INCENDIOS Y HUMO

Ley de Humedales: por qué el proyecto está trabado desde hace una década

De manera esporádica, el tema se pone en la agenda. Pero la ley que se presenta en el Congreso desde hace 10 años no logra avanzar. Resistencia de privados, en el oficialismo y la oposición. Los motivos.

Los incendios de las últimas semanas en la provincia de Santa Fe volvieron a poner la Ley de Humedales en agenda. Las movilizaciones en la ciudad de Rosario días atrás lograron "acelerar" un paso en Diputados: después de cinco meses de la presentación del proyecto que impulsan diputados del oficialismo, se conocieron las comisiones que deberán tratarlo. 

Los incendios en las islas del Delta del río Paraná, que al parecer son la causa del humo con el que hoy amaneció la Ciudad Autónoma de Buenos Aires, quizás le den un empujón al texto. La iniciativa busca proteger esas zonas, de todas formas, deberá recorrer un largo camino

Congreso: las leyes que no avanzarán en la Era Massa con el timón de Cecilia Moreau

Cecilia Moreau: qué desafíos tiene la sucesora de Sergio Massa en el Congreso

La Ley de Humedales aparece esporádicamente en la agenda. Los motivos pueden variar. Van desde incendios fuera de control a raíz de la quema de pastizales a carpinchos que aparecen en lugares impensados. También cobra relevancia gracias a las acciones que llevan adelante distintas ONGs o, incluso, porque la propia coalición gobernante lo prometió el año pasado, en la campaña que lanzó tras la derrota en las PASO.

Fue cuando el Frente de Todos lanzó su spot del ¡Sí! que tuvo como mentor al catalán Antoni Gutiérrez Rubi. Allí, se prometía que la Ley de Humedales se sancionaría. Meses después, en diciembre, el proyecto que había logrado ser tratado con éxito en una comisión volvió a perder estado parlamentario.

Más allá de la grieta

A diferencia de otras iniciativas, la Ley de Humedales no está frenada a raíz de la paridad entre oficialismo y opocisión que atraviesa el Congreso. Es un tema que va más allá de la tan nombrada "grieta". Es más, el primer proyecto de ley que busca proteger a los humedales se presentó en el 2013. En dos ocasiones fue aprobado en el Senado -2013 y 2016-, pero jamás llegó a ser sancionada en Diputados.

El año pasado, el tema recorrió un camino inverso. Arrancó en Diputados, pero su tratamiento fue a medias. Fue dictaminado por la comisión que preside Leonardo Grosso (FdT) Recursos Naturales, pero jamás fue tratado en Agricultura y Ganadería ni en Intereses Marítimos. 

Tampoco fue abordada en la cuarta comisión a la que había sido girada: Presupuesto y Hacienda. En diciembre, el texto perdió estado parlamentario. Por eso, el asunto volvió a foja cero.

Una regla no escrita en Diputados es que cuando un proyecto es abordado por las comisiones de manera separada, y no en el marco de plenarios, es que se quiere pisar el debate. La ley de humedales suele ser un claro ejemplo para explicar esa regla.

Este año hubo un nuevo indicio de que la Cámara que supo presidir Sergio Massa tampoco estaba del todo interesada a que el texto avance, pese a que había sido una de las promesas de campaña.

La Presidencia de la Cámara baja se tomó cinco meses para determinar a qué comisiones se giraría el texto que tiene como autor Grosso. Cinco meses es otro indicio de que el oficialismo -al menos una parte- no estaba del todo convencido sobre la promesa del ¡Sí a la Ley de Humedales!

Las manifestaciones de la semana pasada en Rosario, a raíz de los incendios que azotaron a la provincia de Santa Fe, parecerían haber "apurado" el asunto. Bajo la presidencia de Cecilia Moreau se decidieron los giros que tendría el proyecto

Desde el propio oficialismo reconocen que, si el tema fuera fácil, ya sería ley. Lejos está de serlo. No alcanza con instalar el hashtag #LeyDeHumedalesYa. El asunto divide aguas que lejos están de responder a lo partidario. Están los que tienen una mirada ambientalista y los que defienden las actividades productivas de sus respectivas provincias.

La buena noticia para los que pelean por la Ley de Humedales es que el texto fue girado a tres comisiones, en lugar de cuatro. ¿La mala? Las chances de que las traten todas juntas son muy bajas. Por no decir, nulas. El antecedente de la comisión de Recursos Naturales, que sigue encabezada por Grosso, permite deducir que allí, la firma está casi garantizado.

No así en las otras dos comisiones: Agricultura y Ganadería y Presupuesto. La primera es presidida por Ricardo Buryaile (UCR). La segunda, por Carlos Heller (FdT). El final inconcluso del 2021 no es un buen antecedente.

¿Por qué el tema no avanza?

El texto, que busca proteger y regula el uso de los humedales -que representan el 21% del territorio nacional- es muy amplio en sus alcances geográficos. Además, es un proyecto interdisciplinario, que "complica la conformación de mayorías", como explicaron desde el propio oficialismo.

A esto se le suma que las provincias se creen afectadas en sus competencias. Desde el Frente de Todos reconocen esta situación, de allí que no se ejercen presiones para que avance definitivamente el proyecto.

Además reconocen que existe un fuerte poder de lobby específico en cada provincia. Desde el de los agentes inmobiliarios en Tigre, hasta el de la zona de islas para la ganadería; pasando por el de los productores de arroz correntino, al de los salares del NOA. Ni hablar del interés que existe en los glaciares cordilleranos.

La agenda verde del gobierno: lanzarán más controles y un refuerzo de medidas ambientales

Los pendientes de la agenda 'verde'

"Los sectores más concentrados de la economía no están dispuestos a que se regule su actividad", dijo días atrás el diputado Grosso en diálogo con Diputados TV, al hablar sobre los motivos que demoran la ley que viene impulsando. También aludió a intereses que están "más escondidos", que presionan a los legisladores que después no se animan a "dar el paso".

Leonardo Grosso preside la comisión de Recursos Naturales y Conservación del Ambiente Humano.

"No hay una puja política-partidaria de por medio, sino fuertes intereses económicos y políticos que tienen mucha historia y que persisten en dificultar su avance", resumió el diputado de Evolución Radical Martín Berhongaray, en diálogo con El Cronista. Para el pampeano, que viene siguiendo de cerca el tema, el mayor obstáculo a la economía vinculada a la política que a los actores privados.

En otras palabras, Berhongaray alude a la protección desde la política, que incluye la protección de intereses de privados (grandes, medianos y pequeños), porque esa protección después "tiene una repercusión electoral".

Los principales señalados por aquellos que bregan por la Ley de Humedales suelen ser los intereses de "el campo". "No vamos a obstruir el tratamiento", aseguró Buryaile a este medio. De todas formas, el formoseño y exministro de Agricultura consideró que el proyecto "debe atender a la realidad de lo que sucede en el campo y compatibilizar producción con medio ambiente"

Y añadió: "Si es así, lo acompañaré. En caso contrario, haré las propuestas que crea conveniente"

Tags relacionados

Noticias del día

Compartí tus comentarios

¿Querés dejar tu opinión? Registrate para comentar este artículo.