WASHINGTON

Estados Unidos puso condiciones para dar apoyo a Argentina ante el FMI: qué pasó en la reunión de Santiago Cafiero con el jefe diplomático de Biden

En Washington, el canciller Cafiero le solicitó al jefe de la diplomacia estadounidense que interceda para que el Tesoro brinde una señal clara al FMI. Pero Washington quiere antes "un programa económico sólido".

Con el objetivo de destrabar el impasse en el que parece encontrarse la negociación tendiente a reprogramar los vencimientos de deuda con el Fondo Monetario Internacional (FMI), el Gobierno esperaba este martes una señal clara de apoyo de los Estados Unidos para tercie entre la Argentina y el organismo multilateral de crédito, que exige condiciones a las que se niega la Casa Rosada.

El canciller Santiago Cafiero  llegó para eso a Washington, donde se entrevistó con el secretario de Estado norteamericano, Anthony Blinken. En una declaración conjunta y pública, antes del inicio de la discusión, Blinken aseguró que la Argentina "es una socia y amiga en el hemisferio y más allá". Pero más tarde, reclamó "un marco de política económica fuerte que devuelva el crecimiento al país". 

La reunión se dio en buenos términos. En una declaración conjunta y pública, antes del inicio de la reunión de trabajo, Blinken aseguró que la Argentina "es una socia y amiga en el hemisferio y más allá". El jefe diplomático del presidente Joe Biden, que lleva un año al frente de la Casa Blanca, destacó la presidencia del Consejo de Derechos Humanos (CDH) de las Naciones Unidas que la Argentina ostenta desde enero, y manifestó que su país apoya "muy firmemente una economía argentina vibrante". No hubo referencias públicas al FMI.

La delegación encabezada por Cafiero y secundada por el embajador argentino en Washington, Jorge Argüello, esperaba lograr que ambas partes suscribieran una declaración que explicitara la posición estadounidense respecto de la negociación con el FMI. 

Limón argentino: Estados Unidos otra vez pone la lupa, qué pasará con las exportaciones

Sin embargo, la gravitación en la discusión no pasa por el Departamento del Estado, sino por el Tesoro. Por ello, Cafiero solicitó "un mensaje de la autoridad política" -es decir, del mismísimo presidente Biden- al Tesoro para contar, de esa manera, "con el apoyo de Estados Unidos en el Fondo Monetario Internacional" y que de este modo "no se restrinja el crecimiento de la Argentina", comunicó formalmente la Cancillería, luego del encuentro.

En el mismo sentido, y apuntando los dardos hacia el Departamento del Tesoro, el ministro de Economía, Martín Guzmán, hizo declaraciones a la agencia de noticias AFP asegurando que espera "alguna señal" en pos de la eliminación de los sobrecargos de interés, que encarecen aún más el repago de las deudas. Todas las fichas apuntan hacia la secretaria del Tesoro y extitular de la Reserva Federal, Janet Yellen.

Sobre la cita en Washington, el Gobierno aseguró que la mano derecha de Biden en asuntos internacionales "apoya firmemente las negociaciones con el FMI y aspira a una pronta resolución positiva". También, se dijo que Blinken destacó los índices de crecimiento macroeconómicos que expuso Cafiero.  

El encuentro de los ministros de Exteriores sucede luego de que el Gobierno decidiera blanquear cuál es el punto de mayor divergencia con el Fondo: se trata de la velocidad del ajuste fiscal que permita poner en equilibrio las cuentas del Estado, y trazar un sendero de fortalecimiento de las reservas para repagar el préstamo de u$s 44.000 millones liberado durante la gestión de Mauricio Macri.

En la mencionada entrevista, Guzmán dijo que "hay prácticamente un acuerdo" sobre "el resultado fiscal primario hacia el cual debe converger la economía", aunque "la diferencia con el FMI está en las velocidades", ya que "se están mirando objetivos diferentes".

Asimismo, Cafiero y Blinken se vieron las caras cuando la Argentina acaba de asumir la presidencia de la Comunidad de Estados Latinoamericanos y Caribeños (Celac), el único organismo regional donde confluyen casi todos los países de la región, incluidos Cuba, Nicaragua y Venezuela, enemigos de Washington. También, cuando se avecina un viaje del presidente Alberto Fernández a Rusia y China, otras potencias con objetivos contrapuestos a los de la Casa Blanca.

Martín Guzmán reveló las diferencias entre el Gobierno y el FMI que hoy traban el acuerdo: ¿qué pide el organismo?

El juego del gato y el ratón: por qué Martín Guzmán responsabiliza al FMI por el acuerdo con Argentina

Tags relacionados

Noticias del día

Compartí tus comentarios

Formá parte de El Cronista Member y sumate al debate en nuestros comentarios