Limpieza de fondos

Un año después, la curva en pesos está más sana que antes de la cuarentena de 2020

Un informe privado resalta que, a diferencia de lo que sucedía en marzo del año pasado, los no residentes tienen menos posiciones y el endurecimiento del cepo dejó un mercado más cautivo.

El mercado de deuda en pesos está "mejor parado" que antes de la cuarentena, cuando el Gobierno venía de defaultear el bono dual. 

Según el broker Consultatio, que efectuó un análisis, "la normalización del mercado en pesos está bastante asentada", y "el mercado se limpió bastante de las posiciones de no residentes (en base a canjes, salida genuina y subsidio al contado con liquidación)" y los sucesivos refuerzos del cepo "lo volvieron un mercado mucho más cautivo".

Por otro lado, el informe resalta que el recalentamiento de la inflación le agrega atractivo a los bonos que indexan por CER.

"Todo esto favorecería la idea de mantener el carry trade un par de meses más, antes de que se empiece a complicar el balance cambiario a partir de junio/julio, momento en que las chances de tasas en pesos más altas se incrementarán", recomendó Consultatio.

En cuanto a tenencias en manos de extranjeros, un informe reciente de la Consultora 1816 destacaba la alta exposición que tiene Argentina a dos fondos (Pimco y Templeton) que juntos tienen más posiciones en pesos (u$s 3100 millones a valuación de mercado) que todos los FCI del país.

Pero ese informe de 1816 contiene un dato que ilustra una ventaja resaltada por Consultatio: en marzo de 2020 había u$s 12.600 millones de deuda en pesos (sumando soberana, provincial, corporativa y del BCRA) en manos de no residentes y ahora u$s 6000 millones (u$s 4000 millones en soberana).

"Desde el punto de vista del CCL el BCRA tiene poder de fuego para dar salida (si no se atrasa demasiado el tipo de cambio), gracias a los dólares del agro. Pero no está claro que haya inversores dispuestos a pagar los bonos en pesos que los inversores extranjeros venden", aclararon desde Consultatio.

 También afirmaron que, pese a la merma, las tenencias de no residentes siguen implicando una porción "importante" en determinados bonos.

Por otra parte, Juan Manuel Pazos, economista jefe de TPCG, advirtió: "El stress es distinto al de 2019 - 2020. Ahí la discusión era en qué términos el Gobierno iba a cubrir los servicios en pesos o si íbamos a una restructuración. Ahora el Gobierno necesita plata fresca, ya que incluso con refinanciar todo no alcanza".

En tanto, el Tesoro viene de dos malas licitaciones, en las que cubrió la mitad de lo necesario, aunque el resultado está más vinculados a un disgusto respecto de la tasa que a inversores abandonando la moneda local: "No faltan pesos. Ciudad de Buenos Aires emitió su letra dual a principios de abril y recibió demanda por $ 51.700 mil millones, más de tres veces el monto emitido", resumió Javier Casabal, estratega de renta fija en AdCap.

Por otro lado, a diferencia de Consultatio, hay quienes creen que ya no es momento de hacer carry a pesos. 

"Fue tan abrupta la baja de los futuros de dólar que estamos más para retomar cobertura que para seguir con el carry. Es riesgoso hacer carry acá en un año electoral", señaló Eduardo Herrera, presidente de Invertir en Bolsa Fondos.

Por su parte, el analista financiero docente del Instituto de Capacitación Bursátil (ICB), Leandro Ziccarelli, discrepó con la idea de que la curva normalizada: "Tenés un cepo que evita que los pesos fuguen hacia el dólar y generen una corrida que arme un lío bárbaro". 

En un podcast del ICB, Ziccarelli amplió: "Así no se crea un mercado en pesos, un mercado en pesos se construye retribuyendo las inversiones en pesos y cuando el inversor elige la tasa fija en pesos".


Tags relacionados

Compartí tus comentarios