Precio de la soja

Dólares: el campo tiene para liquidar u$s 11.000 millones para lo que resta del año

En el primer semestre el sector agroindustriales ingresó al país u$s 16.600 millones. Se espera una desaceleración en los próximos meses. La evolución del clima en Estados Unidos es clave para los precios.

El campo liquidó u$s 16.600 millones en la primera mitad del año, nunca en la historia se había alcanzado ese ingreso de divisas en el primer semestre. En lo que resta del año se espera una baja de estas cifras dado que en total quedan por liquidar aproximadamente 11.000 millones de dólares.

 Este récord implicó un crecimiento de las reservas acumuladas del Banco Central de u$s 6.457 entre enero y junio. Por eso, pese a las bajas que experimentó el precio de la commoditie en los últimos quince días, por la continuidad de la alta demanda asiática  se espera que el precio se mantenga por encima de los u$s 500 y, es una buena noticia para el Gobierno y la estabilidad cambiaria en los meses previos a las elecciones de medio término.

"Desde julio las liquidaciones del campo van a empezar a bajar a niveles cercanos a los 2.500 millones de dólares y se mantendrán hasta diciembre entre los 2000 y los 1500 millones mensuales. Recién volverán a aumentar a los valores actuales en enero con las exportaciones de trigo", especificó David Miazzo, economista jefe de la Fundación Agropecuaria para el Desarrollo (FADA).

Más allá del contexto de precios altos que acompañó el primer semestre, hubo un brusco descenso hace quince días por dos factores. Uno, fue la recuperación climática de las condiciones de producción en Estados Unidos para la próxima cosecha y, el otro, una protesta de los sindicatos petroleros al gobierno que lidera Joe Biden con el objetivo de disminuir el uso de los biocombustibles. Ambas razones generaron bajas casi de 100 dólares en el precio de la soja y de más de 150 dólares en el caso de los aceites.

"Este contexto lleva a que Argentina tenga mejores precios de exportación, un flujo positivo de embarques desde comienzos de año que permitió, más allá de la bajante del Paraná, poder trabajar todos los días de manera muy fluida", explicó a El Cronista Gustavo Idígoras, presidente de la Cámara Argentina de la Industria Aceitera y Centro de Exportadores de Cereales, y agregó: "Históricamente el flujo de divisas vinculado a los embarques agroindustriales está muy focalizado en la primera parte del año y la segunda parte solo queda la comercialización de los saldos que quedan en el mercado, por eso hay valores inferiores a los del primer semestre".

De acuerdo a las cifras de FADA en la primera parte del año la cadena de agroalimentos generó el 93% de las divisas netas que ingresaron al país y fue uno de los tres sectores con balance positivo junto a minería e informática.

Emilce Terré, jefa de estudios económicos de la BCR, coincidió en que el segundo trimestre del año es el de mayor entrada de divisas, y señaló: "ahora en Argentina y Brasil va a empezar a cosecharse el maíz de segunda y vamos a mirarlo con atención porque es un volumen muy alto y Brasil viene perjudicado por factor climáticos. Además, julio es el momento crítico para el clima de Estados Unidos, lo que pase va a ser fundamental para los precios"

Esta semana hubo una leve recuperación del precio de la soja porque el Departamento de Agricultura de Estados Unidos (USDA) planteó dudas sobre las condiciones climáticas para las próximas semanas. 

Las fluctuaciones desde ahora al resto del año dependerán, en primer lugar, de las condiciones climáticas en Estados Unidos. Y, en segundo lugar, de los rebotes de la pandemia en distintos mercados compradores.

Tags relacionados
Noticias del día

Compartí tus comentarios