DESAFIOS 2021

Dos curvas se dispararon y Alberto no logra contenerlas para las elecciones de noviembre

En el oficialismo admiten que los elevados niveles de pobreza registrados en todo el país incidieron fuertemente en las PASO; los datos comparativos y las proyecciones

El resultado electoral de las primarias expuso abiertamente el choque entre dos curvas estadísticas que dispararon drásticamente, golpean al gobierno y que difícilmente puedan revertirse en el corto plazo: los datos de la derrota del Frente de Todos y el incremento de los elevados niveles de pobreza que hay en todas las provincias.

Después de la crisis institucional que vivió el gobierno en los últimos días con cambio de gabinete incluido, en la Casa Rosada miran ahora con mucho temor el momento el nuevo índice de pobreza del INDEC que se dará a conocer a fin de septiembre y que creen que por el fuerte aumento impactará de lleno en las elecciones generales de noviembre.

La mayor parte de los funcionarios del gobierno como los gobernadores del PJ y los intendentes del conurbano bonaerense evaluaron bajo la lupa de los números de pobreza el resultado electoral adverso que cosechó el oficialismo en las PASO y que podría volver a pegar con fuerza el 14 de noviembre. 

Es decir, en el gobierno admiten que con programas sociales y plan de vacunación extendido no alcanzó para ganar en las urnas. De aquí a los comicios generales de noviembre el gobierno sabe que debe incentivar el bolsillo de los argentinos o promover el empleo real. Saben que no les queda mucha alternativa si quieren ganar los comicios.

El dato del nivel de pobreza que dará el INDEC el 30 de octubre asusta aún más al oficialismo. No son pocos los gobernadores o ministros consultados por El Cronista que creen que del último dato del 42% que se dio a conocer a principio de año habrá un incremento en la evaluación del primer semestre de este año que podría superar el 50%. Pobreza y votos para el Frente de Todos no es una ecuación que favorezca hoy a Alberto Fernández.

Los resultados electorales leídos en función del nivel de pobreza que pegó muy duro con la recesión en medio de la pandemia son categóricos. Hay distritos donde pesó mucho la indigencia, la falta de empleo y los problemas estructurales de pobreza.

CONURBANO Y NORTE

El conurbano bonaerense y el norte del país que se mantenían electoralmente fieles al peronismo en los últimos comicios esta vez dieron un fuerte revés electoral que se corresponde con niveles de pobreza muy elevados. Por caso, en el Gran Buenos Aires la cifra de INDEC arrojó en la primera y tercera secciones electorales un promedio del 50% y allí es donde existe el mayor peso electoral por el nivel de población y extensión. 

En estas dos secciones electorales se concentran 43 municipios y en la gran mayoría los niveles de pobreza superan el 40%.

Hay municipios del conurbano en el primer y segundo cordón de la Ciudad de Buenos Aires con niveles de pobreza del 51%. Allí Juntos por el Cambio sacó el 37% de los votos en la primera sección frente al 33% del FdT. En la tercera sección el oficialismo obtuvo el 39,5% y Juntos por el Cambio apenas atrás con el 31%.

En el norte argentino los parámetros son más elocuentes: en Chaco, donde hay un 53,6% de pobres Juntos por el Cambio obtuvo el 44% de los votos y el peronismo el 35%; en Jujuy donde hay un 37,7% de pobreza la oposición nacional fue del 46,4% y el FdT 28,3%; en Salta con el 41% de pobres el peronismo arañó el 30,1% seguido de JxC con el 29,7% y Corrientes con el 42% de pobres el peronismo quedó atrás con el 34% frente al 58% de la oposición. 

Claro que hubo excepciones como las de Tucumán, Santiago del Estero, Catamarca o San Juan donde el peronismo se impuso a pesar de los altos niveles de pobreza aunque se percibió un elevado porcentaje de voto opositor a los caudillos eternos del norte.

¿Hubo un voto castigo al peronismo de los sectores bajos? ¿Votó la clase media empobrecida tras la pandemia con bronca?

Un intendente del PJ enclavado en el conurbano bonaerense aseguró a El Cronista que "claramente faltaron incentivos al bolsillo y gestos de cambio del gobierno". Otro jefe comunal del peronismo bonaerense dijo con certeza que muchos militantes del FdT no fueron a votar por bronca y cansancio ante los altos niveles de pobreza.

INFLACION Y SUBSIDIOS

Para Eduardo Donza del Observatorio de la Deuda Social de la UCA, el factor pobreza pesó fuerte en el voto castigo al gobierno aunque agrega otros ingredientes: "el cierre de negocios por la pandemia, la inflación y la insuficiencia de los subsidios del Estado parecen haber incidido en la falta de contención de los sectores bajos o medios con altos niveles de pobreza", dijo.

Esto se ve claramente en distritos como Mendoza donde el 47% del Gran Mendoza son pobres según el INDEC y allí el 43% voto a Juntos por el Cambio ante el 25% del FdT. También en el Gran Córdoba donde el 40,8% es pobre y el peronismo quedó con el 10,9% de los votos ante Juntos que sacó el 47,5%. En Entre Ríos ocurre algo similar: el 40,9% de pobreza de Paraná se vio en el 51,7% de los votos de Juntos por el Cambio y el 29,5% del FdT. O en Santa Fe donde el voto bronca por la pobreza del 38,3% en el gran Rosario se trasladó al 40% de Juntos y al 29% del peronismo.

A la vez, hay casos excepcionales como el de Santa Cruz donde con niveles no tan elevados de pobreza como el 33% de Rio Gallegos igualmente la gente votó en contra del oficialismo (38,6% Juntos y el 26,4% del FdT) o en La Pampa con un 33,5% de pobreza el FdT sacó 38% frente al 48,7% de Juntos por el Cambio.

En el gobierno admiten que sin un incentivo de medidas económicas como el que se darán a conocer en los próximos días será difícil revertir la situación en las urnas en noviembre. Ya ni siquiera hablan del plan de vacunación acelerado o de planes sociales agiornados. Alberto Fernández sabe que juega contrareloj y que los niveles de pobreza no le favorecen para ganar en las generales.

"Hay que poner más plata en los bolsillos de la gente, sectores medios y pobres. El IFE fue un ingreso excepcional, de emergencia. Nosotros propusimos un ingreso básico a través de una reforma de la Constitución" , expresó el gobernador de La Rioja, Ricardo Quintela, en medio de la cumbre de Alberto Fernández con los mandatarios del PJ.

Ese mismo eje de análisis se reiteró en las charlas que hubo el fin de semana entre los gobernadores del PJ y el presidente donde se mencionó el tema del índice de pobreza que dará a conocer el INDEC y la necesidad de dar respuestas económicas urgentes para evitar un duro impacto negativo en las elecciones legislativas. 

Tags relacionados

Comentarios

  • CA

    Claudia Analía

    21/09/21

    NO ES POR LOS VALORES QUE SE DISPARARON, ES POR LA FALTA DE HONOR Y VERDAD DEL PRESI Y TODOS SUS SEKUACES. MANGA DE.....

    1
    0
    Responder
  • GM

    Gustavo Man

    20/09/21

    Qué alegría ver a éstos mitómanos,karaduras y korruptos violados por los votos. Al menos un poco de justicia en esta vida

    2
    0
    Responder
  • EO

    Emperador Odisea

    20/09/21

    Por mas que le den billetes de colores van a perder las elecciones hasta que realmente obtengan un trabajo digno, con los pesos apenas compran fasos y birras.........y en algunos casos compraban dolares desde la cuenta "alimentar" cosas de locos!

    2
    0
    Responder
  • SL

    sepe lios

    20/09/21

    Muchahcos no la entienden todavia, hay que poner trabajo en las familias NO PLATA la plata la tiene que obtener la gente de los privados haaaa cierto fundieron 200.000 comercios y generaron en 1 año 4 millones de desocupados mas cierto cierto

    8
    0
    Responder