Trabas de AFIP a importadores

La carrera por los dólares: el Gobierno garantizó a la UIA que no faltarán para la compra de maquinarias e insumos

Hubo gestiones frenéticas de los industriales, ante nuevos frenos de AFIP e Industria. Con departamentos de Comercio Exterior frenados, buscan evitar un parate productivo.

Los nuevos parámetros de la Administración Federal de Ingresos Públicos (AFIP) para permitir o no importaciones encendieron todas las alertas en la Unión Industrial Argentina (UIA). Con departamentos de comercio exterior paralizados, los industriales obtuvieron cierta tranquilidad este martes, cuando el Gobierno les dijo que agilizarán gestiones para evitar que las empresas enfrenten "problemas productivos o de abastecimiento".

Cepo al dólar recargado: la AFIP aprieta más el cerrojo sobre las importaciones

Industria y automotrices definen cuántos dólares habrá para producir en 2022

Así lo dejó trascender la propia central fabril luego de una serie de consultas con funcionarios que no especificaron, pero que fueron rápidas para desactivar lo que en la UIA entendían como una bomba potencial que podía detener la producción.

Representantes de distintas cámaras mantuvieron este martes una reunión técnica con AFIP y directivos de grandes compañías se comunicaron con Desarrollo Productivo. La respuesta técnica fue que las empresas afectadas debían "presentar en disconformidad" el requerimiento de importación para destrabar la operación. La política, que los dólares para importar maquinarias, bienes intermedios, piezas e insumos están y las compañías accederán a ellos. "Las grandes empresas no tienen problemas, esto no las afecta", indicaron en un despacho oficial.

Otra alta fuente oficial sostuvo que los pagos de importaciones no se detuvieron durante febrero y que, en los primeros días del mes, los volúmenes operados son mayores a los de los últimos dos años. "Los niveles de importación están recontra bien para el PBI argentino. Incluso están inflados", dijo a El Cronista.

"Confiamos en que 2022 será un año de continuidad de la fortísima recuperación de 2021", tuiteó el ministro de Desarrollo Productivo, Matías Kulfas al celebrar que el año pasado terminó con un crecimiento en la industria del 15,8% contra 2020, del 7,1% contra 2019 y del 0,3% respecto de 2018. En su cartera sostienen que no faltarán dólares para que la industria importe insumos y tecnología.

"En el caso del sector automotriz, dijimos que tenemos que reducir el déficit comercial, tenemos que exportar más y, al mismo tiempo, tenemos que hacer que los autos que se fabrican en Argentina tengan más contenido nacional, que no sean una mera ensambladuría de partes y piezas que se importan de otros países. Esto funcionó muy bien", dijo Kulfas a radio El Destape. "Estamos con todos proyectos productivos en la industria que tienen un contenido nacional de cerca de un 40%, que cuando empezamos el gobierno muchos tenían menos del 20% de contenido nacional", agregó.

Vuelta de rosca al cepo

Desde el 1 de mes, la AFIP actualizó criterios para otorgar a los importadores los certificados de Capacidad Económica Financiera (CEF), un trámite previo a los SIMI (Sistema Integral de Monitoreo de Importaciones) que entrega la Secretaría de Industria como paso previo a poder concretar la operación y acceder a las divisas para pagarla.

La noticia, como publicó La Nación este martes, causó revuelo entre los industriales. Según reconstruyó El Cronista, el Banco Central detectó que hubo rubros con "crecimiento desmedido" de importaciones, detalló una fuente oficial. Entonces, el Gobierno decidió afinar el análisis de la Capacidad Económica y Financiera de las empresas. "Hay CUITs que importan por varios millones y tienen un empleado regristrado", indicaron en dos oficinas públicas consultadas.

"Ante la situación referida a los CEF, la UIA realizó gestiones y consultas ante el Ministerio de Desarrollo Productivo y la AFIP a los fines de clarificar criterios y procurar su resolución", indicó la entidad empresaria. "La AFIP confirmó que la determinación del CEF no ha tenido cambios de metodología de cálculo, sino que los nuevos montos se establecieron con la incorporación de información actualizada y que, en algunos casos, el cupo disponible se vio absorbido por anteriores operaciones en el sistema de SIMIs no confirmadas ni despachadas", continuó.

"Por tanto, las empresas podrán tramitar reprocesos de cálculo (presentando documentación complementaria) y hubo compromiso de la AFIP para agilizar las gestiones y evitar que las empresas puedan enfrentar problemas productivos o de abastecimiento", finalizó la comunicación de la UIA a sus asociados.

En una cámara empresaria relataron que los problemas son generalizados y comenzaron el 1 de mes. Desde entonces, al presentar la SIMI, las compañías se encontraban con un rechazo por inconsistencias en la Capacidad Económica Financiera. "Nunca había sido un factor que incidiera", indicaron en una compañía.

Ante esa negativa, las compañías tenían dos alternativas. Pedir un reproceso en AFIP, una especie de actualización rápida, que se resuelve a partir de las 00.00 del día siguiente y podía liberar algo de cupo para importar. Y, ante la negativa, la "presentación en disconformidad" ante el fisco. AFIP, en una mesa técnica, les dijo a las cámaras que hicieran ese trámite.

En distintas entidades consultadas y en despachos oficiales coinciden en que el tema tendrá una solución rápida, para no detener el proceso productivo. Pero las empresas sospechan que el incidente está cruzado por la escasez de divisas. Febrero es un mes estacionalmente árido para el Banco Central. "Privilegiarán insumos sobre productos terminados al menos hasta abril", aventuraron en una de las cámaras en las que más alarmas sonaron en los últimos días. 

Tags relacionados

Noticias del día

Compartí tus comentarios

¿Querés dejar tu opinión? Registrate para comentar este artículo.