Se viene una CGT de mujeres: la central elegirá nueva conducción el 11 de noviembre con 50% de participación femenina

La entidad reformulará el estatuto para aumentar los cargos del consejo directivo y que la mitad sea ocupado por mujeres. Los motivos detrás de la elección de la fecha para definir las nuevas autoridades

La CGT definirá su nueva conducción en un congreso sindical que tendrá lugar el próximo 11 de noviembre, tres días antes de las elecciones legislativas. Buscará consensuar allí un nuevo esquema de cúpula colegiada, con la participación de todos los espacios sindicales hoy fuera de la central, y garantizar la representación de mujeres en al menos un 50% de los cargos del futuro consejo directivo cegetista.

La definición sobre los próximos pasos de la principal central sindical se produjo esta tarde en el marco de una extensa reunión de las autoridades de la entidad en su sede de Azopardo 602. Se resolvió allí convocar para el 11 de noviembre la realización del congreso cegetista que debe ungir la nueva conducción y para el 22 de septiembre próximo la cita del Confederal que formalizará el llamado a renovar las actuales autoridades.

La fecha decidida para nominar al nuevo consejo directivo no es casual. La intención de la dirigencia sindical de resolver su futuro institucional previo a los comicios generales del 14 de noviembre tiene el claro propósito de evitar cualquier intervención del Gobierno en la definición de la cúpula sindical si el resultado electoral termina siendo favorable a la Casa Rosada. "La idea es evitar que desde el oficialismo nos quieran imponer la nueva jefatura", razonó en reserva un importante referente sindical.

Pero el punto central de las deliberaciones de hoy de la CGT, más allá de la fecha del congreso, tiene que ver con la determinación de dar un paso concreto para que el 50% de los cargos del futuro consejo directivo sea ocupado por mujeres. 

Para ello, según confiaron fuentes cegetistas a este diario, la intención es modificar el actual estatuto de la central para llevar de 35 a 70 la cantidad de miembros del futuro consejo. En ese esquema, cada gremio tendría dos cargos que serían ocupados por un representante varón y el otro por una mujer.

La propuesta, sin embargo, generó inquietud entre algunos dirigentes sindicales, quienes admitieron que tanto la idea de avanzar con la reforma del estatuto como la pretensión de garantizar la representación de una mujer por cada sindicato no será fácil de resolver en algunas actividades. "El tema del cupo es bastante compleja y hay cierta preocupación", admitió uno de los gremialistas consultados por este diario.

Es que a la par de resolver la incorporación de mujeres en la central, los distintos espacios sindicales también apuestan a articular una negociación que permita alumbrar en noviembre la nominación de una conducción colegiada que incorpore a varios de los sectores que actualmente están fuera de la entidad, como el caso del moyanismo.

Justamente con ese propósito, a mediados de julio la denomina ‘mesa chica' cegetista convocó en reserva a la sede de UPCN a un grupo de representantes del camionero Hugo Moyano, quien se mantiene alejado de la central, en la apuesta de un acercamiento que permita comenzar a esbozar la posibilidad de un proceso de reunificación.

El gesto fue encarado por referentes de los ‘gordos' (grandes gremios de servicios) y de los llamados ‘independientes' (Uocra, UPCN y Obras Sanitarias), que en la actualidad ostentan el manejo de la jefatura de la central y parecen consustanciados con el objetivo del presidente Alberto Fernández para que la CGT tenga una conducción única y con todos los sectores adentro.

Por eso, además de sumar al moyanismo (de la reunión participaron los dirigentes Omar Pérez, Juan Pablo Brey y Roberto Coria en representación del camionero), las gestiones involucran a otras corrientes sindicales, como la poderosa Confederación de Trabajadores del Transporte (CATT), la Corriente Federal de Trabajadores, que responde al líder de la Bancaria, Sergio Palazzo, y la agrupación Sindicatos en Marcha para la Unidad Nacional (Semun), que integran unas 50 organizaciones bajo la conducción de Sergio Sasia, el titular de la Unión Ferroviaria.

Por otra parte, en la reunión de hoy, la cúpula cegetista encabezada por Héctor Daer (Sanidad) y Carlos Acuña (estacioneros) resolvió volver a reunirse el próximo martes para analizar la realización de una marcha el próximo 18 de octubre bajo la consigna ´Por el desarrollo, la producción y el trabajo', justo después del domingo 17, en que se conmemora el Día de la Lealtad y el Día de la Madre.

Tags relacionados

Comentarios

  • MN

    Michel Navarro

    19/08/21

    Esta lacra humana sindical no cambia tan facilmente...no se cambia la mentalidad machista y estorcionadora de un día para el otro. Estas basuras sindicalistas son responsables de la movilización de 200.000 personas ayer y de que existan planes + planes. Son los primeros beneficiados de este desastre economico, de la no generación de puestos de trabajo, de la huida de las empresas, de la desinversión en definitiva son responsables juntos a los K de la profunda pobreza de los argentinso. Desde que llegó un coronel a la Secretaria de Trabajo allá por el 44. Van 77 años de privilegios para una casta que se hizo millonaria y produjo el retraso de la Argentina.

    0
    0
    Responder