Reunión del G20

La propuesta de Guzmán para repartir la ayuda del FMI y recibir más fondos

Presentó un planteo con México de redistribución a países de ingresos medios de los u$s 650.000 millones de derechos especiales de giro. También Brasil avala la iniciativa según fuentes de Economía.

El Gobierno pidió una mejor distribución de los derechos especiales de giro (DEG) que repartirá el Fondo Monetario Internacional entre sus países miembro durante la reunión de Ministros de Finanzas y Presidentes de Bancos Centrales del G20. Se trata de los u$s 650.000 millones que se distribuirán en los próximos meses según las cuotas de cada país, por lo que a la Argentina le corresponden u$s 4.355 millones.

Pero la propuesta local, secundada por México y Brasil, según indicaron fuentes de Economía, propone que los países que no necesiten esos DEG los reasignen a un fondo común para redistribuirlos entre las naciones de ingresos bajos y medios más presionadas por la pandemia.

"Es imperativo evaluar el impacto de la pandemia, así como el alcance y la extensión de los nuevos mecanismos de apoyo, que actualmente están siendo discutidos, para promover la recuperación económica tanto en los países de renta baja como de los de renta media", remarcó el texto presentado por Argentina y México.

En ese marco, plantean que hubo un aumento del endeudamiento por el mayor gasto público asociado a la pandemia de coronavirus, tanto para "proveer estímulos económicos, como por el incremento del gasto en sanidad, así como consecuencia de la disminución sustancial de los ingresos".

"Es crucial considerar nuevos mecanismos a través de los cuales los nuevos DEGs, proporcionalmente asignados, puedan beneficiar a los países de renta media que los necesitan; y analizar, sin descartar mecanismos bilaterales o de otro tipo para hacer uso de la próxima asignación de DEGs, la posibilidad de crear un fondo específico en el seno de las Instituciones Financieras Internacionales, que favorezca una reestructuración más ordenada de la deuda de los países medianos en dificultades o la mejora de sus condiciones de financiación".

Guzmán y su par mexicano sostienen que los países desarrollados accedieron a tasas bajas o negativas y los más pobres tuvieron "el apoyo de la comunidad internacional, a través de la Iniciativa de Suspensión del Servicio de la Deuda y, recientemente, a través de una nueva asignación de DEG". Pero plantean que los de ‘renta media' quedaron olvidados pese a que representan el 75% de la población mundial y el 62% de los pobres del mundo.

En estos casos se trata de países con "acceso intermitente a los mercados de capitales", aunque en el caso de la Argentina no hay acceso por los problemas de deuda que arrastra previos a la pandemia. Cuando acceden, no es a tasas bajas.

La propuesta va en línea con un planteo del presidente pro tempore del G20, el primer ministro italiano Mario Draghi, que semanas atrás planteó un mecanismo de redistribución para los fondos que asignará el FMI en los próximos meses.

Tags relacionados
Noticias del día

Compartí tus comentarios