Más de 145 detenidos

Fricciones internas y un operativo de seguridad nacional: la reacción del Gobierno frente a la tensión social

Tras mantenerse en silencio, el Presidente Alberto Fernández pidió cuidar "la paz social" desde Neuquén aunque ordenó ser implacables con quienes cometan delitos contra los comercios. Contrapunto entre Aníbal Fernández y Gabriela Cerruti

En esta noticia

Mientras que los saqueos a comercios sacudieron en los últimos días a unas seis provincias y ya hubo más de 145 detenidos, el Gobierno nacional dispuso hoy un fuerte operativo de seguridad en todo el país aunque no logró disimular los cortocircuitos internos respecto de las acusaciones vertidas hacia los eventuales responsables de los hechos de violencia. Luego de horas de silencio, el Presidente Alberto Fernández habló sobre los episodios.

"Les pido que cuidemos la paz social", reclamó el mandatario en medio de un acto en Neuquén, a donde se trasladó para la presentación de obras de vivienda. Aseguró que sigue en contacto con autoridades locales respecto a los ataques a los comercios, como la intendenta de Moreno, Mariel Fernández. Y se excusó por su silencio: "Básicamente no hablo porque no soy candidato".

"He escuchado lo que las urnas han dicho. Tenemos una sociedad dividida en tres partes. Entiendo que hay muchos reclamos. He puesto todo mi esfuerzo por resolver los problemas, muchos he podido y muchos no, pero presto atención a lo que el pueblo dice cuando vota", agregó el jefe de Estado desde Neuquén, donde se trasladó para la entrega de la vivienda número 125 mil.

Por órdenes del Presidente, el ministro de Seguridad Aníbal Fernández organizó un comando conjunto con las fuerzas de seguridad y las policías provinciales a la vez que decidió reforzar la cantidad de gendarmes en las provincias de Córdoba, Neuquén, Buenos Aires, la ciudad de Buenos Aires, Río Negro y Mendoza.


"Vamos a reunirnos hoy para crear este comando integrado por las cuatro fuerzas y vamos a invitar a la Policía de la Ciudad y a las policías provinciales", expresó el ministro de Seguridad al anunciar las medidas anti-saqueos.

A la vez, desde la Casa Rosada dijeron a El Cronista que la decisión del Gobierno es exponer un fuerte dispositivo de resguardo de los supermercados y locales comerciales en las provincias afectadas al mismo tiempo que "imponer el rigor de la ley". Esto implicará avanzar con todas las detenciones posibles de aquellas personas que sean encontradas robando en negocios.

Operativo conjunto

Aníbal Fernández se comunicó con los gobernadores de todas las provincias afectadas además de Santa Fe y Tucumán. A todos les planteó lo mismo: el gobierno nacional trabajará de manera conjunta por medio del Comando General de Gendarmería con todas las policías provinciales.

Según se supo, en las últimas horas hubo un total de más de 145 detenidos en diferentes provincias: en Buenos Aires (96), Mendoza (28), Neuquén (6) y Córdoba (15) hasta ahora. 

En este sentido, el ministro de Seguridad transmitió a los gobernadores que no les temblará el pulso a la hora de detener a responsables de saqueos. "Hay que ser rigurosos en la aplicación del artículo 167 del Código Penal que menciona el "robo en banda" y señala entre 5 y 15 años de prisión para aquellas personas que cometan saqueos", dijo a El Cronista un allegado al ministro Aníbal Fernández.

De todas maneras, aclararon la responsabilidad de estas detenciones quedará estrictamente en manos de las justicias provinciales.

Los responsables

Por otra parte, el Gobierno quedó expuesto en sus diferencias internas al momento de señalar a los presuntos instigadores de los saqueos. 

Mientras que el ministro de Seguridad dijo que "hay detectados hechos delictivos a través de grupos de WhatsApp. Alguien lo está incentivando. Pero no se detectaron nombres concretos", la portavoz oficial, Gabriela Cerruti apuntó directamente como responsables a los candidatos presidenciales Javier Milei y Patricia Bullrich.

El ministro Fernández se despegó de las declaraciones de Cerruti. Remarcó sin vueltas: "No son hechos espontáneos, no es una casualidad, si yo tuviera quién está detrás, hubiese empezado por ahí. No tenemos datos fidedignos para decir que fue fulano o mengano, yo no lo puedo decir, ahora si otra persona del gobierno lo hizo sabrá por qué lo hizo", aseguró el ministro de Seguridad.

En cambio, la portavoz de la Presidencia fue más taxativa y responsabilizó a Milei y a Bullrich por lo ocurrido y aseguró que "las imágenes que están circulando en las redes son falsas, publicadas en cuentas que claramente son seguidores o empleados" del economista liberal.

Por el momento se desconoce si Cerruti tiene datos concretos de sus acusaciones y si piensa llevar una denuncia a la justicia los nombres y datos concretos que dijo tener en sus manos.

Temas relacionados
Más noticias de Inflación

Las más leídas de Economía y Política

Destacadas de hoy

Noticias de tu interés

Compartí tus comentarios

¿Querés dejar tu opinión? Registrate para comentar este artículo.