SESIONES ORDINARIAS

En la antesala electoral, un Congreso más hostil que el de 2020 recibirá al Presidente

Alberto Fernández inaugurará hoy al mediodía un nuevo período de sesiones ordinarias en un clima atravesado, como prácticamente todo hace casi un año, por la pandemia.

El presidente Alberto Fernández inaugurará hoy al mediodía un nuevo período de sesiones ordinarias en un clima atravesado, como prácticamente todo hace casi un año, por la pandemia

Pero esto no sólo se verá reflejado en un palacio semivacío por cuestiones sanitarias. Sino que, además, será escuchado por una oposición que no le dejó pasar por alto el Vacunatorio VIP. Más bien, lo espera con un paquete de medidas bajo el brazo para transparentar la campaña de vacunación contra el Covid-19

A esto se le suma que el discurso será pronunciado, como cada año, en el recinto de la Cámara baja, donde el oficialismo no cuenta con mayoría propia, motivo por el que la mal llamada reforma judicial sigue trabada en medio de los avances de ese poder ante referentes del kirchnerismo como Milagro Sala y Amado Boudou y que golpean cada vez más de cerca a la propia vicepresidenta, Cristina Kirchner.

En el que será el segundo discurso de Fernández frente a la Asamblea Legislativa, y en la antesala de las elecciones de medio término, el jefe de Estado se verá cara a cara con una parte de los legisladores (la otra seguirá el discurso de forma remota), al que este verano le encomendó el tratamiento de una treintena de proyectos que, en buena medida, no fueron tratados por ninguna de las dos cámaras. La que preside CFK sesionó un par de veces mientras que la que lidera el tigrense Sergio Massa, pese a las promesas de un verano activo, apenas abrió sus puertas en una ocasión.

Aunque fue Massa quien lo ayudó a tender un puente con la clase media, aquella con la que busca recomponer sus vínculos, a partir de la presentación de un proyecto que exime de Ganancias a quienes ganen hasta $ 150.000 o cobren menos de 8 haberes mínimos. Y al que, a pedido del ala sindical, se le agregará más exenciones y deducciones.

Más allá de que el texto lleva su firma, durante el discurso, probablemente el jefe de Estado haga suya la iniciativa con la que aspira a recuperar la confianza, pero sobre todo el voto, de un sector para el que el escándalo de las vacunas VIP no fue más que la frutilla del postre luego de un año en el que fue muy golpeado económicamente y poco contenido por el Gobierno en medio del parate económico que devino de la cuarentena.

Una vez inaugurado el período de sesiones ordinarias, este proyecto, que significaría un alivio para el bolsillo de más de 1,2 millones de trabajadores y jubilados será el primer tema a tratar por la Cámara baja. Es más, desde el oficialismo barajan que esta misma semana podría comenzar su tratamiento en comisión aunque, de momento, no hay una convocatoria formal.

PASO sí o no en pandemia: ése es un dilema que divide a propios y ajenos y que el Congreso ante el que hablará Fernández sigue sin dirimir, pese a que él mismo, sin éxito, pidió definir en extraordinarias. Si el ansiado rebote no se produce para agosto, "la encuesta" podría ser lapidaria para el oficialismo, que este año pone en juego 15 de las 24 bancas que renueva el Senado y otras 50 en Diputados. Cámara en la que depende de los bloques "independientes" para hacerse de las leyes que despiertan el rechazo de JxC, interbloque que le pisa los talones en número de escaños.

Mientras que la Justicia condenó al empresario cercano a la familia Kirchner, Lázaro Báez, por lavado de dinero, la "reforma judicial" sigue frenada en la Cámara baja. Se trata de la iniciativa que busca diluir el poder que concentran los 12 tribunales de Comodoro Py -donde se tratan las causas por corrupción- y que ya cuenta con media sanción del Senado (luego de que el bloque oficialista le introdujera 30 páginas de modificaciones al texto girado por el Ejecutivo).

El asunto es que en Diputados, al rechazo de JxC se le sumó el de otras bancadas menos numerosas, pero determinantes, como la lavagnista. Es probable que Fernández haga hoy un llamado a tratar el tema, Y hasta, quizá, lo use para acusar, una vez más, a la oposición de "poner palos en la rueda".

Tags relacionados

Compartí tus comentarios