Impacto tecnológicoExclusivo Members

El Gobierno presentó un "Manual de Buenas Prácticas de Inteligencia Artificial": ejes y alcances

La Secretaría de Innovación Pública bajo la órbita de la Jefatura de Gabinete propone prácticas de resguardo de los logaritmos. Apuntan a la seguridad informática y al uso ético. En paralelo, avanza el proyecto de ley para regular su campo de desarrollo

En esta noticia

El Gobierno está en alerta permanente ante el avance de la Inteligencia Artificial (IA) en la Argentina. En paralelo a la propuesta que elabora el Ministerio de Trabajo para regular las nuevas tecnologías en la Jefatura de Gabinete se elaboró un "Manual de buenas prácticas" para el "uso responsable" de la IA que apunta al manejo "humanizado y confiable" de esta herramienta disruptiva a nivel mundial.

Entre las directivas que se buscan impulsar en las provincias, municipios y luego en el sector privado que contempla el Manual de Buenas Prácticas de la IA que elaboró la Secretaría de Innovación a cargo de Micaela Sánchez Malcom, se plantea "no forzar el uso de inteligencia artificial". 

A la vez, se destaca que "la inteligencia artificial no siempre es la mejor herramienta para dar respuesta al problema que se busca responder". 

También el Gobierno brega, por medio de este manual por "una inteligencia artificial humanizada y confiable". En tanto, destaca que la IA debe contar con "datos de calidad, modelos transparentes y explicables" por lo que exige "conocer cómo se entrenó el modelo y qué datos se utilizaron" para la base de datos de la IA. ·

"La intención del Manual de Buenas Prácticas de Inteligencia Artificial es aplicarlo en toda la administración pública y ampliarlo a las provincias y municipios", explicó ante El Cronista Sánchez Malcom. La secretaria de Innovación confirmó también que se busca extender este esquema al sector privado de manera no vinculante.

La secretaria de Innovación del Gobierno, Micaela Sánchez Malcom impulsó el Manual para la IA

El Manual de Buenas Prácticas del Gobierno exige que "la responsabilidad y la supervisión de la IA deben recaer siempre sobre los humanos". Y pide expresamente que "es fundamental que los equipos humanos que escriben los algoritmos sean diversos y multidisciplinarios".

Según los datos que surgen del último informe que el jefe de Gabinete, Agustín Rossi, elevó al Congreso, la Secretaría de Innovación Pública de la Jefatura de Gabinete de ministros expresa que "el Gobierno argentino considera la temática de la Inteligencia Artificial como una tecnología de vanguardia con un enorme potencial para contribuir al desarrollo sostenible del país". 

El mensaje de la UE que emocionó a más de 500 empresarios argentinos

Massa define si viaja al FMI: quiere cerrar el acuerdo y mostrar cómo será la "economía post sequía"

También se reconoció allí "la gran aceleración que muestra la inteligencia artificial y las bondades de esta tecnología para promover la innovación, agregar valor, incrementar la productividad del trabajo, dar origen a nuevos bienes y servicios, potenciar las exportaciones, eficientizar la gestión del Estado y mejorar la prestación de servicios públicos, con impacto en todas las dimensiones económicas, sociales y medioambientales". 

Sin embargo, el Gobierno dispuso "instrumentos normativos" que al entender de Rossi, "contribuyen a garantizar el resguardo y la protección de los datos personales, la seguridad de la información, el acceso a la información pública, la identidad digital de los ciudadanos, entre otros".


Detalles del Manual sobre Inteligencia Artificial en Argentina

En este sentido, mediante la disposición 2/2023 de la Subsecretaría de Tecnologías de la Información de la Secretaría de Innovación Pública se aprobó un manual que ofrece una guía teórico-práctica para aquellas personas que estén liderando proyectos de I+D+i o adoptando soluciones basadas en inteligencia artificial desarrolladas por terceros, con el fin de "mejorar la prestación de los servicios públicos, eficientizar la gestión de la administración estatal, y mejorar la comunicación con la ciudadanía". 

Entre las prerrogativas que contempla este Manual de Buenas Prácticas de la IA se "propone un enfoque ético, centrado en el ciudadano y sus derechos, alineados con los valores, recomendaciones y principios internacionales". Y ofrece las siguientes "soluciones" y recomendaciones:

-"No forzar el uso de inteligencia artificial". Es decir, establece que la inteligencia artificial "no siempre es la mejor herramienta para dar respuesta al problema que se busca responder". ·Y brega por una "inteligencia artificial humanizada y confiable". 

-La dimensión ética es otro aspecto fundamental en el avance de la IA, dice el Manual por lo que exige "datos de calidad, modelos transparentes y explicables y asegurarse de conocer cómo se entrenó el modelo y qué datos se utilizaron". 

-El Manual del Gobierno sobre IA sostiene también que la responsabilidad y la supervisión "deben recaer siempre sobre los humanos". Por lo que exige que su programación, entrenamiento e implementación son decisiones humanas. 

-Equipos "Diversos y representativos".  También se plantea desde el Manual que "es fundamental que los equipos humanos que escriben los algoritmos sean diversos y multidisciplinarios". 

La ministra de Trabajo, Kelly Olmos y el presidente Alberto Fernández

Así, se señala que la promoción de una IA "responsable y humanista, requiere de enfoques holísticos y de equipos diversos, multidisciplinarios, multisectoriales abocados a las actividades de investigación, desarrollo, e innovación". Y menciona la necesidad de "concebir algoritmos más justos".

-En el último punto se insta a las empresas a "promover una inteligencia artificial que cuide el trabajo humano". Y asegura que el Gobierno reconoce "riesgos asociados al avance de la inteligencia artificial, como la discriminación algorítmica y el uso indebido de datos personales, lo que podría amenazar los derechos fundamentales de las personas y de la vida democrática". 


El proyecto de ley sobre inteligencia artificial en Argentina

En paralelo a este Manual de Buenas Prácticas el Gobierno avanza en la elaboración de una eventual regulación legal que va desde la capacitación hasta la prevención de cara al diseño de las nuevas tecnologías en el mercado del trabajo.

La ministra de Trabajo, Kelly Olmos confirmó ayer a El Cronista que "el Gobierno evalúa diferentes mecanismos de regulación no para frenar o congelar la inteligencia artificial, aunque sí para prever su impacto en el mundo laboral y analizar qué tipo de regulación se necesitará en el futuro inmediato".

Por el momento no hay una definición concreta de la Casa Rosada respecto del alcance que tendrá una eventual ley para regular la IA. Olmos detalló que "el debate recién empieza y hay que estar preparados para coordinar con los gremios y los empresarios mecanismos de control".

Las definiciones de la ministra de Trabajo se encuadran en el debate que ya empezó a darse en el Gobierno la semana pasada cuando la Secretaría de Asuntos Estratégicos que lidera Mercedes Marcó del Pont reunió a sindicatos y expertos para analizar los nuevos escenarios que plantea el desarrollo de la inteligencia artificial para el mundo del trabajo.

"Los desafíos que plantea la inteligencia artificial para el mundo del trabajo deben ser abordados en forma articulada con políticas públicas", sostuvo la secretaria de Asuntos Estratégicos.

Mercedes Marcó del Pont, a cargo de la Secretaría de Asuntos Estratégicos

Parte de esta legislación se sustentaría en la Carta de Derechos Digitales de la Unión Europea donde se señala que "lo que es delito en el mundo analógico debe ser también delito en el mundo digital, (y) este mismo razonamiento podría llevarse al campo de la inteligencia artificial". 

En cuanto al uso de inteligencia artificial, la Secretaría de Innovación Pública, a través de la Subsecretaría de Servicios y País Digital, desarrolló "Tina", la asistente virtual del Estado nacional mediante la cual se puede acceder a información oficial y a más de 250 trámites de distintos organismos.  Está disponible las 24 horas del día, los 365 días del año para responder las consultas a través de argentina.gob.ar, Mi Argentina y WhatsApp en el 1139101010. 

Temas relacionados
Más noticias de inteligencia artificial

Las más leídas de Economía y Política

Destacadas de hoy

Noticias de tu interés

Compartí tus comentarios

¿Querés dejar tu opinión? Registrate para comentar este artículo.