Tras la reglamentación

Ganancias: por qué la devolución de lo retenido complicará a las empresas

Los empleadores deben comenzar este mes a reintegrar lo retenido en los meses anteriores en cinco cuotas, pero el cambio en el modo de cálculo suma dificultades a los procesos de liquidación de sueldos.

La modificación al impuesto a las Ganancias para los asalariados permitirá eximir por este año a aquellos que cobran hasta $ 150.000 brutos mensuales, lo que no afectará las cuentas públicas de este año pero sí comprometerá a las empresas que deberán devolver lo retenido en los primeros seis meses del año.

Es que los cambios aplican sobre el período fiscal 2021, que se declara a mediados del año que viene. Sin embargo, las empresas durante el ejercicio fiscal tienen que retener mensualmente un proporcional del sueldo. Por eso, son los empleadores los que deben devolver los fondos en cinco cuotas junto con cada recibo de sueldo: es decir, con los sueldos que se paguen de junio a octubre, por lo que la última parte se reintegrará días antes de las elecciones generales.

Por un lado, aliviará los bolsillos de aquellos trabajadores que estaban alcanzados por el impuesto que ya no lo estarán y el Gobierno procura que estos pesos reinyectados a los hogares permitan reactivar el alicaído consumo. Pero para las empresas puede ser una complicación técnica.

Devolución de Ganancias más aguinaldo: ¿conviene gastarlo, comprar dólares o cancelar deudas?

KPMG analizó la medida y resaltó que la resolución general 5008/2021 desvirtúa la metodología de cálculo por acumulado que regía para las liquidaciones de sueldos dado que ahora las empresas deberán observar la "foto" de cada mes para determinar si al trabajador se le debe aplicar el beneficio para el tramo de hasta los $ 150.000 y el que corresponde al tramo de hasta $ 173.000.

"Para ello, el empleador debe evaluar si la remuneración bruta del mes o el promedio de las remuneraciones brutas mensuales a ese mes (el importe que fuere menor) se ubica en alguno de dichos tramos y aplicar la deducción que corresponda. Al mes siguiente se debe sacar una nueva foto de la remuneración del mes y del promedio acumulado, sin tener que borrar la 'foto' del mes anterior", señaló el informe elaborado por Andrés Tellado Canas y Candela Sotos Simino, Director y Gerente del departamento Laboral y Seguridad Social de KPMG Argentina.

Eso hace que una empresa puede tener al trabajador un mes dentro del tramo de los que cobran $ 150.000, al mes siguiente dentro de los que ganan hasta $ 173.000 y que al tercer mes vuelvan al primer tramo. Esta cuestión para KPMG torna mucho más compleja la liquidación de los sueldos y la retención de Ganancias por las empresas.

"Estos cambios demandarán una mayor atención de las empresas, tanto respecto de la parametrización inicial de los sistemas de liquidación a los efectos de aplicar las normas en forma correcta como así también generarán la necesidad de realizar revisiones recurrentes sobre el cálculo de la retención del impuesto mensual y al momento de realizar el ajuste anual, ya que cualquier desvío por exceso o defecto de retención podría traducirse en reclamos por parte de los empleados/sindicatos o del Fisco", señalaron los analistas.

Los beneficios de la ley

El nuevo piso de $ 150.000 para el pago de Ganancias de los trabajadores exceptúa a quienes perciben hasta esa cifra de la deducción. AFIP estableció también deducciones especiales para quienes cobran hasta $ 173.000 para evitar saltos abruptos en la escala.

El 90% de quienes pagaban ganancias dejará de estar alcanzado gracias a esta deducción especial. La letra chica del organismo, que se publicó el martes en el Boletín Oficial, establece las deducciones según las franjas salariales. 

La norma establece una escala de "deducciones incrementales". Los sueldos de hasta $ 150.000 dejarán de pagar $ 50.000 por Ganancias. En tanto, para quienes cobren $ 150.100, la deducción establecida en la reglamentación de AFIP será de $ 42.979. Los montos de deducción van bajando a medida que crece el sueldo bruto mensual promedio.

A partir de los $ 172.400 las rebajas serán menores a mil pesos en lo que les corresponde pagar de Ganancias. A partir de los $ 173.000 seguirán pagando de acuerdo con lo establecido.

Si bien la ley salió hace dos meses, la demora en la promulgación y en la reglamentación hizo que las empresas debieran retener las sumas tanto de los recibos de sueldo de abril como de mayo, lo que robusteció el monto a devolver. 

Tags relacionados
Noticias del día

Compartí tus comentarios