Financial Times

Desarrollados vs. emergentes: los que vacunen más rápido tendrán una recuperación más fuerte

La ralentización de la vacunación y la nueva oleada de infecciones de coronavirus en algunos países dan lugar a "perspectivas de crecimiento muy divergentes", concluye una investigación exclusiva del Financial Times.

La probabilidad de que se produzca una recuperación económica mundial coordinada tras la pandemia de coronavirus ha disminuido, ya que la ralentización de la vacunación y la nueva oleada de infecciones en algunos países dan lugar a "perspectivas de crecimiento muy divergentes", apunta hoy un estudio exclusivo para el Financial Times.

El principal motor del éxito económico en 2021 será probablemente la capacidad de controlar el Covid-19, según el índice de seguimiento Brookings-FT, que prevé que las economías avanzadas superarán a los mercados emergentes en crecimiento, indicadores financieros y confianza de los inversores en los próximos meses.

El índice llega en un momento en que los ministros de Finanzas y los banqueros centrales se preparan para las últimas reuniones virtuales del FMI y el Banco Mundial esta semana. 

Las divergentes perspectivas económicas añadirán tensión a las ya tensas batallas mundiales sobre la producción y distribución de vacunas.

 "La economía mundial se enfrenta a perspectivas de crecimiento muy divergentes en las distintas regiones, ya que se han ensombrecido las perspectivas de una recuperación rápida y uniforme tras un año 2020 sombrío", afirmó el profesor Eswar Prasad, de la Brookings Institution.

Las naciones con nuevas infecciones y una vacunación más lenta se exponen a una recuperación más débil, detalla la investigación. 

El Índice de Seguimiento de la Recuperación Económica Mundial (Tiger) de Brookings-FT compara los indicadores de actividad real, mercados financieros y confianza con sus medias históricas para la economía mundial y para los distintos países, captando el grado de normalidad de los datos en el periodo actual.

En las últimas cifras semestrales, los datos de las economías emergentes siguen siendo mucho peores de lo que ha sido habitual desde que se elaboró el índice por primera vez en 2012, mientras que los resultados de las economías avanzadas mejoraron junto con la recuperación de los mercados financieros.

Tags relacionados

Compartí tus comentarios