PROTECCION Y FALTA DE INSUMOS

Chispazos internos en la UIA por las restricciones a las importaciones

Fate y Aluar, de Madanes Quintanilla, junto con la Cámara de Aluminio y Metales, cuestionaron el comunicado de la Junta directiva donde la entidad que preside Miguel Acevedo manifestó su preocupación por las demoras en las SIMI.

En la última reunión de comisión directiva, la Unión Industrial Argentina advirtió que las trabas a las importaciones generaban faltantes de insumos para la producción. Sin embargo, la declaración recibió cuestionamientos desde algunos de sus miembros, que señalaron que "no fueron consultados" sobre el impacto de las restricciones.

En medio de denuncias sobre la falta de neumáticos que podrían afectar a la cosecha, una de las empresas productoras, Fate, emitió un comunicado donde consideran que no representan la realidad del mercado. "Más allá de casos puntuales que se intentan atender con premura, no convalidamos el supuesto escenario generalizado de faltante de neumáticos", indicó la firma de Javier Madanes Quintanilla, uno de los empresarios que participa de las mesas de negociación del Gobierno por precios y salarios.

"No coincidimos con la posición difundida por la UIA en relación con el uso de herramientas de defensa comercial y sus efectos", detallaron desde la empresa que apoyó el uso de licencias no automáticas para gestionar la entrada de importados.

Los importadores, en tanto, advierten por las mayores demoras para la aprobación de licencias y falta de respuesta de la secretaría de Comercio Exterior. Más de 380 firmas ya recurrieron a la Justicia para pedir la liberación de sus compras al exterior, a través del foro Contencioso Administrativo Federal, pedidos que se aceleraron desde el fin de la feria judicial. En medio de una falta de dólares, el Gobierno reconoce que tiene que recurrir a la administración comercial y asegura que privilegia a los insumos industriales para evitar que se perjudique a la producción.

El comunicado de reunión directiva de la UIA señaló su "preocupación" por las demoras en el SIMI -el Sistema integral de monitoreo de importaciones- para el acceso a insumos importados. El actual esquema no permite que se garantice la producción de bienes en un contexto de recuperación de la actividad", cuestionó la entidad que preside Miguel Acevedo.

Además del apoyo de Fate, una de las empresas que los importadores marcan como beneficiaria de los controles comerciales, también en Aluar, del mismo grupo industrial, remarcaron que la Cámara del sector Caiama, "no fue consultada por la UIA al momento de expresar su opinión sobre el tema de las licencias no automáticas y las supuestas restricciones que éstas generan".

"Todos los eventuales inconvenientes que pueden tener que ver con el sector están siendo conversados y resueltos, motivo por el cual nos parece que ha habido al menos una precipitación inconsulta en generalizar este tipo de observaciones por parte de la Unión Industrial Argentina", destacó la otra firma de Madanes Quintanilla.

El grupo empresario consideró que "muchos países administran instrumentos que resguardan a su industria local de importaciones" y agregó que las medidas de administración comercial son "una condición necesaria para el crecimiento de la industria y la tecnología en la Argentina, pilar del desarrollo económico y social".


Tags relacionados

Compartí tus comentarios