¿Más subas de naftas en enero?: el ajuste de un impuesto puede provocar alzas de hasta 3,4%

Subirán los impuestos $ 1,24 para este combustible y $ 2,18 para el gasoil, lo que puede ocasionar un nuevo retoque de los valores. También las petroleras podrían recomponer sus márgenes.

El primer aumento de los precios de los combustibles, de un 2,9% promedio en el país originado por una actualización en los biocombustibles, puede no ser el único de enero.

Dentro de 10 días, un ajuste en los impuestos puede conllevar un alza de hasta 1,8% en la nafta y de 3,4% en el gasoil (en ambos casos, la referencia es las variedades más baratas en la Ciudad de Buenos Aires).

Este viernes 15 de enero subirán los impuestos internos (sobre los Combustibles Líquidos y al Dióxido de Carbono) un 7,6%, por el traslado de la inflación minorista que se acumuló en el tercer trimestre de 2020 (julio-septiembre).

Según lo publicado en la web de la Administración Federal de Ingresos Públicos (AFIP) en base al Decreto 965/2020 y la reciente baja al 5% del corte de biodiesel en el gasoil (por Resolución 1/2021 de la Secretaría de Energía), el incremento sería de $ 1,24 por litro en las naftas -con un 12% desgravado por el uso de bioetanol- y de $ 2,18 en el gasoil.

 

Los impuestos a los combustibles suben el 15 de enero

Esos serían los montos nominales que pondrán presión en los surtidores por los impuestos, que en marzo volverán a aumentar, en esa ocasión para trasladar la inflación del cuarto trimestre, la más alta del año anterior.

Por encima de eso y si el Gobierno autoriza a YPF a dar el primer movimiento, las refinadoras buscarán recuperar márgenes de ganancia, ya que existe un atraso de entre 5% y 10% por las variaciones del dólar y del petróleo crudo.

Desde agosto, la estrategia comercial de la petrolera estatal fue aplicar subas de entre 2,5% y 4,5% mensuales a mitad de cada mes para mitigar el efecto de la inflación y el deslizamiento del dólar oficial. En casi cinco meses, el acumulado llegó a 30% en Buenos Aires.

La política del CEO, Sergio Affronti, apunta a mantener constante e ir incrementando progresivamente el valor en dólares de los combustibles, que representa el 80% de los ingresos de YPF.

La nafta súper en la Capital quedó ayer en u$s 0,81 por litro y un valor algo más alto en el Interior del país.

Tras YPF, sus competidoras privadas como Raízen (que opera Shell), Axion, Puma Energy, Gulf y Dapsa imitaron el movimiento.

Biocombustibles

Las petroleras señalaron que el incremento de este martes se debió a una suba de 33% en el bioetanol y de 59% para el biodiesel, solo en el primer mes de 2021, con un sendero ascendente hasta mayo.

Claudio Molina, director Ejecutivo de la Asociación Argentina de Biocombustibles e Hidrógeno (AABH), planteó que las refinadoras trasladaron ese aumento pero también ajustaron sus propios márgenes de ganancia.

Según su cálculo, hubiera correspondido un aumento de apenas el 1,77% en gasoil y de 2,21% en la nafta.

Y dentro de 10 días, por los impuestos, deberían volver a actualizarse un 2,45% el diesel y un 2,26% las naftas.

La consultora Energy Consilium, que dirige el ex ministro de Energía, Juan José Aranguren, estimó que correspondía que la nafta súper de YPF se ajuste en un 1,4%, la nafta premium 1,2% e incluso que el gasoil retroceda entre 0,7% y 0,9%.

En el combo de ventas, si YPF no hubiera aumentado los precios en la magnitud que proyectaban, podría haber perdido unos $ 29 millones durante enero.

Por otro lado, los transformadores de aceite de soja y de caña de azúcar celebraron en conjunto la decisión del secretario de Energía, Darío Martínez, de otorgar un salvataje al sector con la recomposición de precios, y agradecieron también a la subsecretaria de Hidrocarburos, Maggie Luz Videla Oporto.

El Centro Azucarero Argentino (CAA), conducido por Jorge Feijoó, habló de "alivio" y sostuvo que "con este nuevo escenario, la industria sucroalcoholera dispone de un mejor panorama para llevar adelante las inversiones en el aprestamiento de las fábricas a la que está abocada para la zafra 2021, que comenzará en mayo próximo y en la que espera aprovechar toda su capacidad instalada para la producción de bioetanol".

Desde Seabord Energías Renovables y Alimentos marcaron que "no debe atribuirse a este aumento, un encarecimiento del precio final de la nafta".

"Desde octubre de 2017, cuando se comenzaron a cambiar las reglas de juego en el cálculo de precios, el etanol de caña de azúcar aumentó un 163% (incluyendo la resolución de este lunes) mientras que la nafta (incluyendo el último incremento que tuvo en diciembre) acumuló una suba promedio de 224% (CABA).  Y el etanol de maíz, sector que judicializó el tema, ha aumentado un 243%. Según cifras oficiales del Indec, el IPC minorista durante el mismo período creció un 273% y el mayorista un 403%. Los números cantan", afirmaron.

Tags relacionados
Noticias del día

Compartí tus comentarios