Encuesta EMEC

Inflación, déficit y PBI: seis gráficos que muestran cómo será la economía del año electoral

Analistas que participaron del relevamiento que hace mensualmente El Cronista dieron sus primeros pronósticos de 2023, año para el cual esperan una fuerte presión inflacionaria, un leve crecimiento del PBI y un déficit fiscal primario en torno a los 2 puntos del PBI.

En esta noticia

Como ocurre en cada año de elecciones presidenciales, los índices macroeconómicos adquieren un relieve especial ante su invocación en la campaña política. Y la primera Encuesta de Expectativas Macroeconómicas de El Cronista (EMEC) del año ya da algunas pistas sobre el rumbo que adquirirán los discursos.

Es que el relevamiento, del que participaron seis consultoras y centros de estudios entre el 13 y el 23 de enero, arroja un año sombrío en materia de inflación, al menos dos ciclos fiscales más con déficit primario y un leve crecimiento del PBI, entre otras variables.

Inflación

Hace años que la inflación acapara la atención de la opinión pública, y 2023 no será la excepción. Luego del dato anual de casi 95% en 2022, las expectativas para este año ya comienzan ancladas en más de 80%, en línea con lo que vienen marcando las encuestas desde agosto.

Pero además de la elevadísima cifra, la distribución prevista para el año no da una cota de optimismo, dado que los analistas esperan un sendero uniforme de la inflación, en torno al 5% promedio por mes para todo el año, sin perspectivas de una reducción gradual siquiera.

Es que, tras el 5,1% de diciembre de 2022, los analistas estiman 4,9% para enero, un 5,3% para febrero y un 5,6% para marzo, lo que promete ser un primer trimestre álgido. En tanto, el segundo no va a ser muy distinto: pronostican un 4,9% en abril, 5,2% para mayo y 5,5 para junio. Y de julio en adelante poco se mueven del 5%, según la mediana de respuestas de los participantes.

Teniendo en cuenta que las elecciones generales se desarrollan en octubre, la gente acudiría a votar teniendo una inflación acumulada de casi 60% a septiembre, último mes publicado del índice de precios (IPC) a la hora de los comicios.

Esto anticipa uno de los principales argumentos económicos de las fuerzas opositoras este año, dado que, de cumplirse el pronóstico, el 80,5% que esperan para 2023 será el segundo mayor dato anual desde la salida de la híper, solo superado por el 94,8% del año pasado.

De hecho, para 2024 tampoco se ve mucha luz en el horizonte, dado que ya en sus primeros registros las consultoras avizoran una inflación de 55%.

Dólar

En cuanto al dólar, otra cifra que suele copar los titulares y las pantallas en los años impares, las consultoras no variaron en demasía sus perspectivas respecto a meses anteriores.

Para fin de año, las consultoras apuntan a un dólar oficial a $ 331, lo que implicaría un salto de 80% para este tipo de cambio (muy similar a la inflación esperada) y una depreciación de 44%. En 2022 la cotización oficial terminó en $ 183.

En tanto, las expectativas sobre el dólar blue apuntan a $ 508 para fin de año, lo que implica un eventual salto del dólar de 47% y una depreciación del peso de 32%, aproximadamente. Se estima que esta cotización informal cerró 2022 en $ 346.

Finalmente, el dólar contado con liquidación (dólar CCL), que cerró el año en $ 350, terminaría el año, según la mediana de respuestas, en $ 518. Esto implica un salto de la cotización y una tasa de depreciación muy similar a la del dólar blue, de 48% y de 32% respectivamente.

Déficit fiscal y PBI

En tanto, los resultados de la EMEC apuntan a un incremento de las expectativas de déficit fiscal primario (el déficit no-financiero), dado que en diciembre apuntaba a un rojo de 1,5% del PBI para todo 2023, pero en este último relevamiento la mediana de respuestas marcó 2,1%.

De cumplirse esta previsión, el Gobierno no estaría llegando a la meta fiscal pautada con el FMI, de 1,9% del PBI en 2023, que como todo año electoral suele motivar políticas fiscales expansivas.

Y para 2024 los analistas esperan que el déficit primario persista, pero en menor cuantía relativa: rondaría el 1% del PBI, lo que representa un ajuste bajista frente a las previsiones de meses previos sobre el año que viene, ubicadas algo más cerca del 2%.

Con respecto a la actividad económica, los analistas no se alejaron demasiado de las previsiones de meses anteriores, y pronostican un crecimiento leve del producto bruto de 2% tanto para 2023 como para 2024.

Sobre la EMEC

La Encuesta de Expectativas Macroeconómicas de El Cronista (EMEC) se realiza una vez por mes desde junio de 2016 entre varios de los más destacados analistas del mercado, incluidos bancos, consultoras, centros de investigación y asesores de inversión, a quienes se les pide que respondan un formulario con una treintena de preguntas sobre 12 variables clave de la macroeconomía y las finanzas nacionales.

En la edición de este mes participaron LCG, ACM, FIDE, Abeceb, PGK Consultores y Udepi Unpaz.

Tags relacionados

Noticias del día

Compartí tus comentarios

¿Querés dejar tu opinión? Registrate para comentar este artículo.