Patricia Bullrich dio clases de peronismo en Miami y se animó a definir si la crisis del Gobierno es terminal para el kirchnerismo

La presidenta del PRO participó en un foro sobre democracia en Miami. Habló sobre la situación política en Argentina y criticó al peronismo por empobrecer el país.

Patricia Bullrich estuvo presente en la Universidad Internacional de Florida (FIU), en Miami en Estados Unidos, donde dio una clase de peronismo en el panel "Derecha e izquierda en la política". La presidenta del PRO criticó al Gobierno y aseguró que el peronismo "está en una crisis profunda" inédita en la historia.

"Hoy en día el peronismo, otra vez en el gobierno, ha generado una situación de descreimiento total de una base que desde hace 70 años lo sigue por arriba del 40% de los votos", planteó la exministra de Seguridad de la Nación.

"Es la primera vez en la historia que ese partido está en una crisis. No voy a decir que sea terminal, porque siempre reviven. Voy a esperar que esa terminalidad se dé efectivamente", agregó desde Miami, en la misma universidad donde da clases Mauricio Macri.

Patricia Bullrich en Miami: promesa de transformación impositiva, revolución educativa y fuerte autocrítica 

Ser o no ser candidato: el dilema interno de Mauricio Macri

Bullrich fue una de las oradoras del foro "Derecha e izquierda en el siglo XXI", organizado por el Interamerican Institute for Democracy y el Adam Smith Center for the Study of Economic Freedom, un instituto creado en 2010 y que defiende ideales liberales antipopulistas.

"Hemos tenido un drama en la Argentina con la izquierda y con la derecha. El peronismo ha sido de izquierda, de derecha y también de centro, para no dejar ningún espacio. Ha ocupado el conjunto del sistema político", remarcó Patricia Bullrich.

"Argentina es un país que ya probó todos los sistemas de gobierno, y todos terminaron en uno solo: el populismo", resumió Bullrich. "No voy a decir que sea terminal, porque siempre reviven.

"El peronismo ha sido de izquierda y de derecha y ha ocupado el conjunto del sistema político. Para no dejar ningún espacio, también ocupa el centro. Los demás partidos han ido creciendo como en las márgenes", repasó la dirigente de Juntos por el Cambio. "El partido ha sido el partido predominante desde hace más de 70 años y ahora está en el gobierno... Le queda poco tiempo", añadió.

"El movimiento peronista ha generado una Argentina que se ha empobrecido a límites terribles, una Argentina que ha perdido inversiones, empresas, capacidad de convocar al mundo. Una Argentina realmente destruida, que tuvo algunos momentos mejores pero que la línea de decadencia es de más de 70 años", insistió Bullrich.

"Voy a defender que con nuestro gobierno, presidido por el ingeniero Macri, ahora profesor de esta universidad, intentamos cambiar esa dirección e hicimos mucho, pero no terminamos de cambiar esta matriz de poder", dijo sobre las intenciones del gobierno de Cambiemos.

Elisa Carrió recargada: dijo que Javier Milei es un producto del kirchnerismo y que no votaría a Mauricio Macri

La aprobación al Gobierno se desplomó desde marzo y sigue la tendencia en picada

"No es solamente por ganar una elección que se cambia el sistema, sino por la capacidad de generar una transformación profunda de la cultura política y del poder", agregó.

En sintonía con el título del foro, señaló que el ejemplo del peronismo en Argentina "pone en jaque la noción de izquierda y derecha", ya que ambas ideas convivieron dentro del mismo partido político y el resto de los espacios quedaron destinados "casi a un no lugar".

"Ahora estamos tratando de lograr separar con una delgada línea roja para que la Argentina tenga claridad en lo que es un sistema democrático y lo que es un sistema autocrático populista", concluyó la exministra.

sobre Nicaragua y Perú 

En su exposición, Bullrich también se refirió a la situación de otros dos países latinoamericanos. Sobre Nicaragua, que este domingo cerró las oficinas de la OEA  en Managua y salió del organismo, advirtió sobre "las vueltas de la historia".

"Fíjense la característica de Nicaragua. A mí me sorprende enormemente, porque cuando uno mira la vuelta de la historia y arranca por Somoza, un dictador, y a la vuelta de la historia Ortega termina en el mismo exacto lugar que Somoza", sostuvo en su ponencia sobre las derivas del sandinismo al que pertenece el actual presidente nicaragüense.

También hizo un breve comentario sobre la inestabilidad de Perú. "El gobierno de Perú tuvo cuatro cambios de gabinete en un tiempo inexistente desde la perspectiva de un gobierno. Bueno, nosotros tuvimos cuatro presidentes en cuatro días, así que les ganamos a los peruanos", expresó Bullrich. "No es porque sea porteña soberbia, pero les ganamos", aclaró.

Tags relacionados

Noticias del día

Compartí tus comentarios

Formá parte de El Cronista Member y sumate al debate en nuestros comentarios