A partir del 10-D

El nexo de la próxima titular de AFIP con el mundo de Javier Milei y el potencial conflicto con el asesor externo

A días de asumir la banda presidencial, Javier Milei termina de definir lugares claves dentro del organigrama del estado. Quien sería la nueva administradora federal habría sido propuesta por el socio del departamento de impuesto de Bruochu & Asociados, Liban Kusa.

La danza de nombres para ocupar la Administración Federal de Ingresos Públicos (AFIP) parece haber terminado. Ayer por la tarde, en medio de la lluvia, cruzaron por la puerta del Museo Histórico del organismo el referente en materia tributaria del presidente electo, Liban Kusa y quien asumiría la titularidad, Florencia Misrahi.

A pesar a que el encuentro entre los enviados de La Libertad Avanza (LLA) y el actual administrador, Carlos Castagneto fue confirmado por ambas partes, hasta el momento no se anunció la designación por parte la Oficina del presidente, Javier Milei. Aunque sí hubo oportunidad para hacerlo junto con la de secretaria de Comunicación, Belén Steller.

"Fue muy general, se conversó sobre la estructura del organismo porque todavía no hay nada confirmado. Se llevó a cabo para cumplir con el secreto fiscal", afirmaron fuentes oficiales de la AFIP a El Cronista ante la consulta del encuentro del martes.

Las intenciones originales eran que el socio del Departamento de Impuestos de Bruochu & Funes de Rioja asuma el cargo, pero el deseo de Kusa de continuar su carrera en el sector privado arruinaron los planes del líder de LLA.

El rechazo por parte del abogado especializado en impuestos no afectó la relación entre ambos. Según confirmaron fuentes allegadas, fue Kusa quien postuló como candidata a la integrante del estudio Lisicki, Litvin & Asociados, a cargo del referente tributario de Patricia Bullrich, Cesar Litvin.

Liban Kusa con sus pares de Bruochu & Funes de Rioja.

"La relación entre ambos viene de Cargill", comentaron allegados a Misrahi. Previo a su desembarco en junio pasado en la órbita de Litvin, donde solo estuvo siete meses, la asesora en impuestos permaneció por más de 15 años a la corporación multinacional estadounidense como miembro de la junta.

A causa del ofrecimiento y la aceptación para ocupar el lugar de Castagneto desde el próximo 10 de diciembre, recientemente Misrahi presentó su renuncia en el estudio de auditoria donde para este año tenían un proyecto de agronegocios.

En adelante, las dudas surgen como fluctuará la relación entre ambos. Si bien aseguran que prima la confianza, queda en evidencia la potencialidad de las tensiones: Misrahi deberá llevar a cabo una reforma tributaria que fue confeccionado por las manos de Kusa.

"No va a ser muñeco de control remoto. Tiene una personalidad fuerte, prestancia y aptitudes para el puesto", la defendieron desde su entorno. Aunque la pelea de poder futura quedó en evidencia en el acompañamiento en la reunión de transición y las intervenciones frente a Castagneto.

"La relación entre ambos viene de Cargill", comentaron allegados a Misrahi. Previo a su desembargo en junio pasado en la órbita de Litvin, donde solo estuvo siete meses, la asesora en impuesto permaneció por más de 15 años a la corporación multinacional estadounidense como miembro de la junta.

A pesar de ser ella quien asuma el puesto, en el encuentro estuvo acompañada por Kusa. Quien asegura querer permanecer en el sector privado y solo ser un referente externo del mandatario pero que destacan que participó en igual medida de la conversación.

Otro de los desafíos que se le van a plantear, dado su perfil apolítico, es el manejo de los trabajadores. "Va a hacer una buena gestión si no le ponen restricciones dentro del organismo que se politizó en los últimos años. Una vez que asuma se va a tener que fijar quienes la puede llegar a acompañar", destacaron.

Los objetivos impositivos de Milei

Plasmados de forma generalista en la plataforma electoral, la reforma tributaria de Javier Milei consistiría en la eliminación y baja de impuestos a los fines de potenciar los procesos productivos en la actividad privada, además del establecimiento de un régimen de regalías y concesiones por la explotación de recursos nacionales.

"Una vez reducido el gasto público, bajaremos impuestos con la intención de eliminar el 90% de los impuestos actuales, que solo tienen un impacto de alrededor del 2% del Producto Bruto Interno (PBI) en términos recaudatorios, pero que entorpecen tremendamente el funcionamiento de la economía", sostuvo durante una transmisión en vivo en Instagram.

En el camino a sentarse en el sillón de Rivadavia, Milei firmo diversos compromisos en el mismo sentido. Previo a su asunción como diputado, y a la vista de las cámaras de televisión, firmó un documento en donde juraba no votar la creación de nuevos tributos o aumentar los existentes.

Recientemente, al igual que el candidato de Hacemos, Juan Schiaretti y de Juntos por el Cambio (JxC), Patricia Bullrich, también lo hizo con la entidad Lógica, a cargo de Matías Olivero Vila. Con el propósito de impulsar una norma de transparencia fiscal al consumidor que visible en el ticket o factura el IVA y otros tributos nacionales, provinciales y municipales que se aplican en el importe de compra.

Temas relacionados
Más noticias de Javier Milei

Las más leídas de Economía y Política

Destacadas de hoy

Noticias de tu interés

Compartí tus comentarios

¿Querés dejar tu opinión? Registrate para comentar este artículo.