Patricia Bullrich en Miami: promesa de transformación impositiva, revolución educativa y fuerte autocrítica

En una reunión con residentes argentinos, la presidenta del PRO habló de reducir drásticamente el número de impuestos, reformar la legislación laboral, desregular la economía y equilibrar las cuentas fiscales.

Fueron 49.300 los argentinos que votaron desde el exterior en las presidenciales de 2019. Y más de 6.000 de esos sufragios se volcaron en Miami, donde Juntos por el Cambio obtuvo una aplastante ventaja.

No fue casual entonces la visita de la presidenta del PRO, Patricia Bullrich y del diputado nacional Fernando Iglesias a esta ciudad, para participar de un encuentro convocado por MIargentina, una organización de residentes argentinos que apuesta a sumar 10.000 votos en los próximos comicios.

Tras definir como "Provincia 25" al conglomerado de argentinos residentes en el exterior, Iglesias se comprometió a pelear por sus derechos adquiridos como "el voto por correo, una modalidad que se utilizó con probado éxito en las elecciones de 2019 a partir de un decreto del Presidente Mauricio Macri, que luego fue anulado por el actual gobierno".

La rosca de la tercera vía apunta a la Boleta Única

Bullrich ofreció algunos lineamientos económicos de lo que podría ser una futura administración de Juntos por el Cambio.

"La reforma que viene es cultural y profunda. Es económica y apunta a transformar la estructura impositiva del país que no aguanta más. Hoy existen 170 impuestos cuando en realidad no podemos tener más que 10. Algunos salen más caros recaudarlos que lo que se recauda por ellos. Este cúmulo de tributos significa un sinfín de trabas y problemas que le dificultan la vida al que trabaja. Además, explican por qué producir en la Argentina es más caro que en cualquier otra parte del mundo", destacó.

La presidenta del PRO, resaltó que "no tenemos más moneda, el peso argentino está destruido, seguimos con la emisión y el ministro Guzmán dice que va a seguir gastando como si el dinero saliera de su bolsillo". 

Paritarias 2022: uno por uno, todos los sindicatos con aumentos

Asimismo, señaló que "hoy se observa una rebelión contra un Estado que no para de agregar impuestos, o contra un gobierno como el de Formosa, donde el 82% de la fuerza laboral son empleados públicos".

Fue clara Patricia Bullrich cunado aseguró que "la Argentina debe desregularse para que no haya a cada paso un impedimento, una burocracia o una mafia que trabe el crecimiento y el desarrollo económico" y que "la única manera de no tener inflación es con un país en equilibrio".

También aseveró que "hay que ofrecerle más facilidades a los empresarios para que puedan dar empleo. Hay miles de empresarios que podrían tomar más empleados y no lo hacen por la normativa laboral vigente".

La reforma educativa fue otro punto destacado.

La insólita explicación de Wado de Pedro sobre la interna entre Cristina Kirchner y Alberto Fernández

"El próximo gobierno deberá encarar una fuerte revolución educativa que deje de estar en manos de aquellos sectores corporativos que la manejan. La Argentina tiene 1.500 centros de educación para profesorado, y son todos kioscos. ¿Qué enseñanza podemos dar cuando el nivel docente es tan bajo? Porque no hay 1.500 personas en capacidad de formar docentes y de todas las materias en al país. Por eso, no es necesarios más de 30 de estos centros".

Una audaz propuesta fue la de convocar en un gesto patriótico a universitarios y profesionales para que se acerquen a las escuelas y den clases a los chicos.

"El cambio no es técnico, lo que hace falta es contar con un equipo que tenga la decisión política, el coraje y la valentía de impulsar estas reformas. Si el próximo gobierno se achica frente a la primera dificultad, será imposible salir adelante. No animarse es caer en el tobogán de la decadencia y este tobogán va cada vez más rápido", manifestó Bullrich.

Consejo de la Magistratura: nuevo revés judicial para Cristina, de qué se trata

AUTOCRÍTICA

"Nuestro gobierno pensó que la salida se basaba en concentrar más poder político, y que entonces se debía poner todo el esfuerzo en las elecciones del 2017, y no en las reformas que le generasen a la sociedad la expectativa de una esperanza de cambio integral, cultural y de raíz"

Luego de destacar que durante esos dos años se hicieron cosas buenas, como la revolución de los aviones, obras de infraestructura, lucha contra el narcotráfico, política exterior, digitalización y transparencia de la administración, Bullrich consideró que se fracasó en dos de las políticas más importantes que se esperaban del gobierno como la económica y la social.

PAMI con beneficio de $6000 para mujeres: reconoce tareas del cuidado a sus trabajadoras

"Mauricio Macri y la mayoría de su equipo venían de la empresa, pero sin embargo tuvimos problemas económicos muy serios. También fallamos en la política social que fue continuista cunado necesitaba un cambio rotundo. Nuestra administración formó parte entonces de ese país que invierte en política social pero que cada vez tiene más pobreza. Los jóvenes que hoy cobran los planes sociales son los que no trabajan ni estudian, o sea que están aislados de la sociedad. Ese es el gran error de esta política que produce aislamiento. Además, se anulan el esfuerzo y el mérito que son los valores que saca na un país adelante".

Tags relacionados

Las más leídas de Columnistas

Noticias del día

Compartí tus comentarios

Formá parte de El Cronista Member y sumate al debate en nuestros comentarios