TARIFAS DE ENERGÍA

Segmentación de subsidios: ya rige aumento del 20% en las tarifas del gas y hay demoras con la luz

El aumento de las tarifas de luz con la segmentación de subsidios no empieza el 1 de septiembre. El del gas ya rige desde hoy.

El Gobierno implementó en la tarde de este miércoles 31 de agosto el aumento de las tarifas de gas natural por redes a nivel nacional, con segmentación de los subsidios por nivel de ingresos de los hogares.

El impacto final en las boletas será de un 20% en un primer tramo; un 50% acumulado a partir del 31 de octubre; y un 90% en total desde el 31 de diciembre.

Cómo se van a aplicar las subas de tarifas de luz y gas

Se pone en marcha la segmentación de los subsidios al gas

En cambio, la suba de la energía eléctrica no se aplicará desde este 1 de septiembre, como estaba pautado, sino que podría demorar entre una y dos semanas más, tal como anticipó El Cronista.

Así lo señalaron fuentes de la Secretaría de Energía, que de todas maneras relativizaron la urgencia por la fecha de los incrementos y señalaron que serán los entes reguladores de cada provincia los encargados de dictar las resoluciones.

Si bien el precio estacional de la energía eléctrica (PEE) para todo el país regirá desde septiembre, el traslado a las tarifas depende de los reguladores y puede tardar unos días la confección de los nuevos cuadros tarifarios. La facturación no puede ser retroactiva.

Además, en el Gobierno entienden que la suba de tarifas no generará "más inflación" sino "menos inflación", porque "se arreglan las cuentas fiscales".

Es la misma teoría que en 2016 guió al ex presidente Mauricio Macri y al ex presidente del Banco Central (BCRA), Federico Sturzenegger: que el déficit fiscal será menor en adelante y, por lo tanto, se necesitará menos emisión monetaria para financiarlo.

O, dicho en otros términos, que los pesos que antes alimentaban al consumo de otros bienes y servicios ahora irán a pagar el costo real de la energía.

El Gobierno recupera una teoría del tándem Mauricio Macri - Federico Sturzenegger: cae la demanda agregada y se modera la inflación

Los incrementos en las boletas finales de electricidad de los usuarios residenciales promediarán los $ 850 mensuales. Las fuentes oficiales no quieren hablar de porcentajes, ya que el impacto va a ser mayor en el Área Metropolitana de Buenos Aires (AMBA; en torno a un 55%) que en el resto del país.

El ahorro fiscal previsto por la quita progresiva de los subsidios a la luz y el gas, tanto de hogares como de usuarios generales (comercios, pymes industriales, clínicas privadas, colegios religiosos y otros) será de $ 47.500 millones.

Un usuario residencial R2 en el AMBA que hasta ahora pagaba $ 1000 mensuales en su factura de luz pasará a abonar $ 1550 si está en el nivel 1, de altos ingresos

Por otro lado, ante la advertencia del Gobierno de que el Banco Central (BCRA) prohibirá a la brevedad la compra de dólar "ahorro" o "solidario" (tipo de cambio oficial minorista más impuestos de 65%), unas 47.000 personas renunciaron a los subsidios, condición que les impediría acceder a las divisas "baratas".

Como señaló este diario, el Ente Nacional Regulador del Gas (Enargas) no tiene a un interventor designado después de la salida de Federico Bernal a la Subsecretaría de Hidrocarburos. Su reemplazante sería Osvaldo Pitrau -cuentan en los despachos oficiales-, pero todavía no está oficializado. Este funcionario, actual gerente general del organismo, firmó los nuevos cuadros tarifarios.

47.000 hogares ya lo hicieron: cómo renunciar a los subsidios de la energía

En el caso del Ente Nacional Regulador de la Electricidad (ENRE), con capacidad de contralor para Edenor y Edesur, la ex interventora María Soledad Manín renunció pero conserva la firma (no se publicó su salida en el Boletín Oficial), aún cuando Walter Martello ya desembarcó en el organismo.

En relación al impacto de la quita de los subsidios sobre los precios de los productos industriales y comerciales, junto con las expensas, los costos de los colegios privados y las clínicas de salud, fuentes que recorren el Ministerio de Economía explicaron que "la estructura de costos de la energía pesa poco".

"En algunos restaurantes se paga con 20 almuerzos, cuando hacen 50 por día. Está bien que los empresarios se quejen, es lo que hacen", aseguraron. En el caso de los consorcios de los edificios, creen que la energía pesa en torno a un 2% del total, por lo que el incremento es bajo en términos relativos.

Tags relacionados

Noticias del día

Compartí tus comentarios

¿Querés dejar tu opinión? Registrate para comentar este artículo.