Cumbre de emergencia: Alberto reúne en Casa Rosada al gabinete que se mantiene leal

El presidente convocó de urgencia a la mesa chica y discute cómo salir adelante del cimbronazo institucional que provó la renuncia de los funcionarios que responden a la vice, Cristina Kirchner.

Pasada las 16, el presidente Alberto Fernández convocó de urgencia a sus colaboradores más fieles para hacer frente a la crisis institucional que se desató pasado el mediodía con la renuncia del ministro del Interior, Eduardo "Wado" De Pedro, y la catarata de resignaciones de funcionarios que responden a la vicepresidenta, Cristina Kirchner.

Tras abandonar la Casa Rosada minutos después de anunciar junto con el ministro de Economía, Martín Guzmán, el envío de un proyecto de ley para promover la producción hidrocarburífera, que sirvió para revalidar al titular del Palacio de Hacienda cuando más duramente era atacado desde el Instituto Patria, Fernández regresó a Balcarce 50 pasadas las 16 en compañía de su vocero, Juan Pablo Biondi, y el secretario general de la Presidencia, Julio Vitobello.

No son pocos los que interpretan que el discurso de Guzmán, y su elevación en momentos en que el kirchnerismo pedía su cabeza aceleró el desenlace de esta crisis institucional, que supone el potencial apartamiento de diez funcionarios de primera línea.

En horas aciagas, rodeado del mismo círculo íntimo con el que abandonó el domingo el búnker para digerir la derrota a solas -con pizzas de por medio- Fernández entró raudamente y se dirigió a la oficina del jefe de gabinete, Santiago Cafiero, otro funcionario de su extrema confianza sobre el que se incrementa la presión por su salida.

Minutos después de la llegada del Presidente, sorprendió la reaparición en la Casa Rosada del interventor de Yacimientos Carboníferos Río Turbio, Aníbal Fernández, quien ha sido consejero del presidente en otros momentos tumultuosos, y a quien buena parte del kirchnerismo quiere ver (de nuevo) en el rol de ministro coordinador.

Crisis del Gabinete: Aníbal Fernández está en la Casa Rosada

Poco a poco, los ministros de Economía, Martín Guzmán; Desarrollo Productivo, Matías Kulfas; la vicejefa de gabinete, Cecilia Todesca; el ministro de Trabajo, Claudio Moroni; la titular de la cartera de Salud, Carla Vizzoti, y la secretaria de Legal y Técnica, Vilma Ibarra, fueron nutriendo la mesa armada para elaborar una estrategia de salida de la crisis.

También fueron de la partida el titular de Turismo y Deportes, Matías Lammens; y a último momento llegó la jefa de Seguridad, Sabina Frederic. El canciller Felipe Solá, en tanto, estaba recibiendo a esa hora al flamante embajador de la Unión Europea (UE) en Buenos Aires, y se sumó al cónclave más tarde. 

Tags relacionados
Noticias del día

Compartí tus comentarios