Cortes populares

Parte del sector cárnico calificó el acuerdo de precios como una "campaña publicitaria"

Argumentan que de los ocho cortes que anunció el Gobierno sólo habrá disponibles 6000 toneladas, lo que representa un 3% de lo que consumen los argentinos mensualmente. De todas formas, es el acuerdo con mayor volumen en los últimos quince años.

En medio de una suba del precio de alimentos frescos que se aceleró en noviembre y diciembre, el Gobierno avanzó con la intervención en el mercado de la carne y anunció una canasta de ocho cortes que se conseguirán en supermercados, con el objetivo de imponer precios de referencia que influyan en todos los comercios, de la misma manera que lo hace con el programa Precios Cuidados.

El ministro de Desarrollo Productivo, Matías Kulfas, explicó que la cartera que conduce trabaja para dar más certidumbre sobre los precios y "la idea del acuerdo es poder sostenerlo todo el año. Es un primer paso dentro de toda la cadena cárnica y no incluye carnicerías, si bien vamos a intentar a ampliar el alcance".

El stock comprometido de acuerdo a lo que se anunció es de hasta 6.000 toneladas por mes. Miguel Schiariti, presidente de la Cámara de la Industria y Comercio de Carnes (Ciccra), opinó que "en los precios de carnicerías no tendrá ninguna incidencia" porque "los argentinos consumimos 189.000 toneladas de carne mensual y el importante aporte que están haciendo los frigoríficos representa sólo un 3%" y remarcó que "este tipo de acuerdos no termina de llegar a la gente pobre, es campaña publicitaria".

De todas maneras, el abastecimiento que se promete representa el acuerdo en volumen más grande los últimos quince años. En el 2019, el gobierno de Mauricio Macri acordó la provisión de 480.000 kilogramos mensuales. Además, dentro de los cortes que participan de la canasta solo uno tiene hueso, el asado, por lo cual el rendimiento en la cocina de las familias es superior a si fueran cortes de otras características.

Por esta razón, para Juan Carlos Eiras, presidente de la Cámara Argentina de Feedlot (CAF), es un error calificar de ‘campaña publicitaria' a un aporte de seis millones de kilos de carne "muchos eslabones de la cadena van a tener que hacer un esfuerzo para llevar este precio. Espero que el Gobierno evite que haya ‘argentinadas' de por medio".

De lo que sí hay consenso en el sector es que se deberían tomar otro tipo de medidas estructurales que impulsen una mayor producción "las crisis de oferta se resuelven generando más producto, no con regulaciones que restrinjan", afirmó Eiras.

En esta línea Schiariti explicó que la propuesta que le hicieron al Gobierno es que se subsidie al maíz que se comercia en el mercado interno por el significativo aumento de precio que tuvo en el último año: "pasó de costar 140 dólares a 210, con ese 20% que está recaudando el Estado podría subsidiar el maíz y dárselo a los acopiadores y así bajar el precio en el mercado interno y a la vez estimular la producción".

Se viene un acuerdo similar para frutas y verduras

Por otra parte, Kulfas confirmó luego de haber firmado el acuerdo con frigoríficos y supermercados que el Gobierno intenta generar un mecanismo similar para "contener los aumentos en el sector de frutas, verduras y otros productos de huerta"

De todas formas, agregó que "el sector también tiene componentes estacionales", y recordó que en septiembre-octubre pasados subió el precio del tomate, que estuvo arriba de los $ 150, "porque es el momento en que se termina la cosecha y baja la producción".

Tags relacionados

Compartí tus comentarios