Alivio a mediasExclusivo Members

Importadores en el limbo: las empresas que no acceden al cupo ni al Bopreal y cuándo se normalizaría la deuda

Un análisis detallado, tras los últimos anuncios, refleja que la problemática que generó el endeudamiento externo persiste y complica las nuevas operaciones

En esta noticia

Sin dudas, los mecanismos que generó el Gobierno nacional para afrontar el nivel de deuda comercial "récord" que se acumuló en los dos últimos años, generaron alivio en el sector privado que ya había advertido sobre un "parate" en la producción por la falta de financiamiento de proveedores del exterior.

Por un lado, la Serie 1 del Bono para la Reconstrucción de una Argentina Libre (Bopreal), diseñado para cancelar deuda por importaciones, hasta ahora, fue adquirido por menos de 1000 empresas a las que se les adjudicó un total de u$s 4096 millones.

Pese a que el instrumento remontó en las últimas licitaciones, a la espera de las nuevas series, sólo queda disponible un monto remanente de u$s 904 millones para alcanzar los u$s 5000 millones que dispuso el Banco Central (BCRA).

A la par, la habilitación de un cupo para los importadores con deuda inferior a los u$s 500.000 que anunciaron el Central y la Secretaría de Comercio, a partir del 10 de febrero, representa una porción "mínima" del stock total: "no más de u$s 1300 millones", aseguró un dirigente industrial a El Cronista.

Pese al alivio que detectan en la base y en la cúspide de la pirámide, aún queda una porción importante de medianas y grandes empresas con compromisos superiores al monto que se fijó para acceder a dólares oficiales que no encuentran solución.

Deuda actualizada

En la presentación del "Informe de la Deuda Externa Privada" el Banco Central informó un monto de deuda comercial de importadores de bienes y servicios de u$s 53.365 millones al 30 de septiembre de 2023, basado en el Relevamiento de Activos y Pasivos Externos.

Sin embargo, del relevamiento a partir del Padrón de Deuda Comercial por importaciones con Proveedores del Exterior, surgió un total de deudas netas por u$s 42.600 millones. Además, se declararon pagas sin acceso al mercado de cambios operaciones por unos u$s 8.500 millones.

Aunque el número mostró una caída de cerca de u$s 15.000 millones, respecto a las estimaciones que indicaban cerca de u$s 58.000 millones hasta diciembre de 2023, el Central advirtió que "la deuda comercial de importadores que excede el monto habitual con el cual opera la economía seria de aproximadamente u$s 13.600 millones".

Saldo pendiente

En línea con el sector que quedó excluido del cupo para cancelar deuda con dólar oficial, el BCRA anunció que mipymes con compromisos que superen los u$s 500.000 tendrán acceso prioritario al bono de tramo corto Bopreal Serie 2, con flujos de amortización en dólares entre julio de 2024 y junio de 2025.

"Los Bopreal Serie 2 se ofrecerán por un monto máximo de hasta VN u$s 2000 millones y los Bopreal Serie 3 se ofrecerán por un monto máximo de hasta VN USD 3000 millones", precisó la entidad e informó que las convocatorias para suscribir estos instrumentos tendrán lugar durante el mes de febrero.

Con todo, a través de la vía financiera (u$s 10.000 millones) más el acceso excepcional al MULC (u$s 1300 millones) sólo se estaría resolviendo un cuarto del stock total de endeudamiento, aunque, la cifra representa más del 40% si se estima el volumen que se acumuló desde el 31 de diciembre de 2021 hasta el 12 de diciembre de 2023 por u$s 27.400 millones.

Cuándo se normalizaría la deuda

Por eso, para lograr la normalización del flujo de importaciones, el sector privado estima que aún quedan por resolver la situación de empresas que, en conjunto, deben afrontar pagos por u$s 15.000 millones.

A la encrucijada, que el Gobierno deberá atender en un contexto de ajustes y recesión para no socavar más la actividad productiva, se suma la disconformidad que plantean importadores que suscribieron el Bopreal para cancelar total o parcialmente deudas inferiores a los u$s 500.000, pero perdieron acceso al MULC.

En ese sentido, entiende que la Comunicación A 7952 resulta más beneficiosa, pero "un cambio en las reglas de juego" que genera impacto económico negativo para las empresas que ya asumieron un dólar más caro, con Impuesto PAIS y un plan de pago de cuatro cuotas. 

"El stock de deuda por importaciones hasta el 12 de diciembre del 2023 aún se encuentra impago, situación que está incrementando los conflictos internacionales entre clientes argentinos y proveedores extranjeros para una porción de las importaciones que requieren de cierta dinámica y cumplimientos básicos, toda vez que corresponden a comercio entre empresas pymes no sólo en nuestro país sino también desde los mismos proveedores del exterior", advirtió la Cámara de Importadores de la República Argentina (CIRA) en una nota dirigida a Santiago Bausili, titular del BCRA.

Temas relacionados
Más noticias de importadores
Noticias de tu interés

Compartí tus comentarios

¿Querés dejar tu opinión? Registrate para comentar este artículo.