ReservasExclusivo Members

El equipo de Sergio Massa quiere cerrar dos negociaciones clave para el dólar

Apuran la ampliación del swap con China: cuándo se anuncia y cómo impacta en importaciones. Cara a cara con Brasil por el financiamiento para empresas

El equipo económico de Sergio Massa apura la negociación con China para la ampliación por más de u$s 3000 millones en el uso del swap de monedas, que ayude a reemplazar dólares en el pago de las importaciones, y también para que sirvan como respaldo en la intervención del Gobierno en el mercado cambiario ante futuras corridas cambiarias durante el proceso electoral.

Los yuanes equivalentes a u$s 5000 millones se utilizarán por completo en los próximos meses -durarían hasta agosto, a un ritmo de u$s 800 millones mensuales- y el máximo del swap firmado en 2014 es de hasta u$s 19.000 millones.

Desde Buenos Aires, los contactos con Beijing están en manos de Marco Lavagna. El 30 de mayo viajarán a China Massa y el presidente del Banco Central (BCRA), Miguel Pesce, y se estima que buscarán cerrar un acuerdo para financiar al menos todo el déficit comercial de 2023 en yuanes.

En 2022, el rojo en el intercambio de bienes y servicios con China fue deficitario en unos u$s 9500 millones, mientras que entre enero y abril de 2023 fue de u$s 2597 millones, producto de una caída de 5,5% interanual en las exportaciones, que llegaron hasta u$s 1533 millones, y una baja de 27% en las importaciones, que alcanzaron los u$s 4130 millones.

El Gobierno buscará ampliar el uso del swap en más de u$s 3000 millones

Con u$s 5000 millones asegurados de libre disponibilidad, la Argentina necesitaría entre 3000 y 4000 millones extra para cerrar este ejercicio y llegar a diciembre.

Financiación de importaciones de Brasil

En paralelo al menor comercio con China, este año el país tuvo mayor intercambio con Brasil, destino de ventas por un monto 7% interanual mayor durante el primer cuatrimestre (u$s 3831 millones) y origen de compras por u$s 5593 millones, 17,7% más que en el mismo período del año pasado, con un resultado comercial negativo por u$s 1762 millones.

Durante la reunión del grupo de los BRICS (Brasil, Rusia, India, China y Sudáfrica) a principios de junio, el Gobierno también intentará cerrar el acuerdo de financiación de importaciones de Brasil.

En paralelo, Argentina quiere financiar las importaciones de Brasil a 360 días

Mientras tanto, el presidente Lula da Silva dijo este fin de semana en la reunión del G7 en Hiroshima, Japón, que "el endeudamiento externo de muchos países, que victimizó a Brasil en el pasado y hoy destruye a la Argentina, es causa de una flagrante y creciente desigualdad y exige un tratamiento del Fondo Monetario Internacional (FMI) que considere las consecuencias sociales de las políticas de ajuste".

El Gobierno le había pedido previamente a Lula que intercediera para que el representante de su país ante el FMI sea más flexible con la Argentina y apruebe en el Directorio la próxima renegociación del programa, que Massa quiere tener cerrada en los próximos 20 días, con el adelanto de desembolsos y la aprobación para intervenir en el mercado cambiario.

Temas relacionados
Más noticias de Importaciones

Las más leídas de Economía y Política

Destacadas de hoy

Noticias de tu interés

Compartí tus comentarios

¿Querés dejar tu opinión? Registrate para comentar este artículo.