ENTREVISTA

El dólar, Macri y sus ambiciones presidenciales: cómo piensa Patricia Bullrich

La presidenta del PRO está convencida de que habrá acuerdo con Horacio Rodríguez Larreta en la interna. Cómo construir una candidatura y quién tuvo la idea de que encabece el PRO

El día que se hizo esta entrevista, Patricia Bullrich arrancaba su agenda en Tigre. Recorrió una fábrica, caminó por algunos barrios, abrazó a personas necesitadas de que la escuchen. Llegó a su oficina y atendió dirigentes de Santa Cruz con los que habló de la dura política territorial. Cuando terminó, su fotógrafo de hace 20 años estaba listo para tomar las imágenes del encuentro, que él mismo después se encarga de enviar, para que usen en sus propias campañas. 

Mientras estuvo El Cronista, había mucha gente que iba y venía, apurada, algunos participaban de reuniones en varios despachos. Durante la entrevista, la presidenta del PRO se maquillaba, preparándose para reuniones que tendría posteriormente -una con el presidente de la UCR, Gerardo Morales- y la televisión. Nunca perdió la concentración ni pareció desinformada. 


Bullrich apuesta a una campaña "a lo Menem" para ganarle la interna a Larreta

Teléfono para Patricia Bullrich: Rodríguez Larreta reunió a los candidatos provinciales del PRO

Mantiene la conversación incluso cuando está con sus nietos controlando si comen o no y sin dejar de mirar el celular. Sencilla, hasta se da el lujo de ir al supermercado en bicicleta. ¿Lo hace por la campaña? "Es curiosa y multitasking desde siempre", aseguran a su lado.  

- ¿Desde chica quiso llegar a la Presidencia, como le pasó a Horacio Rodríguez Larreta?

- Siempre pensé que lo mejor para una persona es concentrarse en lo que está haciendo. Que soñar con algo es distraerte de tu objetivo. Si vos sos ministro de Trabajo y pensás que querés ser jefe de Gabinete, hacés mal tu trabajo. Si sos diputado y querés ser senador, no sos un buen diputado. Si sos ministro de Seguridad y pensás en llegar a la Presidencia, no ejercés tu responsabilidad. Yo creo que si te concentrás bien en lo que hacés, generás una acumulación política. Ese modelo de acumulación es lo que te va dando una diferenciación. Eso quiere decir que en cada cosa que te dedicaste estuviste al servicio de lo que tenías que hacer.

- ¿Por qué tiene tan claro que su manera de hacer campaña es recorrer el país y estar en contacto permanente con la gente, hacer lo que en la Argentina se conoce como "la gran Menem"?

- Tengo grabada una imagen de cuando entró el menemóvil a la Capital Federal, lo esperábamos en Liniers y una señora que estaba lejos agarra su bebé y lo pasa para adelante para que Menem lo agarre. Yo veía al bebito que pasaba de mano en mano, era increíble, y a esa mujer lo único que le interesaba es que Menem le de un beso a su hijo, porque sentía que algo podía cambiar si lo hacía. Menem les daba la confianza de que los iba a cuidar, de que las cosas iban a cambiar si lo votaban. Era impresionante lo que generaba en ese momento, no por lo que decía, sino que entraba por el corazón. Era lo que se necesitaba en ese momento. 

- ¿Hoy es igual?

- Hoy hay una mezcla. Hay corazón, pero también hay razón, porque la Argentina viene de fracaso en fracaso. Menem entraba por el carisma. En mi caso, entro por mi carácter, mi coraje. La gente pide a quien se anime a enfrentar los problemas y que no tenga miedo ni interés cruzado que se lo impida. Me piden que tenga coraje. El carácter es la condición de este momento, es lo que se pide en la calle. Nadie cree que la Argentina salga con alguien tibio que no se anime a enfrentar los problemas.  

- Si tu campaña podría asemejarse a la que hizo Menem, ¿Rodríguez Larreta sería entonces Antonio Cafiero, que perdió la interna a pesar de que todo el aparato del PJ lo respaldaba?

Yo creo que si te concentrás bien en lo que hacés, generás una acumulación política. Ese modelo de acumulación es lo que te va dando una diferenciación. Eso quiere decir que en cada cosa que te dedicaste estuviste al servicio de lo que tenías que hacer.

- En primer lugar, la noción de aparato que había en los 80 era muy distinta, solo pesa en provincias muy estado dependientes. Yo me río con eso de que Horacio tiene los fierros, tiene el aparato. Cafiero tenía 20 gobernadores, 120 diputados. No es el caso hoy, todo es distinto, cada vez pesa menos además. 


LA RELACION CON RODRIGUEZ LARRETA

- ¿Cómo está tu relación personal con el Jefe de Gobierno?

- A mí me pasó una cosa. Lo ví en la pandemia, cuando ya se podía salir. Nos sentamos y me preguntó qué quería ser, si candidata a diputada, si candidata a jefa de Gobierno de la Ciudad. "Ahí vas a tener unas PASO", me dijo. Yo le contesté que quería ser candidata a Presidente, y casi se cae de c... Fue muy fuerte su reacción. "No, no puede ser, el candidato soy yo", me dijo. Si, sí, insistí. "No puede ser Patricia, el candidato soy yo, yo vengo con esto, soy el Jefe de Gobierno, ¿cómo vas a enfrentarme?". Yo le expliqué que no era un enfrentamiento con él, sino que era una decisión de la gente en internas. "Pero te voy a matar en las internas, tengo la Ciudad, tengo prestigio". Bueno, veremos, le contesté yo. 

- No lo esperaba para nada...

- Para nada. Y a partir de ahí su relación conmigo fue más especulativa, digamos, menos natural. En cambio yo lo cargo. La otra vez, cuando volvió de Israel y almorzó la mesa chica del PRO en Happening le pregunté cómo le había ido. Le pregunté si había puesto el papelito pidiendo ser Presidente en el Muro de los Lamentos, no le causó ninguna gracias. No diría que esto es un juego, pero me parece que no hay que llevarse mal porque estemos compitiendo.

- ¿Y con Mauricio Macri?

'No puede ser Patricia, el candidato soy yo, yo vengo con esto, soy el Jefe de Gobierno, ¿cómo vas a enfrentarme?'. Yo le expliqué que no era un enfrentamiento con él, sino que era una decisión de la gente en internas. 

- Fue de menor a mayor. Siempre me respaldó en el Gabinete, pero  lo mío fue disruptivo de la historia de Cambiemos. Para hacer lo que creía que era necesario le iba por las laterales. Cuando luego se dio cuenta que lo que yo hice fue un activo para el Gobierno, Marcos Peña tuvo que aceptarme como era. Ahí mejoró todo, y cuando él me propuso como presidenta del PRO no dudé. Creo que fue Humberto Schiavoni el que tuvo la idea. Ya en la pandemia nos fuimos conociendo más, porque yo nunca había participado de la discusión política en el PRO.

 - ¿Le sorprendió lo que dijo Facundo Manes? ¿Tuvo esa información que él asegura que le llegó?

- Espiar a Larreta y a (Diego) Santilli, que son personas públicas, o sacarle fotos cuando salen de la calle, la verdad que no entiendo qué valor tiene. Imaginate que me saquen a mí una foto saliendo de mi casa, no tiene ningún sentido, muy extraño. Me parece que son cosas que se dicen sin ningún fundamento.

Crédito: Sergio Koltan


LOS PLANES DE GOBIERNO

-  Le voy a hacer algunas preguntas sobre qué tiene pensado hacer en su gestión. Por ejemplo sobre este tema que debate fuerte estos días la clase política, la inteligencia, ¿qué haría?

- Yo creo que hay que barajar y dar de nuevo. Hay que armar una agencia de inteligencia donde algunos quedarán, analistas de nivel que nadie conoce, pero a los demás hay que sacarlos a todos, hay que dar una señal muy fuerte de transparencia y profesionalismo. Por supuesto, tiene que dedicarse a hacer inteligencia en el exterior y nada hacia el interior. Los que cambiaron mal la ley fueron los kirchneristas en 2014. Nosotros votamos en contra. Y cuando fuimos Gobierno yo quise modificar eso, porque no es contundente al respecto. Hay que poner claro el objeto, y hacerla totalmente nueva. El titular tiene que tener acuerdo del Senado, la comisión parlamentaria tiene que trabajar adentro de la agencia, hay que modernizarla, mejorar su presupuesto y tener los recursos tecnológicos que se necesitan en materia de comunicaciones para seguir a las bandas internacionales de narcotráfico, todo bajo la investigación judicial, como dice la ley.

- ¿Qué  hacer con la Patagonia, otro asunto que interpela a la clase política, y que no parece encontrar soluciones de fondo?

La relación con Macri fue de menor a mayor. Siempre me respaldó en el Gabinete, pero lo mío fue disruptivo de la historia de Cambiemos. Para hacer lo que creía que era necesario le iba por las laterales. Cuando luego se dio cuenta que lo que yo hice fue un activo para el Gobierno, Marcos Peña tuvo que aceptarme como era.

- Me pregunto si no hubo una negociación para que se vayan los líderes de la toma y que dejaran las mujeres y niños. Si no los encontrás en la montaña te tenés que quedar a esperarlo. Cuando nosotros los desalojamos, esperamos y después volvieron y hubo un enfrentamiento de la Prefectura. Fuera de la coyuntura, nuestra política será entrar desde el primer día en las zonas de la Patagonia y Rosario que estén tomadas y fuera de la ley. En el caso de la Patagonia hay que hacer cambios en la ley 26.160 que deja abierto el reclamo sobre tierras con solo decir que sos originario, genera una especie de derecho eterno.

- ¿Dolarizar? ¿Devaluar? ¿Cómo se hace para frenar la inflación?

- La idea nuestra es ir a un régimen bimonetario, que pueda haber una circulación libre del dólar para todo tipo de transacción y que conviva con el piso, como sucede en Uruguay y en Perú. Eso te permite utilizar un capital en Argentina que hoy está fuera de circulación. Por supuesto que tenés que ganar confianza. Las primeras señales que tenés que dar es la prohibición de la emisión, que va a impactar en forma directa en la inflación, el cambio de la carta orgánica del Banco Central, mientras el bimonetarismo se va a acomodar solo y veremos cuánto mueve las tarifas (Sergio) Massa. Así estaremos a punto de exportar energía a largo plazo. El objetivo de lograr el bimonetarismo, el equilibrio fiscal rápido, el acuerdo con las provincias para bajar 150 impuestos que no impactan en la recaudación. Es posible que tengas que generar aumentos a quienes están por debajo de la línea de la pobreza. Es un camino heterodoxo.

¿HABRá ACUERDO EN EL PRO?

- Si no se ponen de acuerdo en el PRO, ¿usted que va a hacer?

- Yo voy a ir a las PASO o a una interna abierta. Yo voy a la elección porque estoy convencida de que la representación del cambio la está depositando en mí y en mi equipo.

- ¿Se van a poner de acuerdo?

- En el método, sí. 

Tags relacionados

Noticias del día

Compartí tus comentarios

¿Querés dejar tu opinión? Registrate para comentar este artículo.