Acuerdo con FMI

Tarifas: cuánto le suman a la inflación de junio los aumentos para bajar subsidios

Tal como acordó con el FMI, el Gobierno habilitó aumentos en el componente de la generación de energía y de gas, lo que permitirá reducir subsidios, pero impactará en los precios al consumidor.

En mayo, el ministro de Economía, Luis Caputo, definió posponer aumentos en tarifas, lo que tuvo un impacto importante en la inflación. El IPC de abril, que había cerrado en 8,8%, en mayo descendió a la mitad, y cerró en 4,2%, según el Indec. Sin embargo, ante la presión que ejercen esas medidas en los subsidios, este mes se aplicaron finalmente los aumentos tarifarios postergados.

Así, en junio podría cortarse la racha de 5 meses de desaceleración mensual de la inflación. Según dos consultoras económicas, la aplicación de las subas tarifias en luz y gas podría sumar un punto a la inflación de este mes, que cerraría por encima del 5%.

Así lo describió en su último informe la consultora Equilibra, que dirige Martín Rapetti: "Posponer aumentos de precios Regulados, junto con la baja de las cuotas de prepagas, restó 2,5 puntos porcentuales a la inflación de mayo. Pero no habrá otro "shock" de desinflación en junio. Las principales prepagas pueden aumentar su cuota hasta 8,8%; y, el gobierno subió el precio del costo de la energía que pagan los usuarios, y aplicó parte del alza del impuesto a los combustibles. Por ello, en junio la inflación superaría en 1 punto a la de mayo".

La maniobra de Economía se enmarca en un trade off de Caputo entre sumar inflación o comprometer las cuentas públicas vía mayores subsidios. Así lo describió Equilibra: "Postergar subas de tarifas públicas (energía y transporte) ayuda a frenar más rápido la inflación, pero no permite recortar subvenciones. El objetivo fiscal para este año es bajar los subsidios económicos a 1,4% del PBI (los energéticos representaron 75% en 2023), lo que implica una contracción real del 36% anual".

Según el informe, redactado por Lorenzo Sigaut Gravina y Lorena Giorgio, la suba de las tarifas de luz en febrero y de gas en abril respondió principalmente a la recomposición del margen de las empresas de transporte y distribución, "lo que generó inflación, pero no redujo significativamente los subsidios energéticos", dado que el componente transporte y distribución de la energía explicó dos tercios de la subas de las boletas de luz y gas.

En cambio, los aumentos en las tarifas de junio para luz y gas se enfocaron en el componente de generación de la energía, "por lo que el Ejecutivo maximizó la reducción de subsidios antes del invierno, pese al impacto de corto plazo en la inflación y la pérdida de ingresos privados", analizó Equilibra.

Según los cálculos de Equilibra, el Tesoro se ahorra casi $800.000 millones (0,13% del PBI) por subir las tarifas de energía en junio en vez de septiembre, cuando estaba previsto según el plan inicial que quería aplicar Caputo. "La contracara es que el sector privado tiene que asumir dicha carga y 80% del total recae en los hogares", agregó la consultora.

En la misma línea, en un trabajo conjunto entre PxQ, de Emmanuel Álvarez Agis, y Economía y Energía, de Nicolás Arceo, estiman el impacto de los aumentos tarifarios de junio en la inflación. "La modificación y actualización del esquema tarifario del servicio de gas de red y de electricidad podrían llegar a tener un impacto conjunto en el IPC de junio de entre 0,7 y 0,9 puntos porcentuales", dicen en un informe especial.

Aumentos de tarifas según ingresos de familias

A partir de junio, el precio del gas PIST pasó de u$s 2,9 el millón de BTU a 3,3 en los usuarios nivel 1 (N1). De 0,8 a 1,2 en los N2 y de 1,7 a 2,1 en los N3. Tanto en los N2 como en los N3, el bloque excedente, sin subsidio, se paga como los N1 (3,3). 

Así, en el segmento residencial, los incrementos finales de gas natural alcanzan un 406% anual para los hogares de altos ingresos (N1), 745% para los hogares de ingresos bajos (N2) y 544% en los hogares de ingresos medios (N3), según el trabajo.

En tanto, también en junio se incrementó el precio estacional de la energía eléctrica en +29% para los N1, pasando de 44.401 $/MWh a 57.214 $/MWh. Para los N2 y N3 se estableció un descuento sobre ese precio. Estos dos niveles no tenían incrementos hace más de un año en este componente. 

De esta manera, las tarifas de luz tuvieron incrementos, medidos de forma interanual de +228% para los N1, 465% para los N2 y 378% para los N3. 

Temas relacionados
Más noticias de Tarifas

Las más leídas de Economía y Política

Destacadas de hoy

Noticias de tu interés

Compartí tus comentarios

¿Querés dejar tu opinión? Registrate para comentar este artículo.