FINANCIAL TIMES

Bitcoin: qué factores influyen en el precio de las criptomonedas

Por qué el "número sube" y por qué confiar en que siempre lo hará cuando las razones son poco claras?

Los que están en el mundo de las criptomonedas estarán familiarizados con la expresión alegremente confiada de "el número sube". El uso de la frase en el ambiente de los activos digitales se remonta a unos cuatro años atrás, según David Gerard, autor y periodista.

Aunque el término ya circulaba en otros lugares antes de la creación del bitcoin en 2009, por no hablar del auge más reciente, apunta a una cuestión fundamental en el corazón de una industria de más de u$s 2 billones: ¿qué, y quién, influye en el valor de las criptomonedas?

Si se pregunta a los creyentes más acérrimos por qué el bitcoin se cotizó a u$s 68.000 a principios de noviembre, frente a los menos de u$s 30.000 de principios de año, la respuesta puede ser que se debe a que el mercado entiende su verdadero valor.

Bitcoin: quiénes son los mayores tenedores de criptomonedas en el mundo

Ciertamente, las instituciones financieras se han esforzado por parecer más amigables con las criptomonedas en el último año. Empresas de pago como Mastercard y Visa están entre las que han realizado experimentos con monedas digitales.

En el ámbito político, los defensores de la criptomoneda alabaron la decisión del autoritario presidente de El Salvador, Nayib Bukele, de convertir el bitcoin en moneda de curso legal en septiembre. Por su parte, el nuevo alcalde de Nueva York, Eric Adams, anunció este mes que quería que su primer pago fuera en bitcoin.

Pero los críticos dicen que esto no se traduce necesariamente en una industria saludable. "Los mercados de bitcoins están enormemente manipulados", dice Gerard. "La estafa es quién puede salirse cuando la burbuja se derrumba. Hay muchas razones para sospechar".

Cómo los exchange de criptomonedas están presionando a los mercados para que operen 24x7

Hay muchos mecanismos que los escépticos señalan para alegar la manipulación del mercado. Tomemos el caso de las "ballenas", que suelen poseer más del 5% de una moneda determinada. Tienen la capacidad de dictar el precio del mercado en general, reteniendo sus reservas, manteniéndolas fuera de la circulación y haciendo subir el precio. O, si quieren aumentar sus reservas, pueden vender primero lo suficiente como para hacer caer el precio.

Las conexiones de Bitcoin con otras criptomonedas también han suscitado preocupaciones sobre su precio. Un documento de 2019 sugirió un vínculo entre el precio del bitcoin y la stablecoin tether, que ha tenido que llegar a un acuerdo con el fiscal general de Nueva York y la Comisión de Negociación de Futuros de Productos Básicos (CFTC, por sus siglas en inglés) de Estados Unidos, sobre las reservas que respaldan su valor supuestamente estable.

"En general, nuestros resultados respaldan la opinión de que la manipulación de los precios puede tener efectos distorsionadores sustanciales en las criptomonedas", escribieron los profesores John Griffin, de la Universidad de Texas en Austin, y Amin Shams, de la Universidad Estatal de Ohio. Tether argumenta que el doumento tenías "fallas"; la empresa, que dice tener u$s 72.000 millones en monedas en circulación, aún no ha dado detalles sobre la deuda en dólares a corto plazo que respalda la mitad de esa cantidad.

Más allá de Bitcoin: cuáles son las opciones para hacer rendir las criptos y por qué no hay que compararlas con los bonos o las acciones

Ahora existe un universo de otras monedas digitales más allá del bitcoin. Muchos estarán familiarizados con el dogecoin, que comenzó como una broma antes de que el apoyo del jefe de Tesla, Elon Musk, disparara su precio. Hoy en día, algunos lo consideran demasiado popular, lo que ha dado lugar a derivaciones conceptuales como el baby doge y el floki inu, que tratan de sacar provecho de su éxito.

La forma en que estas altcoins -un término amplio para todas las criptomonedas que no son bitcoins- suben y bajan de valor puede ser igualmente opaca, en un espacio repleto de esquemas de 'pump and dump' [hacer subir el precio de la cripto y después vender cuando otros tratan de aprovechar el momento] como la moneda squid (Calamar). Esta moneda, que lleva el nombre de la exitosa serie de Netflix pero no está relacionada con ella, vio cómo su precio subía por la especulación, ya que la cobertura de los medios de comunicación atrajo a los apostantes demasiado confiados. Al final, los desarrolladores se hicieron con u$s 3,6 millones, de personas que pensaban que se estaban subiendo a la próxima gran ola.

Las criptomonedas que buscan una dosis de Fomo (miedo a perderse algo) pueden recurrir a celebridades para respaldar sus productos. Personalidades como el actor Matt Damon, el jugador de fútbol americano Tom Brady o la estrella de reality, Kim Kardashian, han aparecido en anuncios para promocionar criptomonedas o empresas relacionadas.

Ben McKenzie, más conocido como Ryan Atwood en el drama televisivo para adolescentes The O.C. y James Gordon en Gotham, es muy crítico con esta práctica. "No tengo ningún problema con que los famosos se involucren en los productos", dice. Pero agrega: "Hay una enorme diferencia entre los acuerdos de Audible [audiolibros], o cualquier otro proyecto que los famosos puedan vender, y la venta efectiva de [un] instrumento financiero o una apuesta, y una apuesta en la que no tienes ni idea de cuáles son los riesgos".

Para muchos inversores, la posibilidad de que "el número suba" es suficiente para atraerlos a poner dinero en las criptomonedas. Pero, como dice McKenzie, la preocupación reside en la opacidad del sector. Esto, unido a un incesante alarde sobre la calidad transformadora de las criptomonedas, ayuda a explicar el aumento de los precios. Pero ofrece poca seguridad a los compradores, por no hablar de los reguladores y los gobiernos que todavía están tratando de entender el futuro del dinero digital.

Tags relacionados

Comentarios

  • RT

    Romi Trader

    Hace 14 días

    https://go.bybit.com/e/que-es-el-bitcoin-la-guia-definitiva-1

    0
    0
    Responder