Dólares y precios

Cepo: flexibilizan acceso a dólares para las petroleras que aumenten la producción

Terminar de darle forma a un decreto que les abre el cepo a las empresas, clave para que inviertan y exporten, fue el eje de la reunión que tuvieron autoridades con directivos del sector privado y actores de la industria.

Después de tomar control de la Secretaría de Comercio Interior para relanzar la pelea contra la inflación, el ministro de Economía Martín Guzmán prepara el decreto que flexibilizará el acceso a los dólares a las empresas que produzcan más petróleo y gas, para poder explotar todo el potencial de la formación Vaca Muerta y concretar la transformación de la Argentina de importadora a exportadora neta de energía.

Así se lo prometieron este fin de semana funcionarios del Ministerio de Economía y la Secretaría de Energía a directivos del sector privado, gobernadores y sindicalistas, contó el portal EconoJournal.

La reglamentación podría terminar de tomar forma este martes a la mañana, en una nueva reunión con los actores de la industria.

El contexto opera de acelerador: la invasión de Rusia a Ucrania y una guerra extendida en Europa lleva al mundo a buscar otros proveedores confiables de energía, al tiempo que la Argentina, teniendo esa posibilidad, debe importar gas a precios elevados en invierno.

El nuevo régimen cambiario especial se propone multiplicar las inversiones en el sector, principalmente en Vaca Muerta, donde hoy se invierten unos u$s 7000 millones al año, aún insuficientes para suplir la alta tasa de declinación productiva de los yacimientos y aumentar la producción significativamente. Para eso se necesitan unos u$s 15.000 millones anuales.

Ante un mercado interno relativamente pequeño (de unos 500.000 barriles por día), la apuesta es que la Argentina retorne pronto a su récord histórico de producción de 800.000 barriles diarios, que sucedió en 1998. El excedente será para exportar al resto del mundo.

Idas y vueltas

El decreto fue varias veces anticipado por el presidente Alberto Fernández y su ministro de Economía, Martín Guzmán.

La norma premiará a las petroleras que incrementen su producción en los próximos 20 a 25 años con el acceso al Mercado Único y Libre de Cambios (MULC) por el equivalente a entre 30 y 40% de las exportaciones.

Además, contempla algunos incentivos para producir en lugares no tan rentables, con el fin de sustituir importaciones, generar un ahorro de dólares y revertir en el mediano plazo la balanza comercial energética, deficitaria desde 2011.

Después de tres años de idas y vueltas, que empezaron con el proyecto del economista Guillermo Nielsen (ex titular de YPF durante 2020) y siguieron con un proyecto de ley presentado en septiembre de 2021 que naufragó entre las internas del Frente de Todos, el Gobierno podrá mostrar un texto para intentar salir de la restricción externa -faltante crónico de dólares en la historia económica argentina- aliado al sector petrolero, que concentra a algunos de los principales empresarios más ricos del país, como Paolo Rocca (Tecpetrol), Alejandro Bulgheroni (PAE), Eduardo Eurnekian (CGC), Marcelo Mindlin (Pampa Energía) y las familias Poli y Rey (Pluspetrol), aparte de multinacionales como Exxon, Shell, Total, Chevron y Wintershall Dea.

Nuevos escenarios

Se trata también de un nuevo paso de Guzmán para el sector. Luego de dos años abocado a cerrar el capítulo de la deuda externa, el ministro se concentró en instrumentar un nuevo marco normativo para la energía, de manera de resolver en el largo plazo uno de los principales obstáculos estructurales de la economía.

Guzmán ahora también absorbe los precios internos, en tándem con Roberto Feletti, de la mano de nuevas negociaciones por Precios Cuidados y la búsqueda de alinear expectativas de inflación, en medio de proyecciones que ya llegan al 70%.

El Gobierno prepara el nuevo Presupuesto 2022 donde deberá oficializar la nueva estimación de inflación y Guzmán busca asegurar que las expectativas no sobrepasen el 60%.

En relación a la norma petrolera, fuentes del sector privado aseguran que necesitan acceder a dólares para importar insumos, conseguir financiamiento, pagar deuda y girar las ganancias a la casa matriz.

El decreto recoge algunos de los principales puntos de la ley que prepararon durante el año pasado colaboradores de Guzmán y el secretario de Energía, Darío Martínez, y también del proyecto que presentaron diputados patagónicos hace 10 días en el Congreso.

En las empresas también recuerdan el DNU 929/2013 de la entonces presidenta Cristina Kirchner, que habilitó una mega inversión de u$s 15.000 millones entre YPF y Chevron para desarrollar Loma Campana. El piso de entrada de inversiones estaría en los u$s 50 millones.

Y pese a que la nueva operatoria sería mejor que la actual, algunos privados dejan trascender que de todas maneras "tiene gusto a poco".

Tags relacionados
Noticias del día

Compartí tus comentarios

Formá parte de El Cronista Member y sumate al debate en nuestros comentarios