Una polémica desde 2020

En el aniversario de la detención de Milagro Sala, el Gobierno ahora habla de "presos políticos"

Al asumir, el mismo Alberto Fernández se había molestado por el uso del término. En la previa de la marcha contra la Corte, el FdT firmó una solicitada por la libertad de la dirigente social. Queja de Luis D'Elía contra Cristina.

"Me molesta que me digan que tengo presos políticos porque no los tengo". Con esta frase, revelada en Radio Continental, Alberto Fernández dio por cerrado el primer debate de fondo, y no sólo lingüístico, que atravesó las heterogéneas líneas de pensamiento del Frente de Todos apenas debutó en el poder. 

Corría febrero de 2020. Abogado penalista, Fernández explicó: "La discusión semántica no es menor: el preso político, técnicamente, es un preso que está a disposición del Poder Ejecutivo, es el preso sin causa. Y yo no tengo a ningún preso sin causa, no tengo a nadie a disposición del poder Ejecutivo Nacional". 

Alberto Fernández: "Me molesta que digan que tengo presos políticos

Dentro de la misma Casa Rosada, un mes antes, el ministro del Interior, Eduardo "Wado" De Pedro había opinado lo contrario, en sintonía con, por ejemplo, Sergio Berni y Axel Kicillof.  

Ahora, a seis años de la detención de Milagro Sala, que hoy la cumple en forma domiciliaria, tanto ministros del albertismo como del kirchnerismo, no así del massismo, se sumaron a una solicitada pidiendo su definitiva libertad, apelando al concepto que el propio mandatario había desestimado.

'Presos políticos': quién los defiende y quién los niega en la discusión que divide al Gobierno

"Con presos políticos no hay democracia plena", sentencia el texto difundido hoy por redes sociales por importantes dirigentes, desde la portavoz presidencial Gabriela Cerruti hasta ministros Aníbal Fernández y Elizabeth Gómez Alcorta, que fue la abogada defensora de Sala.  

Dice la solicitada, apuntando contra el macrismo sin nombrarlo: "El caso de la líder de la Tupac Amaru se constituyó en el laboratorio de lo que fue el lawfare en Argentina y que implicó una verdadera asociación ilícita promovida con recursos del Estado para perseguir y encarcelar a dirigentes políticos, sociales y sindicales, como se evidencia cada día con mayor fuerza en nuestro país, con los hechos que salen a la luz pública"

Entre los firmantes figuran, entre otros, el premio Nobel de la Paz Adolfo Pérez Esquivel, Estela De Carlotto, Taty Almeyda y Nora Cortiñas, junto al jefe de la bancada del Frente de Todos, Máximo Kirchner. 

No están, en cambio,  Alberto Fernández y Cristina Fernández de Kirchner. Ni tampoco lo replicaron en sus redes. Ahora bien: en 2017, cuando integraba las filas del Frente Renovador, el actual Jefe de Estado la visitó en prisión. "Que Milagro Sala todavía esté detenida significa que hay algo que está funcionando mal", sentenció días atrás. 

Como contexto, desde una óptica nacional, el aniversario cae en la previa del armado de la marcha contra la Corte Suprema que desde la Casa Rosada miran con buenos ojos, si bien niegan están detrás de su organización. No son una novedad los cortocircuitos entre el Gobierno y un sector del Poder Judicial. 

Alberto cuestionó a la Corte Suprema y la oposición salió al cruce

Por otro lado, a nivel local, el respaldo oficial a Sala llega en momentos en que el gobernador de Jujuy, Gerardo Morales, se constituyó con uno de los vasos comunicantes entre la Rosada y la oposición de Juntos por el Cambio, frente a la actitud menos moderada de Horacio Rodríguez Larreta. 

Gerardo Morales: "Hay sectores de Juntos por el Cambio que quieren que explote todo"

El radical, sin ir más lejos, es uno de los que está intentando mantener a flote la cumbre de Martín Guzmán con líderes opositores por la negociación con el FMI, que debería realizarse el martes, en un lugar en disputa: mientras el Ejecutivo presiona para que sea en el Ministerio de Economía, en JxC piden que sea en el Congreso. 

Otro que se ha considerado un "preso político" fue Luis D'Elía, el dirigente piquetero que fue preso por la toma de una comisaría y hoy fogonea la marcha contra la Corte. Aprovechó el respaldo oficial a Milagro Sala para agradecerle al mandatario pero no así a la Vicepresidenta, con quien está enfrentado

 

Tags relacionados

Noticias del día

Compartí tus comentarios

Formá parte de El Cronista Member y sumate al debate en nuestros comentarios