Zoom político

Detrás del duelo entre gremios y Gobierno: mensajes cruzados y una cadena de paros en la mira

En medio de la huelga de ferroviarios, la tensión sindical no cede. Tampoco el Ejecutivo frente a las acciones de estatales, docentes y el sector de la Sanidad que ya puso fecha. Crece la presión para que la CGT avance en otra medida nacional

En esta noticia

El Gobierno y los gremios siguen su pulseada, cada vez más caliente, en medio de una puja de mensajes cruzados y amenazas de paro de varios sectores, desde el transporte y los docentes a las y los trabajadores de la Sanidad y estatales que ya pusieron fecha a huelgas nacionales. Con el grueso de los ferrocarriles sin moverse del andén, crece también la presión para que la CGT avance en otra medida nacional.

Desde las cero horas de hoy el sindicato de La Fraternidad inició un paro de 24 horas mientras que desde la secretaría de Trabajo aguardaban hasta ayer, a última hora, una movida de sus pares de Transporte para frenarlo con una conciliación obligatoria que nunca llegó.

"Si lo piden desde Transporte, tienen todas las chances", habían afirmado ayer desde la Casa Rosada ante una consulta de El Cronista sobre la posibilidad que el Ejecutivo interponga el pedido a la Secretaría de Trabajo para que ordene una pausa en el conflicto. 

En cambio, el área de Transporte optó por emitir un comunicado por la noche responsabilizado a La Fraternidad por la medida de fuerza y recordando que las paritarias seguían su curso con el resto de los gremios. Hay quienes leen que la ausencia de acciones es una decisión en sí misma en la estrategia que se planteó el Gobierno de "exponer a sus enemigos". Y al entender de Milei, hay gremios casta también y gremios que no.

Desde el sindicato que conduce Omar Maturano sí acusaron recibo de una convocatoria para presentarse hoy a las 10 en las oficinas de Trabajo en el marco de la tensa pelea salarial que mantienen por sus paritarias.  El líder de La Fraternidad confirmó a este medio que concurrirían con la intención de alcanzar un acuerdo que permita levantar el paro

De igual modo, si el Gobierno decretara una conciliación obligatoria para que el paro no prosiga, también la acatarían. Hasta entonces, estaban dispuestos a seguir con sus acciones.

"Ratificamos nuestras medidas, tras una reunión en la que no recibimos ofertas, ni fueron recibidos nuestros reclamos. No reclamamos ningún aumento salarial, solo una recomposición de lo que pedimos por el aumento inflacionario, se trata de una actualización", aseguró el dirigente ferroviario.

Y anticipó ayer que se paralizarían "todos los servicios a excepción de algunos de larga distancia a Rosario, Mar del Plata, Tucumán y Córdoba para no perjudicar a la gente que ya sacó los boletos y aunque le reembolsen después no van a poder comprar el boleto por los aumentos". Unión Ferroviaria, el otro gremio del sector, no se plegaba a la huelga.


Qué otros sectores llamaron al paro

Con todo, no es el único conflicto gremial que enfrenta el Gobierno esta semana. Ayer por la mañana, poco después de las 7, el cosecretario general de la CGT, Héctor Daer, referente de la Federación de Trabajadores de la Sanidad Argentina anunció una huelga de 24 horas para mañana.

"Frente a la intransigencia de las Cámaras empresariales, el Consejo Directivo de @SanidadArg en su conjunto resuelve: Paro Nacional de 24 hs. a partir del jueves 22/02. Llevaremos adelante todas las acciones gremiales necesarias para la recomposición salarial de nuestros compañeros de Sanidad. #sinsalarionohaysalud", posteó en su cuenta de X el líder sindical.

Y las y los estatales nacionales nucleados en ATE convocaron a parar el lunes 26 luego de rechazar el 12% que el Gobierno puso sobre la mesa en la paritaria de esta semana que UPCN sí selló. No están solos: la impulsan junto a más de 20 organizaciones que conforman el Frente de Sindicatos Estatales y de Gremios de Empresas del Estado de la Argentina.

"Le ponen techo a las paritarias y las quieren hacer desaparecer. El ajuste es intencional y deliberado. Además, continúan con las amenazas de despidos y los intentos de privatizar empresas públicas", sostuvo el secretario general de ATE, Rodolfo Aguiar

Y acusó: "Cuando el Presidente Milei hace alusión a que en marzo o abril vamos a tocar fondo, se refiere a un concepto económico, que supone que luego existirá un rebote. Es bueno que sepan que cada vez que los trabajadores y los jubilados tocaron fondo, no rebotaron, siempre se quedaron ahí, en el fondo".

Además de un pedido de actualización salarial del 20% que fue descartado, los estatales reclaman por la reincorporación de los contratos cesanteados -cerca de un millar, de 2023-, la continuidad de los 70 mil puestos que se renovaron hasta marzo, en la planta transitoria, y la concreción del pase a planta comprometido por la anterior gestión y que falta completar en un 65%.

En paralelo, también el Sindicato Único de Trabajadores del Neumático Argentino (SUTNA) confirmó el arranque de su paritaria el 27 de febrero, la próxima semana. Se trata de uno de los gremios más combativos que puso en jaque a la industria automotriz el año pasado hasta alcanzar un acuerdo de diez puntos por arriba de la inflación para sus representados.

A punto de volver a la mesa de negociación y con un panorama completo en cuanto al aumento del costo de vida, ya se siente la tensión en algunas de las plantas del sector.

En este contexto, ayer hubo una reunión a puertas cerradas en las oficina de Sergio Palazzo, líder de los bancarios, con el triunvirato cegetista -Daer, Carlos Acuña y Pablo Moyano- al que se sumó Hugo Yaski, referente de la CTA de los Argentinos. Son varios los que presionan ya por una nueva medida de fuerza nacional: algunos miran otra vez a marzo y el impacto que tendrá el fin de las vacaciones y el aumento del costo de vida en el humor social.


¿Arrancan las clases el lunes 26?

Frente a las idas y vueltas en torno a la posibilidad de concretar las paritarias docentes y los rumores de un paro de 24 horas el lunes 26, el portavoz Manuel Adorni lanzó kerosene en su conferencia matutina al anunciar, sin que medie pregunta alguna, que el Gobierno evalúa declarar la educación como "un servicio esencial".

Los gremios docentes consultados por El Cronista afirmaron no tener noticias más allá del sorpresivo anuncio del funcionario pero se apuraron a salir al cruce y ratificar su intención de demorar el arranque del ciclo lectivo si el Ejecutivo no repone los recursos destinados a la educación.

En rigor, no es la primera vez que un gobierno nacional busca avanzar en esa dirección. Durante la gestión de Patricia Bullrich en Trabajo, en el gobierno de la Alianza, ya se había intentado avanzar sin éxito en este sentido. La Justicia lo frenó

El gobierno de Javier Milei también incluyó la declaración de la educación como servicio esencial en su DNU 70/2023 pero CTERA logró una cautelar, el pasado 9 de febrero, que suspendió los artículos 86, 87, 88 y 89 que prohibían "en la práctica el derecho a huelga".

Según explicaron a este medio, lo que está en juego no es solo el Fondo Nacional de Incentivo Docente con el que la Nación mejora los salarios de las y los docentes de educación primaria y secundaria de todo el país sino también otros recursos que tampoco se giraron a las provincias y que buscan corregir desfasajes salariales por regiones, como el Fondo Compensador, para llegar a un piso mínimo que fija las paritarias nacionales.

Por eso insisten también con el reclamo a la secretaria de Educación, dentro del Ministerio de Capital Humano, para que llame a una negociación en torno a una paritaria nacional. Y remarcan el término "negociación".

"No queremos que nos llamen para la foto y nos digan lo que se resolvió sino que se abran a un debate porque no es cierto que Nación no tiene docentes a cargo por no tener escuelas cuando hasta un tercio de nuestros salarios dependen de esos recursos", comentó una fuente de Suteba a El Cronista.

De no haber novedades, el jueves en el Congreso Nacional de CTERA, los congresales de todo el país ya están mandatados para avanzar con una medida de fuerza el lunes 26. Incluso buscarían sumar a los otros gremios privados y técnicos. 

El reclamo incluirá además que Nación se comprometa a abonar la quinta hora en las escuelas de media jornada -una política sellada, con recursos, por el gobierno de Alberto Fernández- y que se reactiven las obras de infraestructura edilicia que se suspendieron luego del 10 de diciembre en las escuelas.

Si bien algunas provincias como Buenos Aires, Chubut y Misiones ya anunciaron que compensarán con fondos propios la poda de fondos nacionales destinados a los salarios docentes, para los gremios se trata de una bandera irrenunciable. 

Recuerdan se trata de una política que se conquistó con la Carpa Blanca en los '90s y que sirvió no solo para nivelar las remuneraciones de las y los trabajadores pero para garantizar también el acceso a la educación en todo el país. "El lugar de nacimiento no puede ser un condicionante para educarse", remarcan. 

Mientras tanto aguardan por una reunión con Carlos Torrendell, el secretario de Educación que solo los recibió luego de su asunción en una serie de citas formales de presentación. Pero al que también el Presidente contradijo luego que desde el Ministerio de Capital Humano se hablara de una paritaria nacional docente inminente. No es el primer interlocutor al que desde la misma Casa Rosada dejan en off side frente a los interlocutores con los que deben lidiar.

Hoy los gremios alegan que todos los canales de comunicación se cortaron con la Secretaría de Educación aunque desde CTERA enviaron cartas documento para que los reciban.

Temas relacionados
Más noticias de Paro nacional

Las más leídas de Economía y Política

Destacadas de hoy

Noticias de tu interés

Compartí tus comentarios

¿Querés dejar tu opinión? Registrate para comentar este artículo.