INDEC

El uso de la capacidad instalada industrial llegó en mayo a su mejor nivel desde noviembre pasado

Cada vez más sectores industriales muestran un fuerte crecimiento, lo que se refleja en la utilización del potencial productivo de la actividad manufacturera, un dato que surge de un relevamiento mensual del Indec.

La utilización de la capacidad instalada industrial (UCI) se ubicó en mayo en 68,4%, siendo el porcentaje más elevado en los últimos seis meses, informó esta tarde el Instituto Nacional de Estadística y Censos (Indec).

En rigor, el quinto mes del año marcó el mejor nivel de la UCI para el mes de mayo desde 2014, cuando había registrado 70,8%. 

Lo llamativo, sin embargo, es que este desempeño en la capacidad instalada industrial se dio en un mes en que la producción de la actividad manufacturera tuvo un relativo freno en la medición desestacionalizada, retrocediendo 1,1% respecto del mes anterior. 

La industria se contrajo 1,1% en mayo y frenó su recuperación: cómo le fue a cada sector

Con todo, en la UCI de mayo se destacan las subas superiores al 80% en Industrias metálicas básicas (85,8%), Productos minerales no metálicos (81,4%), Refinación de petróleo (81,3%) y Papel y cartón (78%). 

Los analistas del sector industrial consideran que niveles de UCI por encima del 80% suponen una utilización de los recursos muy cercano al máximo potencial, por lo que para continuar con el ritmo de producción y crecimiento esos sectores requieren iniciar un nuevo de inversiones.

En el desagregado por ramas de actividad se destacan algunos de los sectores que vienen liderando la producción industrial a la salida de la pandemia de Covid-19, como es el caso de acero y aluminio, claves en el resultado de las industrias metálicas básicas.

Aquí, la tracción de la maquinaria agrícola, el sector automotor, la construcción y hasta Vaca Muerta por el uso de tubos de acero sin costura, son determinantes.

El desempeño de productos minerales no metálicos es fiel reflejo del buen momento que atraviesa la industria de la construcción, mientras que la refinación de petróleo también ha recuperado dinamismo. 

Pero además en esta industria, por sus propias características, el uso de la capacidad de producción suele estar siempre en niveles muy elevados, cercanos al límite del potencial.

Un escalón más abajo se ubican Papel y cartón, Sustancias y productos químicos (74,3%), y Productos alimenticios y bebidas (64,8%). Justamente, a diferencia de la refinación de petróleo, la UCI en la producción del sector alimentario puede llegar a máximos del 75%, por lo que niveles del 65% son un buen indicador.

Algo similar ocurre en la industria automotriz (57,1%), donde las las propias características de la actividad hacen que difícilmente superen el 60% de la capacidad instalada para la producción. 

O lo que ocurre en los sectores textil (59,5%) y la metalmecánica (exceptuando automotores), que llegó en mayo a 57,1% de uso de su capacidad instalada.

Tags relacionados

Noticias del día

Compartí tus comentarios

¿Querés dejar tu opinión? Registrate para comentar este artículo.