Los fondos de cobertura apuestan por la caída de las acciones

Destacados gestores se han vuelto más pesimistas sobre las perspectivas para algunas partes del mercado o para las acciones en general.

Los fondos de cobertura son cada vez más pesimistas sobre las perspectivas para la renta variable mundial, a pesar de las fuertes ventas registradas ya por los mercados desde el comienzo del año.

Exitosos gestores como Peter Davies, de Lansdowne Partners, y Alister Hibbert, de BlackRock, se han vuelto más pesimistas sobre las perspectivas para algunas partes del mercado o para las acciones en general, siendo las acciones tecnológicas de alto crecimiento un área de especial preocupación.

"La vida va a ser mucho más difícil para los inversores", escribe Crispin Odey, fundador de la firma londinense Odey Asset Management en una nota a los clientes a la que ha tenido acceso Financial Times. "Habrá apagones, desabastecimiento, huelgas y guerra".

Estados Unidos: Joe Biden lucha por cerrar la "brecha de credibilidad" sobre la inflación

El gestor ha aumentado considerablemente las posiciones de efectivo en su fondo Opus, que suele apostar por la subida de los precios de las acciones y que gana alrededor de un 7% en el año, según el documento. Su fondo europeo, que puede apostar por el alza y la bajada de los precios, sube cerca de un 87% este año, según las cifras enviadas a los inversores.

Por su parte, Hibbert, que gestiona el fondo de cobertua Strategic Equity de BlackRock de u$s 9000 millones (8400 millones de euros), y que posee una de las trayectorias a largo plazo más sólidas del sector, ha modificado recientemente su cartera para que las apuestas por la caída de los precios de las acciones superen a las apuestas por su subida, según personas familiarizadas con el fondo.

Un movimiento así es inusual entre los fondos de cobertura, que tienden a mantener un sesgo alcista para los precios porque se espera que las acciones suban a largo plazo. BlackRock y Odey no han querido hacer declaraciones.

Otros gestores también han mostrado una mayor cautela. Los hedge fundhan reducido significativamente el tamaño total de sus apuestas recientemente, según una nota a los clientes del prime broker de Morgan Stanley, vista por el FT.

Y en Estados Unidos, la diferencia de tamaño entre las apuestas de los fondos por la suba de los precios y las que lo hacen por su caída está ahora cerca de su nivel más bajo desde 2010, lo que muestra lo precavidos que se han vuelto los gestores, según refleja la nota.

Este posicionamiento bajista entre los gestores de hedge fund se produce cuando la Reserva Federal y otros bancos centrales han empezado a subir los tipos de interés de forma agresiva para frenar la inflación. Ese endurecimiento de la política monetaria ha hecho caer las acciones de las empresas especulativas, cuyas valoraciones se han visto favorecidas por unos costos de financiación muy bajos. El índice Nasdaq Composite, con alto contenido de acciones tecnológicas, cae más de un 20% este año.

Ejecutivos de Wall Street aprovechan la caída y compran acciones de sus empresas a un ritmo sin precedentes desde la pandemia

Las actas de la reunión de principios de mayo del comité de la Fed responsable de la política de tasas muestran que los funcionarios creen que una política monetaria "restrictiva", con subidas de los tipos más rápidas, un ciclo de endurecimiento más largo, o ambas cosas, "puede ser apropiada".

Sin embargo, la semana pasada las acciones rompieron su racha de pérdidas más larga desde 2001 por la esperanza de que la inflación haya tocado techo.

"Estamos en las primeras fases de la salida de dinero [de las acciones tecnológicas]", asegura Davies, socio de Lansdowne y uno de los inversores más influyentes de Europa. "No tengo la impresión de que mucha gente haya salido de las tecnológicas".

Por qué los mercados se convirtieron en un campo minado

El inversor señala la cantidad de dinero que las grandes tecnológicas han tenido que gastar para competir con sus rivales, lo que, según él, ha restado dinero para los accionistas.

"Sería muy reacio a entrar ahí [a los precios actuales]", afirma.

Por su parte, Michael Hintze, fundador de la firma londinense del fondo de cobertura CQS, con u$s 19.000 millones en activos, se ha posicionado de cara a una venta de los valores de crecimiento. Una apuesta por la caída del Nasdaq en relación con el índice Euro Stoxx le ha dado réditos, según la documentación enviada a los inversores.

Hintze explica en los documentos que espera "volatilidad y dislocaciones continuas en el mercado".

CQS no ha querido hacer declaraciones.

Tags relacionados
Noticias del día

Compartí tus comentarios

Formá parte de El Cronista Member y sumate al debate en nuestros comentarios