Los multimillonarios premios de los ejecutivos de Apple, Google y Meta

El director ejecutivo de Apple, Tim Cook, podría perder la pelea por un bono de u$s 99 millones.

Poner en valor las funciones de los altos ejecutivos tecnológicos puede ser difícil.

Institutional Shareholders Services (ISS), uno de los principales grupos de asesoramiento a los accionistas, ha recomendado a los inversores de Apple que voten en contra del paquete de retribuciones y primas de Tim Cook para 2021, que asciende a u$s 99 millones. Incluye su primer premio en acciones desde 2011, por valor de u$s 82 millones.

ISS dice que "hay una preocupación significativa" con el premio en acciones, mientras que los costos de u$s 630.630 para la seguridad personal y u$s 712.488 para el uso personal de un jet privado "superaron significativamente" a las empresas comparables.

Tim Bradshaw y Patrick Temple-West informan de que el firme liderazgo de Cook ha sido ampliamente aclamado al guiar a Apple hasta convertirse en la primera empresa en alcanzar una capitalización bursátil de u$s 3000 millones a principios de enero, acallando las primeras dudas sobre si la empresa podría prosperar tras la muerte de su cofundador Steve Jobs en 2011.

La pandemia lo hizo: Apple se convierte en la primera empresa en alcanzar los u$s 3 billones en valor de mercado

Lex afirma que Cook ha demostrado su valía, presidiendo una transformación que pocos creían posible. Señala que el paquete salarial no es un récord en la tecnología. Sundar Pichai, de Alphabet, recibió u$s 277 millones en premios en acciones en 2019. El paquete salarial de Elon Musk en 2018, vinculado a una serie de hitos, significa que podría ganar más de u$s 55.000 millones.

En la empresa matriz de Facebook, Meta, Mark Zuckerberg ha valorado más el papel de manejar la empañada imagen pública de Facebook y defender a la empresa de redes sociales frente a políticos y reguladores. Nick Clegg, ex viceprimer ministro del Reino Unido, ha sido ascendido a presidente de asuntos globales y ahora forma parte de un triunvirato, con el CEO Zuckerberg y la directora de operaciones Sheryl Sandberg.

Clegg se unió a Facebook en 2018 como su jefe de política y comunicaciones. "Necesitamos un líder senior al nivel de mí mismo (para nuestros productos) y de Sheryl (para nuestro negocio) que pueda liderar y representarnos para todos nuestros asuntos políticos a nivel global", escribió Zuckerberg sobre la función ampliada. Incluirá la interacción con los gobiernos en la elaboración de nuevas normativas y la defensa pública de los productos de la empresa. Será un gran trabajo, pero de todos los nuevos "Metamates" de Zuckerberg, Clegg es el que tiene la mejor perspicacia política para llevarlo a cabo.

Tags relacionados

Noticias del día

Compartí tus comentarios

Formá parte de El Cronista Member y sumate al debate en nuestros comentarios