El Gobierno respondió un cuestionamiento de Estados Unidos por el "cepo" a las importaciones

Washington había manifestado "preocupación" por la demora en autorizar las Licencias No Automáticas para comerciantes. Pero la Casa Rosada negó que el régimen vigente pretenda limitar la cantidad o los valores de las importaciones.

La Argentina se vio en la obligación de responder por escrito una serie de cuestionamientos elevados por los Estados Unidos al régimen de otorgamiento de permisos de importación, tras una queja formal elevada por los representantes de la principal economía planetaria en el seno de la Organización Mundial del Comercio (OMC).

Tal como reveló El Cronista, el gobierno por entonces liderado por Donald Trump presentó un pedido de informes contra la Argentina en octubre pasado, tras tomar nota del bloqueo al ingreso de productos del exterior del que se venían quejando buena parte de las empresas extranjeras, en un intento por contener la salida de divisas del país en momentos críticos por la inestabilidad cambiaria que imperaba por esos días.

 Según supo este diario en base  a documentos oficiales a los que tuvo acceso, la delegación de los Estados Unidos en Ginebra -donde tiene su sede la OMC- expresó "preocupación" por el régimen de licencias de importación, tras un período de "repetidos informes" del sector privado norteamericano en los que se detallan "aumentos significativos de los obstáculos no arancelarios, con inclusión de demoras y nuevas formalidades para la concesión de licencias de importación"

La representación estadounidense también alertó que el Gobierno argentino "demanda información sumamente extensa, con poca anticipación, a los solicitantes de Licencias No Automáticas (LNA)", y por ello pidió conocer qué medidas se adoptan para que dichos pedidos de información "no provoquen una restricción del intercambio ni efectos perturbadores del comercio".

El embajador Federico Villegas presentó el descargo argentino en la OMC.

Negación de las acusaciones 

Meses más tarde, la delegación argentina a cargo del embajador Federico Villegas transmitió a todos los miembros de la OMC que el régimen de licencias "no está destinado a limitar ni la cantidad ni el valor de las importaciones", sino "obtener información estadística descriptiva y anticipada a los registros históricos", y negó que su vigencia busque aplicar "cupos o contingentes".

Del mismo modo, la Argentina respondió oficialmente que "no existen otras causas de rechazo más que las que devienen del incumplimiento por parte del peticionante de los requisitos dispuestos en la normativa, que además son debidamente informadas al peticionante". Todos los solicitantes tienen derecho a interponer justificación ante el órgano que emite la observación, replicó el Gobierno.

Finalmente, y al margen de las vicisitudes del mercado cambiario, el Gobierno negó que la demora en el otorgamiento de permisos de importación tuviera correlación con la escalada del dólar

"No hay ninguna relación entre el régimen de licencias de importación y el régimen de cambio de divisas", se respondió a Washington, sucintamente. 

El tenso intercambio entre la Argentina y Estados Unidos por la política comercial quedó en evidencia con el monitor semestral de trabas al comercio que elabora la OMC en base a información de las economías del G20. Allí se reportaóla "preocupación" estadounidense respecto del régimen de las LNA.

El mencionado documento también pone el ojo sobre la introducción de cuatro disposiciones nacionales tendientes a favorecer el comercio internacional (como la reducción temporaria de aranceles de importación para ciertos bienes, la rebaja del Arancel Externo Común -AEC- del Mercosur para algunas mercancías, y la rebaja de retenciones a unas pocas commodities), a la vez que subraya el inicio de seis investigaciones por presunto dumping entre octubre y mayo que permitieron frenar el ingreso de insumos industriales provenientes de China, Estados Unidos, la India y Turquía.

La OMC también tomó nota de siete decisiones tendientes a trabar el comercio, entre las que anota la extensión del cobro de la tasa estadística, la suba de retenciones para productos agropecuarios, el cepo a las exportaciones de maíz y el posterior cupo de venta diaria para garantizar el abastecimiento a precios competitivos en la plaza local, y la fijación de "valores criterio de carácter preventivo"  para la importación de ciertos electrodomésticos. 

Concluido a mediados de mayo, el reporte no da cuenta del cierre a las exportaciones de carne que se materializó semanas atrás, y que se flexibilizó parcialmente con el permiso de reanudación de ventas a mercados foráneos con un tope equivalente al 50% del volumen vendido en 2020.

Tags relacionados
Noticias del día

Comentarios

  • EB

    Emilio Baremboum

    28/06/21

    Nos aislan más que Corea del Norte,fallabella se fue de este país porque no.los dejaron importar,esto es chavismo puro

    1
    0
    Responder