Congreso

Cuáles son leyes sustentables que se tratarán en 2022

Pasada la pandemia y cerrado el acuerdo con el FMI la agenda 'verde' tiene un lugar en el Congreso. El mismo Presidente se comprometió a impulsar políticas que limitan el avance del cambio climático y para cuando se inicie el debate hay, al menos, cuatro leyes que están pendientes. Cuáles son.

Pasada la pandemia, cerrado el Acuerdo con el FMI y distribuidos los puestos de poder entre los nuevos legisladores que asumieron el 10 de diciembre, la agenda sustentable pide pista en el Congreso. Es que se espera que una vez que se reactive definitivamente la labor legislativa se inicie el debate de al menos cuatro leyes que están pendientes. Se trata de la Ley de Electromovilidad y de la de Evaluación de Impacto Ambiental para todas las obras o actividades que pudieran afectar el entorno natural; la de Humedales que reclaman los movimientos ambientalistas y la de Envases, que integra al sistema de gestión a los recicladores.

El lugar que la agenda sustentable ocupará este año en la legislativa, ya lo definió, por un lado, la urgencia planteada en la COP26, para lograr la meta del 1,5°C del Acuerdo de París; y por otro, el propio Alberto Fernández que en el discurso de apertura de las sesiones ordinarias de este año, el 1° de marzo pasado, se comprometió a impulsar políticas que limitan el avance del cambio climático. "Los eventos climáticos que estamos atravesando y sus catastróficas consecuencias a nivel humano, natural y productivo, muestran la necesidad de asumir firmes compromisos en materia ambiental", afirmó ante los diputados y senadores.

Como es la agenda 'verde' de los ejecutivo argentinos


Qué es el blending finance, el concepto que utiliza una ONG para multiplicar la filantropía

LA AGENDA OFICIAL

En ese marco, el jefe de Estado le pidió al Congreso que avance este año con el debate de proyectos de Ley claves para su gestión: la de Promoción de la Movilidad Sustentable o Electromovilidad, que ingresó a Diputados en diciembre a impulso del ministro de Desarrollo Productivo, Matías Kulfas; y la Ley de Evaluación de Impacto Ambiental, que presentó en esa misma cámara en el mes de febrero el titular de la cartera ambiental, Juan Cabandié.

La Ley de Promoción de la Movilidad Sustentable busca transformar la industria automotriz y, en ese sentido, declara de "interés nacional y estratégico" el diseño, desarrollo y fabricación de vehículos propulsados con fuentes de potencia no convencionales, de producción nacional. Impulsa la utilización creciente y sostenida de los autos eléctricos y fija en el propio texto del proyecto que desde 2041 no podrán comercializarse en el país vehículos nuevos con motor de combustión interna. Éste último, ítem por demás controversial al que se oponen las principales petroleras del país. Además, la propuesta otorga una serie de beneficios fiscales tanto para la demanda como para la oferta -terminales, e-autopartistas, fabricantes de baterías y cargadores-. Y se prevén cuotas de adquisición de vehículos de la flota de la Administración Pública Nacional y de recambio en la flota del autotransporte público de pasajeros (AMBA), que serán incentivos significativos para los inversores.

Fernández pidió la Congreso que se avance en la Ley de Promoción de la Movilidad Sustentable

El debate de este proyecto aún no comenzó, el texto del gobierno ni siquiera tiene asignadas las comisiones en donde debe ser debatido, pero ya empiezan a acumularse contrapropuestas de los principales bloques de Juntos por el Cambio. Tal es así que el radical Julio Cobos, el macrista Héctor Baldassi y el 'lilito' Maxi Ferraro -con el acompañamiento de toda la Coalición Cívica- esperan con ideas propios que se inicie el debate. "La movilidad sustentable nos da la oportunidad de disminuir las emisiones, produciendo así una mayor eficiencia energética, brindando un marco normativo que regule la promoción del uso de vehículos impulsados por tecnologías de energías alternativas", alienta el ex vicepresidente en su iniciativa.

El ex arbitro plantea crear un comité asesor en materia de movilidad eléctrica que tenga, entre otras funciones, la de implementar un programa de metas de sustitución del parque automotor con motores de combustión interna por vehículos de propulsión eléctrica o alternativa tanto en el ámbito privado como en el público. Mientras que los seguidores de Elisa Carrió proponen crear un programa de fomento que incluye subsidios, aranceles preferenciales, líneas de crédito y otras herramientas destinadas a facilitar la producción e importación de vehículos eléctricos y sus componentes, así como la conversión de vehículos con motores tradicionales, a los fines de que puedan transformarse en vehículos de 'emisiones cero'. Asimismo, unos y otros proyectan avanzar en la infraestructura de recarga a nivel nacional, y establecen metas para la renovación de la flota vehicular estatal.

Ambiente, por su parte, presentó en Diputados un proyecto de Ley de Presupuestos Mínimos para la protección y gestión ambiental en materia de Evaluación Ambiental. El texto dispone que todo proyecto de obra o actividad, público o privado, que sea susceptible de degradar en forma significativa el ambiente o alguno de sus componentes deberá ser sometido en forma previa a su ejecución a un procedimiento de Evaluación de Impacto Ambiental.

En particular, el proyecto busca proteger las actividades vinculadas con sistemas de comunicaciones, como antenas, líneas de transmisión y repetición de señales; gasoductos, oleoductos, mineraloductos y poliductos; estaciones expendedoras de combustibles; prospección, exploración, explotación de sustancias minerales; elaboración de productos alimenticios y bebidas a gran escala; fabricación de sustancias y productos químicos y sus derivados; de vehículos y equipos de transporte; de aparatos y equipos eléctricos, electrónicos y electromecánicos; laboratorios farmacéuticos e industriales y producción agropecuaria o agrícola intensiva, entre otros.

Se trata de un tema archi debatido tanto en Diputados como en el Senado en las comisiones ambientales durante 2021 -en paralelo a la redacción de este proyecto en el Ejecutivo-. Incluso a fines del año pasado, oficialismo y oposición lograron en la cámara baja consensuar un dictamen de comisión que, como no llegó a tratarse en el recinto de sesiones perdió estado parlamentario. Se espera que este año, se recojan los consensos alcanzados para retomar el tema y avanzar, pese a que la iniciativa oficial fue girada, en primer término, a la comisión de Infraestructura, Vivienda y Transporte.

A esta agenda sustentable del gobierno podría sumarse una Ley de Hidrógeno Verde, que Alberto Fernández anunció el 1° de marzo que enviará al Congreso este año pero que aún no ingresó. El objetivo sería darle un marco legal a la actividad como una nueva opción energética en miras a reducir el uso de combustibles fósiles y, a la vez, promover inversiones en el país por u$s 100.000 millones en la próxima década. El texto incluiría incentivos económicos.

LOS PENDIENTES DE LOS LEGISLADORES

Los diputados y senadores también esperan el inicio del trabajo en las comisiones legislativas para impulsar sus agendas sustentables. El diputado del Frente de Todos, Leonardo Grosso -que hasta el 10 de diciembre presidió la comisión de Recursos Naturales y tiene altas chances de continuar en el puesto- volvió a presentar el proyecto de Ley de Protección de los Humedales, que toma como base el dictamen consensuado entre el oficialismo y la oposición el año pasado y que por tercera vez perdió estado parlamentario con el recambio legislativo.

La Ley de Humedales es otra de las pendientes

El texto contempla la creación de un Inventario Nacional de Humedales para conocer cuántos son, dónde están, qué características tienen y qué función cumplen en cada zona. Además, se propone penalizar los incendios intencionales en estos territorios y busca regular, entre otras cuestione, la aplicación de sustancias contaminantes, productos químicos o residuos de cualquier origen, fumigaciones incluidas. "Con la ley no proponemos prohibir todas las prácticas -como quema, cosecha-, lo que proponemos es adaptar esas prácticas a pautas que sean respetuosas de las capacidades ecosistémicas de esos humedales", especificó Grosso durante el acto de presentación del proyecto.

El sector más duro del Frente de Todos insistirá también con la aprobación de la ley "de gestión de envases con inclusión social", promovida por pesos pesados de la coalición de gobierno: el ministro de Ambiente, Juan Cabandié, su viceministro, el massista Sergio Federovisky, y Máximo Kirchner, en colaboración con cartoneros y recicladores vinculados a la Confederación de Trabajadores de la Economía Popular (CTEP), que lidera Juan Grabois.

El proyecto, según sus impulsores, apunta a reducir el impacto de los envases en el ambiente y promueve la responsabilidad extendida de los productores en la gestión. El artículo más cuestionado por la oposición y el sector empresario es el que busca crear una tasa ambiental no superior al 3% del precio mayorista de los envases para fondear un fideicomiso a cargo del Ministerio de Ambiente y Desarrollo Sostenible. Con la actual conformación del Congreso, este proyecto sólo podría avanzar si recibe modificaciones.

En momentos en los que analizan distintas medidas para combatir el alza de los precios de los alimentos, la macrista Gladys González (JxC) reingresó su proyecto de Ley de Agricultura Familiar Sostenible que contempla la vinculación directa entre productores y consumidores a partir de la producción y comercialización de alimentos sanos, sostenibles y a precios más accesibles. El texto regula el acceso al Banco de Tierras creado en la Ley 27.118 -fiscales y privadas voluntariamente cedidas, a cambio de desgravaciones sobre Bienes Personales- y al financiamiento -a través del Fondagro- para agricultores que, progresivamente, adopten buenas prácticas agrícolas. "La agroecología permite generar empleo para las familias, mejorar las condiciones de vida de las personas, adaptarse al cambio climático y mitigarlo, mejorar las condiciones de los suelos y el agua y, entre otras cosas, producir alimentos sanos a precios razonables", fundamenta en el proyecto la senadora que desde 2020 viene trabajando y espera que este año logre sus frutos, así como el resto de la agenda sustentable.


Tags relacionados

Las más leídas de Negocios

Las más leídas de Apertura

Destacadas de hoy

Noticias del día

Compartí tus comentarios

Formá parte de El Cronista Member y sumate al debate en nuestros comentarios