Inversiones en Cedears

La nueva gran rotación en Wall Street: los sectores defensivos cobran protagonismo

Las acciones más que se duplicaron desde el inicio de la pandemia y sube 20% en 2021. El mercado toma una postura de mayor cautela y se posiciona en sectores más defensivos. La mayor demanda de estos sectores hace que tengan una dinámica mejor respecto del S&P500

Una nueva rotación entre sectores se está observando en Wall Street. El primer sector beneficiado por la pandemia fue el tecnológico. Luego, cuando se comenzó a especular con una recuperación económica, los sectores cíclicos se vieron favorecidos. Y ahora, que el mercado huele a techo, los sectores defensivos toman protagonismo.

Las acciones en Wall Street se muestran imparables. Desde el piso de marzo de 2020, en el peor momento de la crisis de coronavirus, los mercados se han más que duplicado. En lo que va del 2021, los principales índices bursátiles en Wall Street muestran subas mayores al 20%. Debido al fuerte rally, toman mayor protagonismo las apuestas defensivas.

El S&P 500 avanzó un 20% este año y estableció 52 cierres récord, su mayor número de registros en un año calendario hasta finales de agosto, según Dow Jones Market Data. Además, el S&P 500 no ha experimentado un retroceso del 5% desde octubre, por lo que se encuentra inmerso en el rally alcista más largo desde el que se extendió entre junio de 2016 hasta principios de febrero de 2018.  

En este contexto, hay sectores que han tenido una mejor performance que el índice y otros que tuvieron una dinámica inferior. Entre los que más suben están el de energía y extracción de petróleo, que avanzan 44,5% y 29% respectivamente. El sector financiero también trepa 29,1%. El sector de hotelería y ocio, por su parte, también muestra una ganancia superior que el S&P 500 al escalar 23%, mientras que el sector de tecnología gana 22,5%.

Debajo del índice se encuentran el sector de salud (sube 20,6%), industrial y materiales, que gana 18% en promedio, consumo, que crece 14%, y aerolíneas, que gana menos del 2%. El sector de mineras, por su parte, cae 7,6% en el año.

La nueva rotación

Dado que las acciones suben mas de 20% este año y más que se duplicaron desde el peor momento de la pandemia, los inversores comienzan a tener una postura de mayor cautela. Además, le historia muestra que es momento de ser más precavidos.

En toda la historia moderna de Wall Street, 10 años se dieron en que las acciones habían acumulado subas mayores al 20% hasta el mes de agosto.

Desde 1929 a la fecha, 10 años se evidenciaron ganancias mayores al 20% hasta el mes de agosto. En 1954 fue el mejor año ya que luego de haber subido 20% en los primeros 8 meses del año, las acciones siguieron subiendo más de un 20% hasta final de año.

Se dieron además otros cinco años en el que las acciones siguieron subiendo, aunque en ningún caso pudieron avanzar más de un 10% hasta fin de año. Luego, se dieron 4 años en los que las acciones evidenciaron una baja hasta fin de año después de haber subido 20% hasta agosto.

En 1929 las acciones cayeron más de un 30% entre septiembre y diciembre y más de un 25% entre septiembre y diciembre de 1987.

En 1933, el último cuatrimestre del año cayó más de un 10% después de haber subido un 20% hasta agosto de ese año.

En otras palabras, en general, después de una suba del 20%, las acciones muestran pocos avances significativos hasta fin de año, o bien, suele darse una caída importante en el último cuatrimestre.

Gustavo Domínguez, CIO de AdCap, entiende que sería saludable que hubiera una corrección, ya que últimamente no ha corregido más que un 1% o un 2%.

"Estacionalmente, agosto es un mes de poca liquidez, pero en septiembre-octubre, solemos ver correcciones en el mercado. No creería que se va a quebrar la espalda del mercado, pero definitivamente hay algo de complacencia, y puede señalar que deberíamos estar probablemente cerca de una corrección", dijo.

Por esta historia es que los inversores comienzan a posicionarse en sectores más defensivos y con menor volatilidad. Ante las chances de ver un ajuste, los sectores defensivos suelen tener una performance mejor, es decir, caen menos que el índice. Por ello es que recientemente, sectores como el de salud, servicios y real estate han tenido una performance superior que el índice debido a la mayor demanda y mayor cautela por parte de los inversores.

Desde comienzo de julio a la fecha, el S&P 500 subió 5%. En cambio, el sector de salud gana 7,7% y el de servicios y real estate ganan 8,7% cada uno.

Esta dinámica suele llamar más la atención porque los inversores suelen posicionarse con mayor frecuencia en este tipo de acciones cuando esperan que las perspectivas bursátiles se oscurezcan o que aumente la volatilidad.

Martin Salvo, CIO de Bind Inversiones, destacó que estamos en presencia de uno de los ciclos alcistas más extensos de la historia en los mercados desarrollados, y en particular del mercado norteamericano. Dicho ciclo, agrega, solo se vio interrumpido por la pandemia.

"Yendo al punto de las valuaciones, uno no podría decir que la economía global anda mal pero los mercados se anticipan y los ciclos económicos existen. En este caso, el debate acerca de la inflación y un nuevo ciclo de suba de tasas en el mundo desarrollado están en el centro de la escena. Por el momento, recomendamos carteras más bien defensivas que no tengan tanto foco en el segmento crecimiento (growth)", afirmó.

Finalmente, los analistas de Cohen explicaron que a medida que el S&P 500 marca nuevos máximos, el mercado comienza a inclinarse por sectores defensivos en las primeras ruedas de septiembre y recomiendan posicionarse en estos sectores para obtener cierta cobertura.

"La búsqueda de cobertura frente a una potencial -y natural- toma de ganancias llevó a que el sector de la salud (XLV) suba 1,5% durante las últimas cuatro ruedas. Del mismo modo, los segmentos de Utilities (XLU) y consumo estable (XLP) subieron en torno al 2% en igual lapso. Los tres sectores mencionados se caracterizan por su menor volatilidad y, por ende, menores caídas en tiempos de corrección. Lo anterior se debe a que presentan ganancias más estables que el resto de los segmentos. Luce atractivo incrementar la participación en estos dos últimos segmentos para aprovechar su mayor rezago relativo y obtener cobertura", dijeron.

Tags relacionados

Compartí tus comentarios