Paritarias calientes

Ante el fracaso en la negociación, la UOM llamó a un paro nacional escalonado: cuándo será

Ante la falta de respuestas a sus demandas salariales, el gremio de los metalúrgicos, comandado por Abel Furlán, activó un plan de lucha que se extenderá a lo largo de las próximas dos semanas. Qué reclaman a los empresarios

Tras un nuevo intento frustrado de alcanzar un acuerdo en la negociación salarial, la Unión Obrera Metalúrgica (UOM) cumplió con su advertencia de las horas previas y activó un plan de lucha hasta tanto se alcance un acuerdo en el marco de las paritarias. Se trata de una serie de acciones escalonadas desde las próximas semanas con paros nacionales que irán sumando horas conforme pasen los días. 

De este modo, el martes 18 de julio, la UOM decretó un paro nacional entre las 10 y las 21 en todo el país con una movilización al Edificio Catalinas. Al día siguiente, iniciará la segunda fase con un paro de 48 horas, que se extenderá a lo largo del miércoles 19 y jueves 20 de Julio.

En caso de no haber respuesta positiva a sus demandas paritarias, el gremio de los metalúrgicos activará un nuevo paro nacional por 72 horas, entre el miércoles 26 y el viernes 28 de julio

La medida se conoció luego de una reunión del secretario general de la UOM, Abel Furlán, con el Consejo Directivo del gremio en la ciudad de Córdoba. Allí se decidió convocar a "un fuerte plan de lucha nacional por la recuperación del salario", tal cual consignaron en un comunicado.

Luego de cinco encuentros de negociación paritaria "infructuosos", los últimos tres a lo largo de la semana pasada y la que transcurre y ya en el ámbito del Ministerio de Trabajo, "la Unión Obrera Metalúrgica dispuso un plan de lucha con alcance territorial en todo el país bajo la consigna "PRIMERO LA DIGNIDAD".

Desde el gremio, insisten que su objetivo es "la recuperación y recomposición del salario justo y digno para todas y todos los trabajadores metalúrgicos". De ahí la activación de este Plan Nacional de Lucha en tres etapas de acción sindical que irán in crescendo del martes 18 de julio conforme no haya contrapropuestas del lado empresarial que satisfagan los pedidos paritarios.

 "Una parte del sector empresario - plantado sobre la depresión real del salario producida durante los sucesos extraordinarios ´macrismo-pandemia´ antes descriptos - pretende perpetuar un proceso de acumulación donde la realidad social, política y económica nacional se desacople del destino de sus empresas y los bajos salarios constituyan el secreto a voces del aumento de sus riquezas", consignó Furlán.

Señaló, además que es la primera vez en 80 años de historia de la UOM que un trabajador del gremio percibe un salario por debajo de la canasta básica alimentaria y apenas por encima del salario mínimo, vital y móvil, luego de aportar 189 horas mensuales de fuerza de trabajo a la producción industrial.

"Habiéndose agotado la paciencia de quienes nos sobran días para llegar a fin de mes, de quienes trabajamos más y ganamos menos, vamos a luchar por la recuperación del salario y el valor de nuestro trabajo como la base de la dignidad del ser humano", enfatizó Furlán. Las medidas se ponen en movimiento con el respaldo de los 54 secretarios generales de las seccionales sindicales y "por la agitación de las bases sindicales que esperaban la medida", sostiene el comunicado del gremio.


Por qué fracasa la paritaria de la UOM

Ayer, al cabo de la tercera reunión en la sede Callao del Ministerio de Trabajo, tanto los empresarios como las autoridades laborales se despidieron con la sensación que una medida de fuerza era cuestión de horas. En rigor, desde la UOM ya habían anticipado que podía decidirse un plan de lucha escalonado para las próxima semanas en el congreso citado para hoy en Córdoba.

Aún durante el encuentro, en el ministerio que comanda Kelly Olmos se mostraban  poco optimistas respecto a que se concreten avances en la negociación, tal como había sucedido en la ronda previa del jueves 6 de julioEn el gremio buscan no solo negociar los próximos tramos sino recomponer el último trimestre y sumar algunas sumas de refuerzo como un bono y un adicional por zonas desfavorables.

Lo que se discute es el próximo tramo paritario para el trimestre julio-agosto-septiembre, según lo acordado en abril pasado para el segundo trimestre de 2023, al comienzo del año paritario de la UOM 2023/2024 que no coincide con el calendario. Entonces, se selló una suba del 18,8%.

El nuevo pedido del gremio busca recuperar los puntos del acuerdo que se perdieron con la evolución de la inflación. El acumulado abril-junio es del 22,2% con lo cual el acuerdo original quedó unos cuatro puntos por debajo de la evolución del costo de vida durante este período.

La UOM pretende empardar de forma retroactiva ese desfasaje entre lo firmado en abril y la inflación acumulada en los tres meses siguientes, con una suba acumulativa del 10% al 1 de junio. Y sellar un aumento del 30% para el segundo tramo del año paritario, a lo que se pretende sumar el adicional por zona desfavorable.

El punto que genera mayor fricción, no obstante, es el pedido de un bono de $60.000 que el gremio pide instaurar como reconocimiento por el Día del Trabajador y la Trabajadora Metalúrgica, el 7 de septiembre. Las empresas cuestionan la posibilidad de asociar esta suma extraordinaria a una fecha emblemática para el gremio -tal como ocurre en otros sectores- por cuestiones de costos pero también porque podría abrir la puerta a institucionalizar su abono, algo que hoy no ocurre.

Desde las cámaras empresarias Adimra, AFAC, CAMIMA, AFARTE, CAIAMA y FEDEHOGAR insisten en su espíritu de "avanzar en la negociación y llegar a un acuerdo lo antes posible". Las medidas de fuerza convocadas a partir del martes 18 próximo, sin duda, pondrán más presión en la mesa de negociación.


Temas relacionados
Más noticias de UOM

Las más leídas de Economía y Política

Destacadas de hoy

Noticias de tu interés

Compartí tus comentarios

¿Querés dejar tu opinión? Registrate para comentar este artículo.