PRECIOS

El plan de Sergio Massa para una inflación "que empiece con 3": ¿se puede cumplir ese sueño?

Sergio Massa dijo que el objetivo es bajar la inflación a una cifra que se mueva dentro de ese rango. Qué dicen los especialistas sobre la receta a aplicar y el éxito que puede conseguir en 2023.

La inflación a un ritmo del 3% mensual que tiene como objetivo el ministro de Economía, Sergio Massa, luce ambiciosa y hasta inalcanzable según el consenso de economistas que trabajan para el sector privado.

La única forma de lograrlo que imaginan es mediante un plan de estabilización muy bien coordinado que domine precios claves como el dólar oficial, los salarios, las tarifas de la energía y el transporte y los combustibles.

Aumenta el salario mínimo en diciembre

Argentina rompió el pronóstico de inflación de la OCDE

Aún así, un congelamiento o un deslizamiento de estas variables por debajo de la nominalidad actual puede chocar con otros objetivos de política económica, como la reducción del déficit fiscal comprometida en el acuerdo con el Fondo Monetario Internacional (FMI) y su financiamiento con escasa emisión monetaria del Banco Central (BCRA) en asistencia del Tesoro.

Qué hace el Gobierno con la inflación

En el Gobierno ven señales positivas. Los técnicos del equipo económico de Massa plantean que "ya hay una desaceleración de la inflación, que se va a empezar a ver en los próximos meses" en las estadísticas oficiales.

"El índice de octubre arrojó dos datos positivos: la inflación 'núcleo' -que excluye los productos estacionales y los precios regulados- fue de 5,5%, bastante menor que la general (6,3%)", señalaron.

"Y la mayorista fue de 'solo' 4,8%, lo que significa menos presión de costos para las empresas", puntualizaron en los despachos oficiales.

Desconfianza del sector privado

No obstante, el sector privado está cargado de dudas. Lorenzo Sigaut Gravina, economista jefe de Equilibra, consideró: "No veo factible bajar a la mitad la inflación mensual en 6 meses, ya que requeriría coordinar un freno muy fuerte de la carrera nominal. Tendría que ser un pseudo plan de estabilización, que debería anclar el tipo de cambio oficial y los regulados, además de lograr un amplio acuerdo de estabilidad de precios y salarios".

Lo mismo indicó Sebastián Menescaldi, director asociado de EcoGo. "Luce difícil alcanzar la meta si es que antes no se realiza un plan de estabilización que incluya no solo un congelamiento de bienes sino también ver qué pasa con los salarios. Hay servicios que están atrasados, como la energía y el transporte. Ya se están firmando paritarias hasta mediados del año que vienen con un ritmo mayor al 100% anualizado", dijo.

Anclar el dólar, las tarifas, los salarios y los combustibles, la clave para llegar

Para Guido Lorenzo, jefe de LCG, "no hay muchas razones para que la inflación desacelere, y menos tan rápido, básicamente porque todavía hay precios relativos para alinear como tarifas de energía, transporte público, salarios y tipo de cambio". "Todo eso, a priori, lleva a tener una presión alcista sobre los precios. Sumado a eso, la falta de dólares posiblemente presione el dólar libre al alza, con lo que tampoco se sentirá alivio por ese lado", remarcó.

"El BCRA no está realizando Adelantos Transitorios al Tesoro pero emite dinero para sostener la curva de deuda en pesos, que además tiene una caída de la demanda. Mantener una inflación mensual de entre 5% y 7% sería un buen resultado en este escenario. La inflación va a subir antes de bajar sostenidamente", completó Lorenzo.

A su turno, María Castiglioni, de C&T, sostuvo que "hay pocas chances de que la inflación baje al 3% mensual en abril y de que se pueda sostener por más de un mes". "Si se atrasan mucho las tarifas, se complica la meta fiscal, ya complicada de financiar con emisión y deuda local. La frazada es muy corta", describió.

Y Javier Alvaredo, director de ACM, planteó: "Sin el anuncio de un plan especifico y sin una corrección previa de precios relativos centrales (que se deterioran desde los últimos meses del anterior Gobierno), parece difícil que la dinámica inflacionaria converja a los niveles planteados en los próximos meses. Si bien la dinámica fiscal ha mostrado una corrección importante desde que asumió Massa como ministro, los ruidos que reaparecieron en el mercado domestico de deuda complican el objetivo de no emitir dinero".

Tags relacionados

Noticias del día

Compartí tus comentarios

¿Querés dejar tu opinión? Registrate para comentar este artículo.