CRISIS INSTITUCIONAL

Se fue Martín Guzmán: una renuncia, dos modelos de gobierno en pugna y un presidente debilitado

La salida del ministro Martín Guzmán es mucho más grave que un simple recambio ministerial. Dejó al desnudo un Gobierno (y Frente de Todos) con grieta irremontable. El presidente Alberto Fernández está cada vez más aislado de Cristina Kirchner.

La renuncia de Martín Guzmán al Ministerio de Economía representa desde ahora algo mucho más grave que un simple recambio ministerial en virtud de la crisis política que transita la Argentina. 

Es la cristalización plena del gobierno de coalición del Frente de Todos en plena ruptura y la exposición cruda de un Presidente cada vez más aislado, debilitado y acechado por sus propios socios entre los que se destaca principalmente la vicepresidenta Cristina Kirchner.

RENUNCIÓ MARTÍN GUZMÁN | Minuto a minuto: crisis y cambios en el gabinete de Alberto Fernández

La carta completa de renuncia de Martín Guzmán, punto por punto: "Jugamos fuerte de verdad""

Alberto Fernández define en estas horas al reemplazante de Guzmán en la quinta de Olivos en una reunión de urgencia. Aunque el problema central de la Argentina excede esa definición de nombres. Se trata de una crisis institucional muy profunda y la exposición extrema de dos modelos de país contrapuestos.

Allegados al Presidente admitían anoche a El Cronista que la embestida de Cristina Kirchner "llegó a su límite". Las diatribas de la vicepresidenta por emplazar a Alberto Fernández a "usar la lapicera" como lo hacía Perón dejaron al desnudo a un jefe de Estado débil y licuado de poder.

Se mencionó a Sergio Massa y eventual un "gabinete consensuado" con "un plan de estabilización" como reemplazo a Guzmán. Sería la herramienta a amano de la salida a la crisis terminal del Gobierno. Pero el presidente de la Cámara de Diputados ni siquiera estaba en la reunión de urgencia en Olivos. "Sigue la situación de cerca desde el cumpleaños de la hermana", expresó un allegado a Massa. Tampoco estaba anoche en Olivos el flamante ministro de Producción Daniel Scioli.

La renuncia de Martín Guzmán: así fueron las últimas horas del ministro, el diálogo con Alberto Fernández y los detonantes

La última entrevista de Martín Guzmán como ministro de Economía: las claves que dio antes de renunciar

El problema no será la definición si Massa -se mencionó también a Alvarez Agis o Redrado- ocupan el lugar de Guzmán. el dilema es mucho más profundo para la Argentina en crisis.

La cuestión de fondo es que la embestida de Cristina Kirchner a Alberto Fernández deja no sólo un ministerio de Economía vacante: profundiza aun más la debacle interna del Frente de Todos y debilita sustancialmente la figura presidencial.

En su carta de renuncia Guzmán dijo: "lo logrado en ese frente es de un gran valor, que hay que cuidar. El fortalecimiento del crédito público en pesos debe ser una política de la Argentina, no solamente de un gobierno".

No opina lo mismo Cristina Kirchner que en su acto unipersonal en Ensenada par conmemorar a Perón expresó sin vueltas: "Esto es lo que Perón decía: la conducción y el amor del pueblo es en base a los hechos. Es importante que entendamos la mecánica de la construcción del poder del peronismo. ¿Por qué fue atacado Perón? Porque usaba la lapicera en favor del pueblo", dijo.

Desde esta visión particular de Cristina Kirchner, el presidente Alberto Fernández no gobierna a favor del pueblo o la lapicera la usa mal.

Dos modelos de gestión están en pugna: la visión moderada de la economía con eventuales ajustes para lograr un déficit acorde a la crisis económica del país versus un plan de populismo sin fondos que encarna el kirchnerismo con fuerte injerencia del Estado en la economía.

¿Podrá el Frente de Todos sortear estos dilemas en el año y medio de mandato que le resta a Alberto Fernández? ¿Se partirá en dos la coalición de Gobierno con renuncias de mayor calibre institucional? ¿Habrá una radicalización mayor del kirchnerismo duro con intervencionismo estatal y economía dirigida? ¿Podrá remontar Alberto Fernández esta imagen de debilitamiento extremo con más del 75% de imagen negativa? ¿Habrá salida anticipada del poder?

Estas y otras preguntas rondaban anoche en la Casa Rosada y en el amplio espinel de la política. Nadie se animaba a prefigurar respuestas. El abismo está a la vuelta de la esquina en la Argentina.

El recambio ministerial de Guzmán por otro nombre de ninguna manera calmará la tormenta interna y de grave profundización en que se encuentra el Frente de Todos. 

La Argentina en pleno está castigada del vamos por esa puja de poder. La historia argentina es cíclica: los debates internos del peronismo los termina pagando la sociedad en su conjunto. Ahora sólo resta saber cuánta sangre llegará al río y cuán profundo será el arrastre de este alud. 

Tags relacionados
Noticias del día

Compartí tus comentarios

Formá parte de El Cronista Member y sumate al debate en nuestros comentarios