ENERGÍA

Arranca la primera audiencia pública para aumentar las tarifas de luz y gas: hora, modalidad, expositores

Con 38 expositores y la Secretaría de Energía a cargo, se realiza mañana la primera audiencia pública de la discordia previa a un aumento de las tarifas del gas. Gremios y organizaciones resi sten el ajuste. Cuál es el costo.

El Gobierno levanta este martes a las 10 la bandera a cuadros para validar ante la población durante 72 horas los aumentos de luz y gas con segmentación de tarifas para reducir los subsidios a partir de junio.

En la primera de las audiencias públicas de esta semana, la subsecretaria de Hidrocarburos, Maggie Luz Videla Oporto, presentará las proyecciones del Gobierno en relación al precio mayorista del gas en el Punto de Ingreso al Sistema de Transporte (PIST).

El Gobierno relativiza la fecha de los aumentos de tarifas, ante la interna oficial

Durante más de 3 horas, Videla Oporto atenderá a unos 38 oradores, que tienen 5 minutos cada uno para exponer.

Están anotados legisladores porteños, diputados nacionales y provinciales, intendentes, ministros provinciales, defensores de los pueblos, organizaciones de defensa de los derechos de usuarios y consumidores, representantes del sector privado y otras personas a título propio.

La audiencia será digital a través de la plataforma WebEx y se transmitirá por el canal de YouTube oficial de la Secretaría de Energía.

Videla Oporto fue designada por el secretario Darío Martínez para ser la voz del Gobierno en este acto público. El kirchnerismo quería que en ese lugar estuviera el ministro de Economía, Martín Guzmán, para explicar los alcances del acuerdo con el Fondo Monetario Internacional (FMI) y adjudicarle la responsabilidad por los posibles contratiempos que genere la política de subir tarifas (inflación, caída en el consumo y recesión, según evalúan).

De acuerdo a las proyecciones que los técnicos de la Secretaría de Energía plasmaron en documentos públicos, el costo de la provisión del gas para usuarios domiciliarios sería de u$s 3063,6 millones y el precio promedio, entre la producción local y las importaciones, sería u$s 5,76 por millón de BTU.

Los números están condicionados a factores de la demanda, como la cantidad de días fríos en el invierno, y también por los costos de importación del gas licuado, que en la última licitación bajaron de u$s 39 a u$s 29 por millón de BTU.

Si no hubiera modificaciones en las tarifas, entre junio y diciembre el Estado nacional gastaría unos 2000 millones de dólares para subsidiar el gas a los hogares. La reasignación de una parte de esos recursos es lo que está en debate.

En los pasillos oficiales guardan con recelo sus estimaciones en relación a la baja de subsidios que lograría con los incrementos de tarifas previstos.

Esa cifra no aparece en ninguno de los documentos que publicó el Gobierno como "informes técnicos". No obstante, fuentes oficiales y privadas señalan que en ningún caso se podrá cumplir con lo prometido al FMI, de recortar las subvenciones energéticas en 0,6 puntos del Producto Interno Bruto (PIB) -equivalentes a unos 3000 millones de dólares-.

Más bien, debido a la crisis energética mundial agravada por la invasión de Rusia a Ucrania, prevén que los subsidios pasen de los u$s 11.000 millones en 2021 hasta más de u$s 15.000 millones en 2022, en un cálculo conservador.

Segmentación

Quienes estén alcanzados por la tarifa social no sufrirán nuevos ajustes en las boletas de gas.

La "clase media" verá una "corrección" promedio del 21,5% (que se acumula a la anterior, de marzo, por un 19%), mientras que el 10% de usuarios con mayor capacidad de pago abonará el costo pleno de la energía y tendrá un alza superior al 200%.

El programa económico de Guzmán y el presidente Alberto Fernández, en acuerdo con el FMI, establece aplicar estos cambios a partir del 1 de junio, aunque ya desde el Gobierno se relativizan las fechas. "No tiene que ser sí o sí ese día", advierten.

Los interventores del Ente Nacional Regulador de la Electricidad (ENRE), María Soledad Manín, y del gas (Enargas), Federico Bernal, deben firmar los traslados a tarifas de los aumentos de los precios mayoristas.

Ambos responden a la vicepresidenta Cristina Kirchner, están en contra del "programa del Fondo" y pueden demorar el trámite, lo que pondría al Frente de Todos al borde del colapso.

En medio de la interna oficial, gremios, organizaciones sociales, cámaras de empresarios pymes y defensores de usuarios que comparten la mirada del kirchnerismo lanzaron este lunes una solicitada titulada "El bolsillo de las y los argentinos no soporta otro aumento de tarifas", en el que piden revisar los costos de producción de la energía y dar marcha atrás con la política acordada con el FMI.

Tags relacionados

Noticias del día

Compartí tus comentarios

¿Querés dejar tu opinión? Registrate para comentar este artículo.