Vale casi como la carne

Igual que el dólar, la lechuga se fue a un precio inédito: por qué y hasta cuándo estará caro

La ola de calor generó un aumento descomunal en el precio de los vegetales, con la lechuga siendo la más afectada.

El verano y las altas temperaturas que se sufrieron en las últimas semanas tuvieron un efecto inédito: aumentaron el precio a niveles récord de un producto que tiene alta demanda pero cuya oferta se vio mermada por el calor extremo.

Se trata de la lechuga, la cual se suma al tomate como uno de los productos más caros en la verdulería con un valor que supera los $ 500 por kilo -variando de $ 600 a $ 1800 según la zona de donde se consigue-.

Cuándo cobro ANSES en febrero 2022: fechas con DNI par todos los planes 

Y cómo ya se dijo, la razón principal está en el clima récord que se registró en casi todo el país durante el mes de enero, donde llegaron a haber más de 40 grados por varios días consecutivos en varias zonas del país.

POR QUÉ AUMENTA LA LECHUGA POR EL CALOR

Según varios especialistas, la razón detrás de esto está en dos factores: la pérdida de cosecha por culpa del calor y los constantes cortes de luz que complican la refrigeración de estos productos una vez cosechados.

Sobre lo primero, se debe considerar que las lechugas, al ser una verdura de estación, se cosechan dentro de invernaderos. Con temperaturas de más de 44 grados en el exterior, el interior de estos lugares puede llegar a registrar hasta 55 grados y en consecuencia muchas de las plantas en su interior se arruinan -con las hojas de la lechuga quemándose en el proceso-.

Por otro lado, los cortes de luz constantes que se sufrieron en diferentes partes del país generaron que se pierda una gran parte de la producción. En total, se estima que entre un 20% y un 30% de toda la lechuga disponible se echó a perder durante las últimas semanas, lo que se traduce en aumentos de precio.

Paro de subtes: una sorpresiva medida afecta a tres líneas y al Premetro

CUÁNDO SE NORMALIZARÁ EL PRECIO

Con todo esto en mente, muchos se preguntan cuándo volverán a haber precios más normales por los productos frescos -ahora que parece haber terminado la ola de calor y los cortes de luz constante-.

La respuesta es simple: si la situación se normaliza, se debería reponer el stock perdido en los 30 días que tarda en crecer desde que se planta en un invernadero. En otras palabras, se vería un decrecimiento en los precios y un aumento de la oferta para finales de febrero.

Tags relacionados

Noticias del día

Compartí tus comentarios

¿Querés dejar tu opinión? Registrate para comentar este artículo.