Financiamiento

Alberto pidió en la ONU tener en cuenta las necesidades de los países frente a los pagos de deuda

El presidente pidió incluir a los países de ingresos medios en la discusión en una reunión de Alto Nivel con el G-20, FMI, Banco Mundial y otros organismos. Georgieva aseguró que buscan ayudar a los miembros del Fondo. Draghi propuso repartir los DEG con los países que más los necesitan.

"La deuda soberana se tiene que repensar de forma global", planteó el presidente Alberto Fernández en un foro organizado por Naciones Unidas, donde hizo foco en tener en cuenta las necesidades de los países y medidas para garantizar los pagos de deuda. 

  "Es esencial explorar un acuerdo multilateral para el alivio de deuda pública con equilibrio entre acreedores y deudores. Recrear las condiciones para el crecimiento debe ser la clave para el repago de deudas", planteó Fernández en línea con los discursos del ministro de Economía, Martín Guzmán, ante los organismos internacionales.

"Los tiempos extraordinarios necesitan medidas extraordinarias. Se necesita un nuevo marco para las reestructuraciones de deuda con un principio de equidad", agregó y planteó que el alivio en los intereses se extienda a los países de ingresos medios

"Pedimos medidas para garantizar los servicios de deuda. Se necesita tener en cuenta las metas de desarrollo de cada región", remarcó en línea con las conversaciones que el Gobierno mantiene con el Fondo Monetario Internacional. "El liderazgo se debe enfocar en las necesidades de cada región y el G-20 entendió esto. Pero eso no alcanza. Se necesita más participación de los países de medianos ingresos y acreedores" en esas negociaciones.

  El presidente apoyó la ampliación de reservas del FMI que implicará la llegada de u$s 4.354 millones a la Argentina en Derechos Especiales de Giro para reforzar las reservas. Y abogó por mayor heterodoxia de los organismos multilaterales: "El FMI dio espacio para un mayor margen de políticas fiscales de estímulo y políticas monetarias no convencionales que son eficaces contra la caída de la actividad", consignó el mandatario. "Hay propuestas para escalar estos nuevos acercamientos en los programas de recuperación", recordó.  

Por otra parte, Fernández, en un mensaje grabado de tres minutos, remarcó que "no podrá haber recuperación si no se incluye a todos". "Una acción coordinada puede generar el alivio que estamos esperando. La magnitud de la crisis puede generar un renacimiento de medidas más transparentes y accesibles", remarcó el presidente.  

El video de Fernández se transmitió durante el panel de Alto Nivel de la reunión de Jefes de Estado y Gobierno sobre "Arquitectura de Deuda Internacional y Financiamiento para el Desarrollo en la Era del Covid-19 y adelante" organizado por la Organización de las Naciones Unidas con Canadá y Jamaica. 

  Sobre el impacto en  la región, el Presidente planteó que "la pandemia de desempleo, inequidad, pobreza y hambre alcanza a 85 millones de personas en América latina", remarcó. Y citó al Papa Francisco: "Deberíamos ser sacudidos por esta cifra".     

Allí también expuso, con los tres minutos otorgados a cada participante, la directora gerente del FMI, Kristalina Georgieva, que marcó el problema de deuda que está generando el Covid-19 y recordó que se pondrá en marcha la ampliación de Derechos Especiales de Giro por u$s 650 mil millones a partir de junio. "Vamos a hacer lo posible por ayudar a los países miembros", indicó.

El primer ministro italiano, Mario Draghi, que tiene la presidencia del G-20, anticipó que trabaja en una iniciativa para que los países que no necesiten usar sus DEG, los reasignen a países con mayores necesidades. "Tenemos que promover la transparencia en los países deudos y acreedores", agregó.

Intereses de deuda

En línea con Angel Gurría, de la Organización para la Cooperación y el Desarrollo Económico (OCDE), Georgieva recordó que se puso en marcha la implementación de la Iniciativa de Suspensión de Servicios de Deuda (DSSI) en el marco del Club de París, que garantizó alivio por más de u$s 5.000 millones para los países de menores ingresos. "Apoyamos con énfasis una extensión en 2021 y espero que los países del G-20 también lo hagan", agregó la titular del FMI. Los planteos recibieron el visto bueno de la Comisión Europea en ese mismo evento.

"La DSSI no es la solución a la deuda insostenible, por eso seguimos apoyando un acuerdo para la resolución de deudas y la implementación del marco común", remarcó Georgieva. Para Gurría, persisten las vulnerabilidades y se necesita transparencia. "Es la oportunidad de generar un nuevo acuerdo para el desarrollo basado en la corresponsabilidad", planteó el titular de OCDE.

La flamante directora general de la Organización Mundial de Comercio (OMC), Ngozi Okonjo-Iweala, remarcó que en el último año se restringió el financiamiento para los países de menores ingresos y que se necesita ampliar el fondeo comercial para mejorar la participación en los mercados.

"Se necesita que el stand-still para los pagos con los organismos multilaterales se extienda hasta 2022 e incluso hasta 2023", agregó Okonjo-Iweala, "para que el espacio fiscal que se genera se use para salir mejor parados de la crisis. Las décadas perdidas son una elección de políticas". 

Akinwumi Adesina, presidente del Banco Africano de Desarrollo (AfDB), agregó que la suspensión de deuda "se debería extender también a los países de ingresos medios".

FINANCIAMIENTO

"Para los países con deudas insustentables buscamos soluciones de liquidez para el corto plazo y de sustentabilidad para el largo plazo", planteó el presidente del Banco Mundial, David Malpass. "Estamos trabajando con el FMI para que se implemente el marco regulatorio del G-20 para reestructurar y reperfilar deuda cuando se necesite", agregó Malpass y precisó que hoy trabajan con Chad, Zambia y Etiopía. "El marco plantea compartir la carga entre todos los acreedores, incluidos los privados pero el DSSI mostró que la participación voluntaria no funciona con el sector privado", remarcó.

Por su parte, el titular del Banco Interamericano de Desarrollo, BID, Mauricio Claver-Carone, recordó que el paquete promedio de medidas contra el Covid-19 fue del 8% del PBI a nivel global, pero en algunos países de la región sólo llegó al 3%. El organismo aspira a "ampliar sus recursos de capital para asistir a América latina".

Munir Akram, presidente del Consejo Económico y Social del G20, también abogó por medidas que limiten la salida de recursos de los países en desarrollo hacia los países desarrollados.

RECLAMO POR VACUNAS

El primer ministro de Turquía Recep Tayyip Erdoan planteó que los países no deberían stockear vacunas mientras haya naciones que no recibieron dosis todavía. "Deberían distribuirlas entre los países que no tuvieron acceso", planteó. Lo hizo ante Justin Trudeau, el premier canadiense y organizador del evento. Canadá es uno de los países que cuadruplicó las compras de vacunas en relación con su población. 

Tags relacionados

Compartí tus comentarios