El FMI y una cita en Los Ángeles: Cafiero tomó nota de los planes de Washington

De visita en los Estados Unidos, el canciller y hombre de confianza del Presidente mantuvo un encuentro con representantes de los principales think tanks norteamericanos. Biden convocó a una cumbre que dividirá aguas por la ausencia de gobiernos calificados como dictatoriales.

En su visita de dos días a la capital estadounidense, el canciller Santiago Cafiero terminó por darse una idea cabal de lo que el gobierno de los Estados Unidos pretende de la Argentina para la relación bilateral y el papel que espera que juegue en el concierto regional, signado por tensiones políticas, sociales y económicas en aumento, y líderes que se alejan de los valores democráticos y liberales de gobierno que pregona la principal potencia global.

Tras visitar al secretario de Estado, Anthony Blinken, y reunirse con la presidenta de la Cámara de Representantes, Nancy Pelosi, Cafiero mantuvo el miércoles una reunión de trabajo con representantes de los principales think tanks que habitan la capital norteamericana, a quienes reiteró los principales lineamientos de la políta exterior argentina, y de quien se llevó varias impresiones sobre el rol que Estados Unidos pretende del gobierno de Alberto Fernández.

Estados Unidos puso condiciones para dar apoyo a Argentina ante el FMI

Escoltado por el embajador en Washington y organizador del encuentro, Jorge Argüello, y su jefa de gabinete, Luciana Tito, Cafiero destacó la presidencia argentina del Consejo de Derechos Humanos (CDH) de la ONU en 2022, y el liderazgo que el Gobierno ejercerá a nivel regional a través de la Comunidad de Estados Latinoamericanos y Caribeños (Celac) que, a excepción de Brasil, nuclea al resto de los países de la región, incluyendo a Venezuela, Nicaragua y Cuba, que han sido marginadas de otras plataformas, como la Organización de Estados Americanos (OEA).

Fuerte jugada de Alberto Fernández: Argentina presidirá la CELAC, un organismo enfrentado a Estados Unidos

Los académicos e intelectuales que estudian la relación de Estados Unidos con la región pusieron el foco en la delicada situación que atraviesa la Argentina, hasta tanto logre poner un nuevo marco a la deuda contraída durante la anterior gestión frente al Fondo Monetario Internacional (FMI).

Según pudo reconstruir El Cronista, los convidados a la embajada argentina también se detuvieron en el rol que la Argentina debería jugar en la promoción y respecto de los derechos humanos a nivel regional, ya que la posición nacional encuentra cuestionamientos por la levedad con que se condena la conducta de los gobiernos de Daniel Ortega en Nicaragua, Nicolás Maduro en Venezuela, o Miguel Díaz-Canel en Cuba.

También, Cafiero recibió una apreciación sobre la importancia que la administración Biden dará en los primeros días de junio a la Cumbre de las Américas, que reunirá a jefes de Estado y de gobierno del hemisferio en la ciudad de Los Ángeles, según confió la Casa Blanca horas atrás.

La cita permitirá a muchos mandatarios latinoamericanos, entre ellos Fernández, estrechar lazos con Biden. Pero también dará que hablar por la lista de invitados y de excluidos. Se descuenta que Venezuela, Nicaragua o Cuba no serán de la partida, aunque la lista podría ampliarse. Semanas atrás, Biden organizó una "Cumbre por la Democracia" y marginó a Bolivia, Guatemala, El Salvador, Honduras y Haití, además de los ya mencionados.

Además, la Cumbre de las Américas recae sobre las competencias de la OEA, cuyo titular, Luis Almagro, ha sido señalado lisa y llanamente por Fernández como instigador del golpe de Estado que derivó en la caída de Evo Morales en Bolivia. De hecho, la revitalización de la Celac ha sido utilizada para opacar a la OEA, donde Cuba, la Venezuela de Maduro y Nicaragua no tienen lugar.

Sinsabores de la visita

El analista Benjamin Gedan, vicedirector del programa para América latina en el Centro Woodrow Wilson, y uno de los invitados a la cita con Cafiero, dijo a El Cronista que la visita "ha sido muy positiva", dado que los encuentros con Blinken y Pelosi "muestran la amistad entre Estados Unidos y Argentina" y "el compromiso del presidente Biden con la recuperación económica" del país.

Ahora bien, Gedan sopesó que "el canciller Cafiero no pudo resolver el estancamiento con el FMI", y opinó que "Estados Unidos coincide con el diagnóstico del Fondo, y es que el déficit fiscal es un peligro para la estabilidad macroeconómica de la Argentina, y el ritmo de los recortes propuestos es demasiado lento para poder evitar otra crisis y reducir el altísimo nivel de inflación".

Entre los aspectos positivos, el especialista en América latina ve qupe el liderazgo de la Argentina del Consejo de Derechos Humanos de la ONU ofrece "una oportunidad única" para colaborar estrechamente con la Casa Blanca en un tema central para Biden, al igual que para coordinar acciones en materia ambiental, otra prioridad del demócrata.

Tags relacionados

Noticias del día

Compartí tus comentarios

Formá parte de El Cronista Member y sumate al debate en nuestros comentarios