Agenda pospandemia

El FMI revisó al alza el crecimiento mundial y propuso medidas para la recuperación

Georgieva abogó por más producción y mejor distribución de vacunas, mantener estímulos pero vigilar riesgos financieros y un sistema multilateral para que las empresas más rentables paguen su "justa parte" de impuestos. Ayudas para hacer frente a la deuda.

El Fondo Monetario anticipó que revisó las perspectivas de crecimiento mundial al alza sobre el 5,5% pronosticado en enero por el paquete de estímulo que lanzó Estados Unidos. El dato se conocerá la semana próxima. Así lo detalló Kristalina Georgieva cuando subió el telón de lo que serán las reuniones de la primavera boreal que realiza con el Banco Mundial todos los años. 

  "Si bien las perspectivas han mejorado en general, divergen peligrosamente no solo dentro de las naciones, sino también entre países y regiones", planteó la titular del FMI que ve una recuperación de varias velocidades, cada vez más impulsada por dos motores: Estados Unidos y China, que estarán "muy por delante de sus niveles de PBI anteriores a la crisis para fines de 2021".   

Georgieva se enfocó en las políticas para asegurar la recuperación y advirtió que "las vacunas aún no están disponibles para todos y en todas partes. Demasiadas personas continúan enfrentando la pérdida de empleos y el aumento de la pobreza. Demasiados países se están quedando atrás".

Los gobiernos tomaron medidas excepcionales, que incluyen alrededor de $ 16 billones en acciones fiscales y una inyección masiva de liquidez por parte de los bancos centrales. "Sin estas medidas sincronizadas, la contracción global del año pasado habría sido al menos tres veces peor", planteó. Con foco en una "recuperación justa", el FMI marcó prioridades:

1. Aumentar la producción y distribución de vacunas. Georgieva abogó por la colaboración y aumento de producción para desplegar vacunas y planteó la idea de "subsidiar a los productores de vacunas, los proveedores de insumos y la distribución de "última milla". 

Propuso además un mecanismo justo de distribución de vacunas y aumentar financiamiento para el programa Covax que distribuye vacunas. "Si se acelera la vacunación puede volvar casi $ 9 trillones al PIB mundial para 2025", consignó.

2. Salvaguardar la recuperación. La economista búlgara planteó que hay que mantener los estímulos pero vigilar de cerca el riesgo financiero, incluidas las valoraciones de activos extendidas. "Los bancos centrales deben comunicar cuidadosamente sus planes de políticas para evitar una volatilidad financiera excesiva". Pero también consideró que a medida que la pandemia retrocede, los programas de apoyo y permisos gubernamentales deben reducirse y "manejarse con cuidado para amortiguar el impacto en los trabajadores".

Además, consideró que debería haber más apoyo a las pequeñas y medianas empresas viables mediante inyecciones de capital y procedimientos de quiebra más eficaces.

3. Invertir en el futuro. "La crisis ha defendido la preparación para una pandemia y la inversión ante las crisis climáticas", remarcó y abogó por economías más ecológicas, inteligentes e inclusivas.

"Un empuje coordinado infraestructura verde, combinado con el precio del carbono, podría impulsar el PIB mundial en los próximos 15 años por un 0,7 por ciento - y crear millones de puestos de trabajo", detalló Georgieva, que apoyó también los pagos electrónicos, mejorar el acceso a internet y la educación en tecnología y salud. .

En ese contexto, planteó la modernización de los impuestos corporativos internacionales a través de esfuerzos multilaterales, para asegurar que las empresas altamente rentables paguen su parte justa donde hacen negocios. "Esto también ayudará a fortalecer las finanzas públicas, especialmente en los países más pobres", indicó.

RECURSOS Y DEUDA

Los países de bajos ingresos tienen que destinar unos u$s 200.000 millones durante cinco años sólo para luchar contra la pandemia. Y luego otros u$s 250.000 millones para volver a la senda de ponerse al día con niveles de ingresos más altos.

Para eso consideró que se necesita "más movilización de ingresos internos, más financiamiento concesional externo y más ayuda para hacer frente a la deuda. La Iniciativa de suspensión del servicio de la deuda del G20 y el nuevo Marco Común son un buen comienzo".

Georgieva reiteró que se prevé una asignación de Derechos Especiales de Giro (DEG) por u$s 650.000 millones que podría aumentar las reservas sin aumentar la carga de la deuda en los países más vulnerables.

Tags relacionados

Compartí tus comentarios