Desacelera la industria

La inflación empieza a poner un freno al avance de la actividad

El consumo masivo da señales de deterioro en el Conurbano. La UIA y FIEL vaticinan más heterogeneidad en los sectores. El Gobierno sostiene que la recuperación seguirá.

La actividad económica muestra signos de desaceleración y la industria empieza a prever un escenario de estancamiento, aunque el Gobierno ratifica que el PBI puede crecer en torno a 5% este año, incluso con la meta de acumulación de reservas como objetivo principal de la política económica. Para el sector privado, los altos niveles de inflación comienzan a erosionar la recuperación económica, junto con el contexto externo y la falta de divisas.

El Instituto Nacional de Estadística y Censos (Indec) difundirá este jueves el Estimador Mensual de Actividad de mayo. Un relevamiento de Reuters arrojó que los analistas esperan un crecimiento del 5,9% interanual, en promedio, luego del fuerte repunte de febrero (9,1% anual) -posterior a la tercera ola de Covid. Pablo Besmedrisnik, economista y director de la consultora Invenómica, le dijo a esa agencia que "el nivel de actividad de 2022 va mostrando signos de contracción".

Las compras de energía presionan sobre los dólares de la actividad industrial

Acuerdo entre el Banco Central y automotrices para que autopartistas tengan más dólares

La Unión Industrial Argentina (UIA) difundió este martes resultados preliminares del informe de actividad del primer trimestre. Allí se constata "una desaceleración en el ritmo del crecimiento de la actividad en los primeros tres meses del año, que se explica en parte por el impacto de la tercera ola de Covid-19 durante enero", sostuvo el Centro de Estudios de la entidad (CEU).

Para FIEL, los bienes durables apuntalan a la industria, mientras que los no durables se retraen. 

Según el Indec, el uso de capacidad instalada alcanzó en marzo los máximos desde 2016. Pero, para FIEL, "luego de la mejora de la actividad industrial observada en el primer trimestre, se esperan desempeños sectoriales dispares en los meses por venir". Los industriales prevén más heterogeneidad en el desempeño, atado la coyuntura internacional pero también a la disponibilidad de divisas para producir y al impacto que la inflación comienza a tener en los niveles de consumo. "Veremos si con los incrementos salariales se recompone alto del consumo, pero la inflación de estos dos meses fue tremenda", describió uno de ellos.

Alerta consumo

"La evolución del consumo privado genuino está siendo dañada por la inflación récord", añadió Besmedrisnik. "La marcada aceleración inflacionaria, que desde el segundo semestre de 2021 fue contrapesada en materia de ingresos por la reapertura de paritarias, posiblemente comience a hacer mella en el poder adquisitivo en adelante", indicó Ecolatina. "La suba de precios hace más factible un escenario donde se trunque la recuperación real de los ingresos y salarios iniciada a finales del año pasado", advirtió.

El consumo masivo mejoró en abril a nivel país, pero en el Conurbano cayeron las ventas en las categorías más sensibles.

El último reporte de Scentia sobre consumo masivo mostró datos dispares. El informe arrojó una fuerte suba en las ventas de supermercados y autoservicios en el interior del país en abril (9,3% anual), que contrastó con una caída en el área metropolitana (-1,2% anual). En la Ciudad de Buenos Aires y el Conurbano, cayeron las categorías más sensibles, como Alimentación (-2%) y Desayuno y Merienda (-2,8%). En una gran cadena de supermercados advirtieron que se nota una retracción incluso en productos básicos, como lácteos.

Expectativas oficiales

La construcción, en cambio, muestra dinamismo. Según Construya, los datos del Indec mostraron que marzo "completó el mejor trimestre de la historia".

Ante este escenario, fuentes del Gabinete económico ratificaron que esperan que el PBI crezca en torno a 5% en 2021, incluso con la disponibilidad restringida de divisas. "Va a ser un crecimiento en serrucho, como el del año pasado", indicaron. Relativizaron las señales de desaceleración que notan desde el sector privado. La proyección contrasta con el consenso de economistas que participan de Latinfocus y que fue de 2,8% en la última encuesta. Un crecimiento inferior a 4% sería meramente por arrastre estadístico.

"Buscamos que haya un crecimiento de la economía compatible con que Argentina tenga más reservas a finales de año", dijo el ministro de Economía, Martín Guzmán en C5N. Su par de Desarrollo Productivo, Matías Kulfas, añadió en Radio 10: "Si tuviera mayor disponibilidad de dólares, la Argentina podría crecer mucho más, pero hay que ser realistas: es preferible crecer a un ritmo razonable, seguir creando empleo y no entrar en un desequilibrio que después lleve lamentablemente a los problemas que hemos tenido en el pasado".

Tags relacionados

Noticias del día

Compartí tus comentarios

Formá parte de El Cronista Member y sumate al debate en nuestros comentarios