- por Fitch y S&P. Implica que su deuda es vista como grado de inversión no especulativo. 

Moody's, en tanto, le asignó una calificación de Ba2, similar al grado especulativo de las otras calificadoras.

Mitad de tabla

Subiendo en la tabla encontramos a países como Uruguay, Paraguay y Perú.

La deuda de Paraguay de corto plazo es considerada como altamente especulativa ya que tiene calificación B de S&P y Fitch. En cambio, en el largo plazo, es considerada de grado de no inversión especulativa, quedando a un paso de ser "investment grade".

Las calificadoras S&P ubicó a la deuda paraguaya en BB (grado de no inversión), a pocos pasos de ser grado de inversión.

Moody's considera que la calificación crediticia de Paraguay es Ba1, dejándola a un paso de grado de inversión. Lo mismo considera Fitch que ubica a Paraguay con una calificación de BB+, a un paso de "investment grade".

En el caso de Uruguay, la deuda de largo plazo del país vecino es considerada por S&P como grado de inversión menor (BBB). Misma calificación le asignó Moody's, colocándole un Baa2 y un grado menor, aunque dentro del mismo riesgo crediticio le asignó Fitch con una calificación de BBB-.

Por su parte, Perú ocupa una calificación crediticia muy parecida a la de Uruguay, con BBB de S&P (grado de inversión menor).

Moody's también ve a la deuda de Perú como grado de inversión menor, asignándole un riesgo crediticio de Baa1.

Finalmente, Fitch evaluó a Perú con una calificación de deuda de largo plazo de BBB, apenas un poco mejor que la deuda de Uruguay, y manteniéndose en grado de inversión no inversión especulativo.

El mejor de Latam

Las calificadoras de riesgo encuentran a Chile como el mejor crédito de la región. En todos los casos ubican a la deuda chilena como el crédito más seguro.

La calificadora S&P le asigna una calificación a su deuda de largo plazo de "A", es decir, grado superior de inversión.

Moody's, en tanto, le asigna una calificación crediticia de A1, un escalón por encima de lo que la califica su par S&P.

Finalmente, Fitch evalúa a Chile como A- para su deuda de largo plazo, es decir, se mantiene en grado de inversión pero un escalón debajo de S&P.

Score crediticio y probabilidad de default

Los analistas de Balanz elaboraron un trabajo en el que concluyeron en que la deuda Argentina se ubica entre las mas vulnerables del mundo, junto con Egipto y Turquía.

Además, remarcaron que la interacción entre el ranking de vulnerabilidades y el rating crediticio muestra una relación consistente.

"El ranking (o score) excluyendo el rating soberano muestra una relación consistente y positiva con el rating crediticio, sugiriendo que países con mejor score muestran un mejor rating soberano y viceversa. Aquellos países con mejor valoración en el ranking de vulnerabilidades suelen mostrar una probabilidad de default implícita mucho menor", comentaron.

Según el score crediticio de Balanz, y en línea con las calificaciones crediticias de las calificadoras, la Argentina tiene el peor score crediticio y por lo tanto una mayor probabilidad de default.

A nivel regional le sigue Brasil, luego Colombia y México. Perú se ubica en un nivel superior y Chile es el que mejor se ubica a nivel regional.

Tags relacionados

Noticias del día

MERCADOS HOY

Dólar, dólar blue, acciones y bonos hoy lunes 28 de noviembre de 2022

Dólar, dólar blue, acciones y bonos hoy lunes 28 de noviembre de 2022
Todas las cotizaciones de dólar oficial, dólar blue, dólares alternativos, bonos y acciones del día de hoy. Qué pasa en los mercados y con el Merval. Todas las novedades de tasas, Cedears, plazos fijos y riesgo país. Además, las últimas noticias de la Fed y Wall Street.

Compartí tus comentarios

¿Querés dejar tu opinión? Registrate para comentar este artículo.