El Cronista en el G7

Alberto Fernández en el G7 cuestionó la especulación con alimentos y la concentración de corporaciones

Alberto Fernández participó del segundo plenario con un discurso donde aprovechó para reclamar por las barreras arancelarias. Cuestionó a quienes se enriquecen con la suba de precios internacionales de alimentos.

En la segunda reunión plenaria del G7 con los países invitados, Alberto Fernández centró su discurso en el acceso a alimentos, la restricción de oferta por la guerra y la especulación financiera.  

"El mundo enfrenta un tiempo muy difícil signado por el fin de la pandemia y una guerra en marcha. La restricción de la oferta de granos y cereales que se observa, ha determinado una escalada de los precios que pone en riesgo la seguridad alimentaria de la humanidad", advirtió el mandatario pese a que la Argentina encontró cierto viento de cola en la suba de los precios internacionales de los alimentos.

Ante el G7, Alberto Fernández pidió mejores condiciones financieras: "No soñamos con un Plan Marshall"

Alberto Fernández, al teatro con Kristalina Georgieva y bilateral con Boris Johnson en el G7

El mandatario aseguró que los especuladores financieros "contaminan el comercio de materias primas. Fomentan un juego peligroso en los mercados a futuro y acaban determinando altas y bajas de precios que aumentan la volatilidad". 

Argentina prometió abastecer alimentos mientras la suba de precios internacionales mejoró los ingresos

El costo de la importación de alimentos aumentó debido al incremento de los precios sumado a una disparada en los costos del transporte y de los fertilizantes, de acuerdo con datos de la FAO. 

reclamo por barreras comerciales

"Es necesario evitar las barreras proteccionistas y para-arancelarias para la comercialización de alimentos", consideró el mandatario en un claro mensaje a Europa y Estados Unidos, aunque la OMC cuestiona las retenciones que aplica Argentina.

"Si la crisis actual se prolonga, desataremos una catástrofe humanitaria. Más de 300 millones de personas en el mundo van camino hacia una hambruna", remarcó en línea con los informes internacionales.

Una vez más aludió a la diferencia entre los países desarrollados y los emergentes por la capacidad de financiamiento ante la crisis y aseguró que en el sur económico se importan menos alimentos "porque se redujo la capacidad de pago" y consideró que la alimentación es un derecho humano. Allí volvió a insistir sobre el eje de la mañana: corregir el sistema económico con una "nueva arquitectura financiera". 

impuesto a la renta inesperada

Por otra parte, Fernández se sumó a la celebración de más países que aplican un impuesto a la riqueza o a la renta extraordinaria, como lo hizo el día anterior por twitter el ministro de Economía, Martín Guzmán

"Celebro el debate actual sobre impuestos que corrijan la concentración del ingreso. Como siempre digo, no podemos ver impávidos como la riqueza se concentra en pocas corporaciones mientras la pobreza se distribuye entre millones de personas", enfatizó. También aseguró que la Argentina "seguirá siendo un proveedor seguro y continuará brindando asistencia tecnológica y servicios para que otros países mejoren su productividad agrícola".

En un sentido más amplio, dijo que el "mundo debe cambiar" y mencionó los avances en políticas de género de la Argentina, en un contexto donde hubo menciones de otros mandatarios al retroceso en Estados Unidos por el fallo de la Corte Suprema que revirtió el aborto.

Tags relacionados

Noticias del día

Compartí tus comentarios

Formá parte de El Cronista Member y sumate al debate en nuestros comentarios